Trastornos menstruales

Datos verificados

Por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 30 julio, 2020

Las mujeres comúnmente sienten aprensión ante la idea de su próximo período, más aún cuando luchan con un trastorno menstrual.

De hecho, se sabe que los problemas menstruales causan malestar significativo y angustia emocional, los cuales a menudo afectan negativamente la vida cotidiana de las mujeres, sus relaciones sociales e incluso sus posibilidades de embarazo. A fin de dar los pasos adecuados hacia una mejora integral de la salud reproductiva, es crucial obtener información completa sobre estos desequilibrios hormonales.

Sigue leyendo para aprender más sobre los trastornos menstruales; en qué consisten, cuáles son sus causas y tipos, así como las alternativas de diagnóstico y tratamiento que te ayudarán a restablecer el equilibrio menstrual.

Trastornos menstruales

¿Qué son los trastornos menstruales?

Un trastorno menstrual es cualquier irregularidad en el ciclo menstrual capaz de afectar su longitud, flujo o síntomas.

Un ciclo menstrual saludable tiene las siguientes características: 1,2

  • El ciclo dura de 21 a 35 días.
  • El sangrado dura de 3 a 7 días.
  • La pérdida total de sangre por período es de aproximadamente 2.7 oz. (60 ml).
  • Puede causar síntomas normales de la menstruación un día o dos antes y después de que la aparición del sangrado.

Trastornos menstruales comunes

Trastornos menstruales comunes

Las alteraciones menstruales más comunes que las mujeres pueden experimentar durante sus años reproductivos son dos: síndrome premenstrual (PMS) o períodos irregulares.

Síndrome premenstrual (SPM)

El síndrome premenstrual (SPM) es un trastorno menstrual común que afecta a tres de cada cuatro mujeres hasta dos semanas antes de un período y causa una variedad de síntomas físicos y emocionales, como cambios de humor, calambres, irritabilidad o problemas para dormir.3

Alrededor de 3-8% de mujeres sufre de una forma severa de SPM que se conoce médicamente como trastorno disfórico premenstrual (TDPM),la cual puede causar síntomas emocionales extremos, como depresión, intensos episodios de ira o cambios en el apetito.4

Menstruación irregular

En la menstruación irregular los ciclos difieren de los típicos períodos saludables, tanto en relación con su longitud y flujo, como en el volumen de pérdida de sangre y los síntomas asociados. Los tipos de alteraciones menstruales más comunes incluyen:

  • Amenorrea: ausencia de menstruación
  • Oligomenorrea: períodos poco frecuentes (ciclos largos)
  • Polimenorrea: períodos frecuentes (ciclos cortos)
  • Menorragia: períodos abundantes
  • Hipomenorrea: períodos de luz
  • Metrorragia: manchado entre períodos
  • Dismenorrea: períodos dolorosos
  • Anovulación: ausencia de ovulación
  • Oligoovulación: ovulación irregular o poco frecuente

Causas de los trastornos menstruales

Causas de los trastornos menstruales

Las causas de los trastornos menstruales son muchas y generalmente se pueden clasificar en dos grupos: hormonales y no hormonales. Son los siguientes:

Causas hormonales

El desequilibrio hormonal es, con mucho, la causa más frecuente de los trastornos menstruales. Una amplia variedad de condiciones de salud o prácticas de estilo de vida  pueden provocar alteraciones hormonales:

  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP)
  • Endometriosis
  • Enfermedad de tiroides
  • Niveles bajos o altos de grasa corporal
  • Perimenopausia
  • Insuficiencia ovárica primaria (IOP)
  • Diabetes
  • Síndrome de Cushing
  • Control de la natalidad
  • Fibromas o pólipos uterinos
  • Estrés
  • Ejercicio excesivo

Otras causas

Las causas de los trastornos menstruales también pueden encontrarse fuera de la esfera hormonal, incluyendo aquellas condiciones de salud que no pueden ser identificadas.

  • Genética
  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS)
  • Trastornos de la alimentación
  • Cáncer uterino o cervical
  • Deficiencias nutricionales
  • Efectos secundarios de medicamentos
  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP)

Diagnóstico de los trastornos menstruales

Diagnóstico de los trastornos menstruales

Los esfuerzos por diagnosticar problemas menstruales generalmente se inician al identificar los síntomas arriba mencionados. Por lo general, un médico comenzará con las pruebas más simples y menos invasivas para luego pasar a las más complejas, según sea necesario.

