Endometriosis

La endometriosis es una afección crónica que causa a las mujeres una gran variedad de problemas a lo largo de su vida reproductiva, como dolor pélvico recurrente, sangrado menstrual abundante o problemas de fertilidad.

Si bien las causas exactas de esta afección aún están en debate, los síntomas y su gravedad están fuertemente vinculados a las etapas de transición de la vida reproductiva de una mujer, como la pubertad, el período premenstrual, el embarazo o la menopausia que es cuando hay un cambio significativo. Afortunadamente, hay formas de controlar el malestar provocado por la endometriosis durante estos tiempos de transición.

Continúe leyendo para conocer las causas, los factores de riesgo, los síntomas y signos, la prevención y las opciones de tratamiento.

Endometriosis

¿Qué es la endometriosis?

Datos interesantes

  • Se estima que en algún lugar entre 7 y 8,5 millones de mujeres en América del Norte sufren de endometriosis, con diversos grados de intensidad.
  • Muchas mujeres toman erróneamente el dolor premenstrual severo típico de la endometriosis como normal, y demoran la búsqueda de atención médica durante años.
  • Si bien muchas mujeres comienzan a experimentar síntomas tan pronto como la pubertad (justo después de la menarquia o el primer período), la edad promedio de diagnóstico es de 27 años.
  • El dolor y el sangrado abundante que causa a veces se diagnostica erróneamente como síndrome del intestino irritable (SII), congestión pélvica o enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).

La endometriosis es una afección comúnmente dolorosa caracterizada por el crecimiento excesivo de tejido endometrial, que se supone que crece en el interior del útero, pero comienza a crecer en el exterior. En algunos casos raros y extremos, este tejido se extenderá fuera de la región pélvica.

Sin embargo, el tejido mal colocado seguirá actuando como un tejido endometrial "normal", por lo que se espesará, se romperá y sangrará en los momentos apropiados de cada ciclo menstrual. Dependiendo de dónde se encuentre, esto puede causar un sangrado particularmente intenso o un dolor agudo, ya que es posible que no pueda salir del cuerpo y quede atrapado, causando coágulos o puntos sensibles alrededor del área pélvica.

El crecimiento excesivo del tejido típico de la endometriosis puede interferir con la capacidad de la mujer para concebir y quedar embarazada. En los EE. UU, es una de las tres causas principales de problemas de fertilidad, pero también es una de las tres más fáciles de tratar. Otras complicaciones que pueden surgir son la anemia, el sangrado abundante crónico y, más raramente, la depresión entre las mujeres que enfrentan versiones extremas del dolor que causa. También se relaciona con el aumento de probabilidad de parto prematuro. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la mayoría de las mujeres que intentan quedar embarazadas con endometriosis lo logran sin complicaciones mayores ni consecuencias a largo plazo para el niño.

Identificando la endometriosis

La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva ha clasificado la endometriosis en 4 etapas, según su grado de gravedad, siendo la etapa I la menos grave y la IV la más.

Continúa leyendo para conocer las causas y mecanismos de la endometriosis.

¿Qué es la endometriosis?

Causas

Aprender sobre las causas de la endometriosis es la clave para entender cómo prevenir y tratar esta condición problemática. Si bien la causa exacta que desencadena la endometriosis aún no se conoce por completo, la mayoría de los médicos e investigadores creen que los cambios hormonales, además de la genética, son la causa principal de la endometriosis. Además de estas causas, otros factores y condiciones parecen estar relacionados con su apariencia.

Causas hormonales de la endometriosis

Las hormonas son mensajeros químicos que controlan todos los órganos del cuerpo. Cuando ocurren fluctuaciones, los órganos no reciben las señales correctas para funcionar adecuadamente, por lo que se producen trastornos hormonales. En particular, las hormonas estrógeno y progesterona se encargan de regular las funciones reproductivas de la mujer, como su ciclo menstrual y la fertilidad.

Cuando las hormonas de una mujer se desequilibran, sus ciclos menstruales pueden desestimarse y puede experimentar varios síntomas diferentes. Algunas mujeres con una predisposición genética previa parecen desarrollar una menstruación retrógrada, lo que hace que la sangre menstrual (que contiene células endometriales) fluya de regreso a través de las trompas de Falopio y permanezca dentro del cuerpo. Estas células terminan "perdidas" alrededor de las paredes pélvicas o cerca de otros órganos pélvicos, donde comienzan a crecer.

