Dificultad para concentrarse

Experimentar problemas de concentración es común en mujeres de todas las edades. Muchos factores, como la presión excesiva percibida por otros en el desempeño académico o laboral, el descanso insuficiente crónico, los hábitos de estilo de vida inapropiados o poco saludables y los desequilibrios hormonales resultantes pueden jugar un papel importante en este trastorno.

Como resultado, a muchas mujeres les resulta cada vez más difícil funcionar diariamente, mantenerse enfocadas en tareas largas o múltiples y volverse más propensas a la dilación o soñar despiertas en exceso. Este síntoma está estrechamente relacionado con los problemas de memoria, y generalmente se presentan a la vez. Combinados, ambos síntomas pueden obstaculizar significativamente la productividad laboral de una mujer, dañar su rendimiento académico o incluso sus relaciones interpersonales.

Continúe leyendo para aprender sobre la dificultad para concentrar causas, factores de riesgo, síntomas y signos, opciones de prevención y tratamiento.

Dificultad para concentrarse

¿Qué es la dificultad para concentrarse?

Datos sobre los problemas de concentración

  • Este trastorno puede surgir de una combinación de varios factores, pero el desequilibrio hormonal generalmente juega un papel importante.
  • Un ligero descenso en la capacidad de aprendizaje de una niña es común cuando está pasando por la pubertad.
  • Muchas mujeres embarazadas experimentan el "cerebro de mamá", que puede verse exacerbado por la fatiga o por deficiencias nutricionales.
  • Las mujeres que se acercan a la menopausia pueden estresarse y temen una afección más grave cuando notan que surgen problemas de concentración.
  • La mayoría de las veces, estos problemas desaparecen después de la menopausia y no evolucionan a demencia.

Decir que alguien tiene dificultades para concentrarse significa que se encuentran persistentemente incapaces de realizar tareas largas o complejas.

La dificultad para concentrarse puede ser difícil de definir, ya que muchos de sus aspectos pueden ser muy sutiles y solo notados por la mujer. Decir que alguien tiene dificultad para concentrarse, niebla mental o problemas cognitivos significa que están experimentando una capacidad reducida para concentrarse en la misma tarea durante un período prolongado de tiempo o que encuentran que les importa ser demasiado locos o demasiado nublados para realizar tareas complejas. Además, se pueden experimentar confusión y "espacios en blanco de memoria" momentáneos.

Si bien generalmente hay más de una razón por la cual una mujer experimenta una dificultad persistente para concentrarse, existe un importante factor hormonal, especialmente durante los eventos delicados de la vida y las fases de transición como la pubertad, el embarazo, el posparto, la lactancia y la menopausia.

Identificando los problemas de concentración

Es difícil establecer con precisión las diferentes formas en que los problemas de concentración pueden presentarse, ya que la experiencia individual de ellos puede ser drásticamente diferente de una mujer a otra. Sin embargo, hay dos criterios que pueden ayudar a identificar las formas en que este síntoma puede variar para cada mujer: intensidad y frecuencia.

Para comprender los procesos detrás de la aparición de problemas con la concentración, continúe en la siguiente sección para leer sobre sus causas hormonales y no hormonales.

¿Qué son los problemas de concentración?

Causas

Aprender sobre las causas de los problemas de concentración es la clave para entender cómo prevenir y tratar estos ataques molestos. Si bien las causas exactas de los problemas de concentración son complejas y no se comprenden por completo, la mayoría de los médicos e investigadores creen que los cambios hormonales son una de las principales causas en mujeres. Además de estas causas hormonales completamente normales, otros factores y condiciones médicas pueden, en casos más raros, causar problemas de concentración, como niebla de cerebro o fallas de memoria, o pueden contribuir a desencadenarlos.

Continúe leyendo para aprender más sobre las causas hormonales y otras de dificultad para concentrarse.

Causas hormonales de los problemas de concentración

Las hormonas son mensajeros químicos que controlan todos los órganos del cuerpo. Cuando ocurren fluctuaciones, los órganos no reciben la señal correcta para funcionar adecuadamente, por lo que se producen trastornos hormonales. En este sentido, podemos decir que los problemas de concentración son causados en gran medida por las fluctuaciones hormonales durante las transiciones que atraviesan las mujeres durante su vida reproductiva.