Dependiendo de las presuntas causas de los trastornos menstruales, las pruebas pueden incluir lo siguiente:

  • Análisis de sangre: para identificar alteraciones hormonales, deficiencias nutricionales, signos de infección, etc.

  • Papanicolaou: para descartar cáncer cervical, inflamación o ETS.

  • Ecografía o resonancia magnética: para visualizar los órganos reproductivos y verificar si hay endometriosis, SOP, etc.

  • Histeroscopía: para examinar el cuello uterino y el útero en busca de pólipos, fibromas y otras anomalías.

  • Biopsia endometrial: para tomar una muestra del revestimiento uterino, a fin de detectar cambios anormales.

Tratamiento de los trastornos menstruales

Tratamiento de los trastornos menstruales

El tratamiento para los trastornos menstruales dependerá en gran medida de la causa subyacente y los planes reproductivos de una mujer.

Dado que la causa más común de los problemas menstruales es el desequilibrio hormonal, la gran mayoría de tratamientos se centrará en lograr niveles hormonales saludables, junto con enfoques de tratamiento de causas específicas.

Cambios en el estilo de vida

Alcanzar el equilibrio hormonal comienza con elecciones diarias conscientes y prácticas saludables que una mujer puede implementar para su bienestar físico y emocional, lo que se traduce en una menstruación saludable y regular.

  • Una dieta saludable es clave para la nutrición del sistema reproductivo femenino, la prevención de carencias nutricionales y el mantenimiento adecuado del peso, especialmente cuando se mejora con alimentos fitoestrogénicos, como linaza, manzanas, avena o soya.

  • El ejercicio consistente, mediante entrenamientos de intensidad moderada durante 150 minutos por semana, no solo puede ayudar a las mujeres a alcanzar y mantener un peso adecuado para su salud menstrual, sino que también alivia el estrés y mejora el estado de ánimo.

  • Las técnicas para aliviar el estrés pueden practicarse en diversas formas, tales como meditación, ejercicios de respiración profunda o yoga.

Medicina alternativa

Además de las prácticas saludables de estilo de vida, el uso de medicina alternativa puede resultar eficaz para restablecer el equilibrio hormonal y aliviar los síntomas de los problemas menstruales; existen tres tipos de suplementos naturales para mejorar la salud reproductiva de las mujeres:

  • Suplementos nutricionales, tales como los que contienen hierro o vitamina D, los cuales pueden ser adecuados cuando el trastorno menstrual es causado por deficiencias de determinados nutrientes esenciales.5

  • Suplementos fitoestrogénicos, entre los que se cuentan el trébol rojo o el sauzgatillo, proporcionan compuestos vegetales que imitan la acción del estrógeno en el cuerpo y ayudan a equilibrar los niveles hormonales.

  • Suplementos reguladores de hormonas, como Macafem Salud Menstrual, estimulan de manera segura y efectiva las glándulas endocrinas para estabilizar su producción de hormonas, aliviando a largo plazo los síntomas de los trastornos menstruales.

Medicina convencional

La medicina convencional ofrece dos enfoques para tratar los problemas del ciclo menstrual: medicamentos o cirugía.

  • Los medicamentos pueden incluir tratamiento hormonal para problemas menstruales debido a trastornos de la tiroides, antibióticos o medicamentos antiparasitarios para las ETS, anticonceptivos orales para sangrado excesivo y analgésicos para períodos dolorosos.

  • Opciones quirúrgicas, tales como la ablación endometrial, la dilatación y legrado, o la histerectomía, puede ser el tratamiento de elección para períodos pesados, fibromas uterinos o endometriosis.

Claves para entender los trastornos menstruales

Es comprensible que las mujeres afectadas por problemas menstruales, tales como períodos pesados, largos o dolorosos, esperen con aprensión esa época del mes. Es importante recordar que la menstruación es un reflejo de la salud femenina, tanto física como emocional, por lo que cualquier trastorno menstrual es una señal importante de que algo en el cuerpo está desequilibrado y necesita atención.

Si bien existen diversas causas posibles, la mayoría de los trastornos menstruales se originan en un desequilibrio hormonal, que puede ser provocado por el síndrome de ovario poliquístico, la endometriosis, un peso poco saludable y otros factores. El tratamiento más común gira en torno a la restauración del equilibrio hormonal y el alivio de los síntomas a través de dieta, ejercicio y técnicas de reducción del estrés, además de suplementos de hierbas u otros enfoques. Lo importante es que, con una buena actitud y determinación, el equilibrio hormonal y la salud menstrual están al alcance de todas las mujeres.

Fuentes