En este sentido, se puede decir que la endometriosis es causada en gran medida por un desequilibrio hormonal entre las mujeres que están genéticamente predispuestas, especialmente durante los períodos de transición que las mujeres pasan por su vida reproductiva. De ahí la razón por la que muchas mujeres experimentan un dolor más agudo o leve en ciertos períodos delicados de su vida, como la pubertad, el embarazo o la menopausia. Las fluctuaciones de estrógeno y progesterona durante estos períodos hacen que el tejido endometrial crezca más rápido o más lento.

Causas hormonales durante diferentes fases en la vida de una mujer

El síndrome premenstrual es una consecuencia de las fluctuaciones hormonales relacionadas con el ciclo menstrual. Estas fluctuaciones pueden exacerbar en gran medida los síntomas de la endometriosis.

Además de los síntomas cíclicos experimentados durante el síndrome premenstrual, las mujeres experimentan períodos de transición específicos que están fuertemente vinculados a una exacerbación o recurrencia del dolor que se siente por la endometriosis.

La pubertad es la etapa en la que el cuerpo de una niña comienza a producir hormonas reproductivas; estos y otros factores, como las presiones escolares y familiares, contribuyen al dolor pélvico durante la pubertad.

El embarazo conduce a cambios extremos en la producción de hormonas reproductivas, que junto con otros factores, como el crecimiento del útero, pueden afectar la experiencia de la endometriosis.

El posparto y la lactancia materna es otra etapa en la que las hormonas reproductivas están desequilibradas, lo que influye en el dolor endometrial.

La menopausia es la etapa en la vida de una mujer cuando la producción de hormonas reproductivas disminuye naturalmente, lo que indica el final de la fertilidad de una mujer. Esta disminución en los niveles hormonales afecta la experiencia del dolor pélvico, generalmente de manera positiva.

Continúe leyendo para obtener más información sobre los factores de riesgo que pueden empeorar el dolor o los síntomas de la endometriosis.

Causas de la endometriosis

Factores de riesgo y desencadenadores

Factores de riesgo para la endometriosis

Algunas mujeres tienen más probabilidades que otras de sufrir endometriosis por razones inherentes de salud y comportamiento. Estos factores predisponentes pueden afectar los niveles hormonales de una mujer y aumentar las posibilidades de que una mujer desarrolle endometriosis o de que vea que sus síntomas empeoran durante su vida reproductiva.

También hay algunas sustancias y opciones de estilo de vida que se han relacionado tanto con el aumento de la prevalencia como con la gravedad de la endometriosis. Haga clic aquí para obtener más información sobre los factores de riesgo y los desencadenantes de la endometriosis.

Factores de riesgo para la endometriosis

Signos y síntomas

Debido a que la intensidad y la frecuencia precisas de los síntomas de la endometriosis dependerán de la ubicación exacta donde se encuentre el tejido fuera de lugar, todas las mujeres experimentan los síntomas de manera diferente. Sin embargo, muchos de los síntomas de la endometriosis son comunes entre la mayoría de las mujeres que tienen la enfermedad, especialmente en una fase de desequilibrio hormonal.

Síntomas comunes de la endometriosis

  • Cólicos menstruales muy dolorosos
  • Sangrado menstrual muy intenso
  • Sangrado menstrual inusualmente largo (más de siete días)
  • Manchas pesadas o sangrado entre períodos
  • Incapacidad o dificultad para quedar embarazada

¿Qué otros síntomas pueden ocurrir con la endometriosis?

Además de estos síntomas generales, la endometriosis puede ir acompañada de otros síntomas más específicos que dependen de la ubicación exacta del tejido endometrial. Muchos de estos síntomas pueden experimentarse durante todo el mes o solo durante los días de SPM.

Signos de endometriosis

Los siguientes signos médicos pueden ser tomados en cuenta por un médico al diagnosticar el trastorno:

  • Latido irregular o rápido
  • Presión sanguínea fluctuante
  • Temperatura corporal ligeramente elevada o reducida
  • Niveles anormales en la sangre de hormonas reproductivas
  • Lectura de densidad ósea anormal
  • Nivel bajo de hierro en la sangre

Algunas mujeres sienten que sus síntomas de dolor o sangrado menstrual intenso son lo suficientemente graves como para interferir con la vida cotidiana, o consideran que son lo suficientemente preocupantes como para justificar la atención médica. Hay formas de tratar y controlar la endometriosis, pero antes de intentar hacer esto, es recomendable que las mujeres busquen atención médica para recibir el diagnóstico adecuado.