Las hormonas estrógeno y progesterona influyen en la producción de serotonina, que es un neurotransmisor que actúa como un químico "como sentirse bien" dentro del cerebro, mejorando el estado de ánimo y regulando el apetito, el sueño, el deseo sexual y la memoria. Investigadores médicos han descubierto que los niveles fluctuantes de hormonas, especialmente los estrógenos, hacen que las mujeres sean más susceptibles a desarrollar problemas con la concentración y la "niebla cerebral". Esto sucede no solo porque los niveles de estrógeno y serotonina afectan las funciones cognitivas directamente, sino también porque los desequilibrios hormonales generalmente se expresan con otros síntomas que también pueden contribuir a una sensación generalizada de fatiga o estados de ánimo bajos, como el insomnio, la ansiedad y el olvido.

De ahí la razón por la que más mujeres experimentan problemas con la concentración y la memoria en momentos de desequilibrio hormonal significativo: pubertad, síndrome premenstrual (SPM), menstruación, embarazo y menopausia. La dominancia o deficiencia de estrógenos durante estas etapas hace que los niveles de serotonina también se vuelvan inestables. Si los niveles de hormonas y serotonina no están regulados, las mujeres pueden experimentar dificultad para concentrarse, fallas en su memoria a corto plazo, además de un estado depresivo, problemas para dormir profundamente y fatiga, así como muchos otros trastornos psicológicos y fisiológicos.

Además, también hay causas hormonales específicas según la etapa de la vida reproductiva de una mujer en la que aparece este trastorno. Estas causas hormonales específicas, combinadas con otros factores, pueden influir en la experiencia individual de una mujer de los problemas con la concentración.

Causas hormonales durante diferentes fases en la vida de una mujer

El síndrome premenstrual es una consecuencia de las fluctuaciones hormonales relacionadas con el ciclo menstrual. Es una colección de trastornos, que pueden incluir problemas de concentración, entre otros.

La pubertad es la etapa en la que el cuerpo de una niña comienza a producir hormonas reproductivas; estos y otros factores, como las presiones académicas o los problemas con la autopercepción, pueden contribuir a los problemas de concentración durante la pubertad.

El embarazo conduce a cambios extremos en la producción de hormonas reproductivas, que junto con otros factores, típicos del embarazo, como las náuseas matutinas y los cambios nutricionales, pueden llevar a problemas de concentración.

El posparto y la lactancia materna es otra etapa en la que las hormonas reproductivas están desequilibradas, lo que conduce a diferentes trastornos hormonales, como problemas con la concentración.

La menopausia es la etapa en la vida de una mujer cuando la producción de hormonas reproductivas disminuye naturalmente, lo que indica el final de la fertilidad de una mujer. Además del desequilibrio hormonal directo, otros síntomas de la menopausia también pueden influir en la experiencia de los problemas de concentración de una mujer.

Otras causas menos comunes de problemas de concentración

Si bien el desequilibrio hormonal es la principal causa subyacente de la dificultad para concentrarse durante la vida reproductiva de una mujer, los expertos también señalan que los problemas de atención, la niebla cerebral y las alteraciones cognitivas pueden ser causados por otras afecciones subyacentes, menos comunes. Estas afecciones incluyen enfermedades suprarrenales, deficiencias nutricionales e infecciones crónicas, entre otras.

Siga leyendo para conocer cuáles son estos factores de riesgo y factores desencadenantes que tienen un efecto tan profundo en la experiencia de los problemas de concentración de una mujer.

Causas de los problemas de concentración

Factores de riesgo y desencadenadores

Factores de riesgo para los problemas de concentración

Algunas mujeres tienen más probabilidades que otras de sufrir problemas de concentración por razones psicológicas, de comportamiento y de salud inherentes. Estos factores pueden afectar los niveles hormonales de una mujer y aumentar la posibilidad de que desarrolle dificultades para concentrarse durante su vida reproductiva.

Continúa leyendo para aprender sobre los factores desencadenantes de la dificultad para concentrarse.

Desencadenadores de los problemas de concentración

Además de los factores de riesgo a largo plazo, la dificultad para concentrarse también puede ser desencadenada por ciertos fenómenos ambientales y hábitos de comportamiento. Evitar estos ambientes o hábitos tanto como sea posible puede ayudar a evitar la aparición de síntomas cognitivos relacionados con la concentración o la pérdida de memoria. Estos incluyen hábitos como espaciar las comidas o las circunstancias circundantes, como eventos estresantes de la vida.

También hay algunas sustancias y opciones de estilo de vida que se han relacionado con el aumento de la frecuencia y la gravedad de los problemas con la concentración.

Problemas de concentración factores de riesgo y desencadenantes

Signos y síntomas

Si bien se considera que el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un problema para los niños, los síntomas del TDAH en realidad pueden persistir hasta la edad adulta: aproximadamente el 60% de los niños con TDAH se convertirán en adultos con TDAH. Además, al menos el 80% de los adultos con TDAH no fueron diagnosticados ya que los niños nunca buscarán ayuda para sus síntomas y recibirán un diagnóstico.