Diagnóstico de la endometriosis

La endometriosis es una condición que es bastante simple de tratar cuando se detecta temprano. Desafortunadamente, muchas mujeres no reconocen sus síntomas como anormales, o sienten que no vale la pena mencionarlos cuando visitan al obstetra / ginecólogo, y pueden llevarles muchos años hasta poder recibir un diagnóstico adecuado.

Para diagnosticar e identificar los síntomas de la endometriosis, un médico generalmente debe realizar cuatro procedimientos. Primero, deben revisar el historial médico del paciente; luego, deben realizar un examen físico, seguido de un examen pélvico. El médico también puede ordenar una ecografía, si es necesario.

Siga leyendo a continuación para aprender cómo prevenir y controlar la endometriosis.

Signos y sintomas de la endometriosis

Prevención y manejo

Si bien no hay manera de prevenir completamente la endometriosis, al igual que no hay manera de evitar el proceso hormonal, hay algunos pasos que una mujer puede tomar para disminuir sus posibilidades de desarrollar dolor severo debido a la endometriosis, o para minimizar el impacto o período de tiempo durante el cual se produce este dolor

En este sentido, los cambios en el estilo de vida para la prevención son extremadamente importantes, especialmente con respecto a la dieta, el ejercicio y los hábitos saludables. Además, una mujer puede buscar formas de complementar estos enfoques de estilo de vida con el uso de suplementos que ayuden a mejorar el sistema endocrino y, por lo tanto, ayuden a prevenir o aliviar los síntomas del desequilibrio hormonal y el desarrollo de la endometriosis. Continúe leyendo para aprender más sobre los cambios en el estilo de vida para la prevención de la endometriosis.

Para las mujeres que ya están pasando por el trastorno, la prevención puede no ser posible si ya ha aparecido la endometriosis. Afortunadamente, hay muchas maneras de controlar el trastorno para prevenir los "brotes" o disminuir la intensidad del dolor que produce.

Manejo de la endometriosis

El dolor crónico que puede provocar la endometriosis puede ser muy perjudicial para la salud psicológica de la mujer y puede interferir con sus actividades diarias. Afortunadamente, hacer pequeños cambios diarios puede hacer una gran diferencia para las mujeres que intentan controlar las molestias asociadas con la endometriosis.

Si bien estas medidas a menudo ayudan a reducir la intensidad del dolor y la interrupción que viene con la endometriosis, no pueden tratar la raíz del problema, que es el desequilibrio hormonal. Sin embargo, existen varios tratamientos naturales que pueden abordar directamente las causas hormonales subyacentes. Continúe en la siguiente sección para obtener más información sobre el tratamiento de la endometriosis.

Prevención y manejo de los endometriosis

Tratamientos

Debido al dolor crónico que produce y sus efectos en la fertilidad, la endometriosis puede dejar a una mujer sintiéndose constantemente fatigada o incluso como si hubiera algo "roto" en su cuerpo. Por suerte, es más que posible encontrar un tratamiento eficaz para la endometriosis.

Tres enfoques para tratar la endometriosis

Se pueden considerar tres niveles de abordajes para tratar la endometriosis. Estos se clasifican en:

  1. Cambios en el estilo de vida
  2. Medicina alternativa
  3. Opciones farmacéuticas y quirúrgicas

Se alienta a las mujeres a comenzar con el enfoque menos riesgoso para el tratamiento de la endometriosis, los ajustes de estilo de vida. Si bien estos a menudo son efectivos para frenar el dolor y el sangrado abundante asociado con el trastorno, por sí solos no hacen nada para abordar el desequilibrio hormonal subyacente o para disminuir el crecimiento excesivo del tejido endometrial. Afortunadamente, la medicina alternativa se puede combinar con cambios en el estilo de vida para proporcionar un tratamiento seguro y efectivo para la endometriosis.

En cierto momento, algunas mujeres pueden desear considerar opciones farmacéuticas u otros tipos de intervención médica si no pueden encontrar alivio de los tratamientos naturales. Para las mujeres que consideran esta opción, es importante comprender y sopesar cuidadosamente los riesgos asociados con dichos cursos de tratamiento.

1

Cambios en el estilo de vida para la endometriosis

Este nivel primario de tratamiento implica la menor cantidad de riesgo, aunque a la inversa requiere la mayor cantidad de autodisciplina. Muchas veces, los cambios simples en el estilo de vida pueden generar enormes beneficios en la lucha contra el dolor relacionado con la endometriosis y lograr un mayor nivel general de salud. Fundamentalmente, una dieta mejorada, ejercicio regular y hábitos saludables pueden hacer un gran servicio a la mujer.

Si bien estos cambios ayudarán a aliviar el dolor asociado con la endometriosis, no abordan el problema directamente en la fuente hormonal, por lo que puede ser necesario un tratamiento adicional. La medicina alternativa ha demostrado ser excelente para tratar la endometriosis de una manera segura y natural. Medicina alternativa para la endometriosis.

2

Medicina alternativa para la endometriosis

Los enfoques alternativos implican poco o ningún riesgo y pueden ser una forma extremadamente efectiva para tratar la endometriosis. Este nivel de enfoque puede implicar varias terapias diferentes. Los suplementos son los más prominentes, aunque además las mujeres pueden recurrir a otras técnicas para aliviar el estrés, como el masaje o la acupuntura, que pueden ayudar a estabilizar las hormonas o retrasar el crecimiento incorrecto del tejido endometrial. En el caso de los suplementos, hay dos tipos principales: suplementos herbales fitoestrógenos y reguladores de hormonas.

Suplementos herbales fitoestrógenos

Estos suplementos, como el cohosh negro, contienen componentes estrogénicos producidos por las plantas que complementan las bajas hormonas de estrógeno en el cuerpo de una mujer, lo que ayuda a aliviar los cambios de humor. Al introducir estrógenos a base de plantas en el cuerpo, estas hierbas tratan la deficiencia de estrógeno subyacente detrás de los cambios de humor.

Suplementos herbales reguladores de hormonas

Estos suplementos, incluido Macafem, estimulan la producción de hormonas naturales del cuerpo al nutrir las glándulas endocrinas, ayudando a que todo el sistema hormonal produzca hormonas de manera más eficiente. En última instancia, esto resulta en un equilibrio no solo del estrógeno sino de otras hormonas importantes, como la progesterona.

Además, hay algunos otros tipos de suplementos que también pueden aliviar los cambios de humor, o al menos hacerlos más manejables, incluidas las vitaminas y otros suplementos con  base en hierbas.

Una combinación de enfoques suele ser la ruta más eficaz a seguir. Los cambios en el estilo de vida combinados con la medicina alternativa probablemente serán la mejor manera de aliviar los síntomas de la endometriosis. Sin embargo, para algunas mujeres los síntomas serán tan severos que es necesario un tratamiento más drástico.

3

Opciones farmacéuticas y quirúrgicas para la endometriosis

Las intervenciones en el tercer nivel implican el mayor riesgo y, a menudo, los costos más altos. Debido a que no todas las opciones son viables para todas las etapas de la vida, es muy recomendable hablar con un médico antes de comenzar un tratamiento. Los medicamentos recetados y las opciones quirúrgicas para tratar la endometriosis incluyen anticonceptivos orales e histerectomía, entre otros.

Si la endometriosis de una mujer se encuentra en el nivel de gravedad que aún está considerando las opciones farmacéuticas y quirúrgicas, es aconsejable hablar con un profesional de la salud para obtener orientación.

Estos tres niveles de enfoques no son mutuamente excluyentes. Una mujer puede usar diferentes enfoques en diferentes momentos o cualquier combinación de ellos, dependiendo de la duración y la severidad de los síntomas. Hoy en día, cada vez más mujeres encuentran que lidiar con los síntomas del desequilibrio hormonal se logra mejor a través de una combinación de estilo de vida saludable y tratamientos alternativos.

Tratamientos para la endometriosis

Bibliografía

  • Cleveland Clinic. (n.d.). Endometriosis. Retrieved July 11, 2013, from https://my.clevelandclinic.org/health/articles/endometriosis
  • Endometriosis Foundation of America. (n.d.). Endometriosis. Retrieved July 11, 2013, from http://www.endofound.org/endometriosis
  • Endometriosis- Resolved. (n.d.). Endometriosis - Diet and Nutrition.  Retrieved July 11, 2013, from http://www.endo-resolved.com/diet.html
  • Harvard Medical School. (n.d). Symptoms of Endometriosis: Endometriosis symptoms after menopause. Retrieved July 11, 2013, from http://www.health.harvard.edu/press_releases/symptoms_of_endometriosis
  • Mayo Clinic. (n.d). Endometriosis. Retrieved July 11, 2013, from  http://www.mayoclinic.com/health/endometriosis/DS00289