Síntomas comunes de dificultad para concentrarse

  • Falta de concentración
  • Disminución de la capacidad de atención
  • Disminución de la memoria a corto plazo
  • Sueño despierto frecuente
  • Leves episodios de ansiedad
  • Sentirse como si una "niebla" estuvieran sobre la cabeza, evitando pensamientos bruscos o rápidos
  • Dificultad para realizar múltiples tareas o realizar tareas relativamente complejas que no representaban ningún problema.

Signos de problemas de concentración

A diferencia de los síntomas notorios, que en su mayoría son reportados por los propios pacientes, los signos médicos son criterios medibles que generalmente son evaluados por un médico y se usan para confirmar un diagnóstico o para descartar otras afecciones relacionadas. En el caso de problemas de concentración, aunque no existen signos médicos específicos para el trastorno, los médicos pueden buscar signos de afecciones relacionadas o comúnmente confundidas. Estas señales incluyen:

  • Latido cardíaco irregular o lento
  • Temperatura corporal ligeramente elevada o reducida
  • Reflejos lentos, especialmente en los ojos
  • Dificultad para respirar
  • Manchas blancas dentro de las uñas
  • Problemas con la marcha y el equilibrio

Diagnóstico de problemas de concentración

Para diagnosticar e identificar los síntomas de dificultad para concentrarse, un médico generalmente debe realizar cuatro procedimientos. Primero, deben revisar el historial médico del paciente; luego, deben realizar un examen físico, seguido de un examen neurológico y psicológico. El médico puede ordenar algunas pruebas adicionales, si es necesario.

Síntomas de advertencia que podrían indicar una afección más grave

Los problemas de concentración son, en la gran mayoría de los casos, un signo temporal de hormonas desequilibradas, especialmente en mujeres embarazadas o que se acercan a la menopausia. Sin embargo, en algunos casos raros, este trastorno puede ser un signo de alerta de una afección más grave que debe ser evaluada de inmediato por un médico registrado. En tales casos, el trastorno generalmente estará acompañado de ciertas señales de advertencia.

Las mujeres que experimentan dificultades graves y frecuentes para concentrarse pueden desear tratarlas o incluso prevenirlas. Sigue leyendo a continuación para aprender sobre cómo prevenir y  manejar problemas con la concentración.

Problemas de concentración signos y sintomas

Prevención y control

Si bien no hay una forma única de prevenir completamente los problemas de concentración, al igual que no hay una manera de evitar el proceso hormonal, hay algunos pasos que una mujer puede tomar para disminuir sus posibilidades de desarrollar graves dificultades para concentrarse o minimizar el impacto o la cantidad de tiempo en que la afectan.

En este sentido, los cambios en el estilo de vida para la prevención son extremadamente importantes, especialmente con respecto a la dieta, el ejercicio y los hábitos saludables. Además, una mujer puede buscar formas de complementar estos enfoques de estilo de vida con el uso de suplementos que ayudan a mejorar el sistema endocrino y, por lo tanto, ayudan a prevenir o aliviar los síntomas de desequilibrio hormonal, como la dificultad para concentrarse.

Para las mujeres que ya están pasando por el trastorno, la prevención puede no ser posible si ya aparecen problemas de concentración. Afortunadamente, hay muchas maneras de controlarlos para prevenir los "brotes" o disminuir la intensidad de los síntomas. Sigue leyendo para aprender sobre las diferentes maneras de manejar los problemas de concentración.

Controlando los problemas de concentración

Dondequiera que se encuentre una mujer cuando experimente dificultad para concentrarse, o si reconoce que está fatigada o que sueña despierta en exceso, hay formas efectivas de controlar el trastorno. Hacer pequeños cambios diarios y evitar los factores desencadenantes puede hacer una gran diferencia para las mujeres que están tratando de manejar sus problemas de concentración. Hay consejos generales que pueden usar las mujeres de todas las edades, como cambiar sus entornos de trabajo, cambiar sus horarios o mantener una actitud positiva.

Si bien estas medidas a menudo ayudan a reducir la frecuencia e intensidad de los problemas de concentración, son incapaces de tratar la raíz de los problemas, lo que es un desequilibrio hormonal. Sin embargo, existen varios tratamientos naturales que pueden tratar las causas hormonales de la dificultad para concentrarse. Continúe en la siguiente sección para obtener más información sobre el tratamiento de la concentración. Sigue leyendo para descubrir enfoques de tratamiento para problemas de concentración.

Prevención y control de los problemas de concentración

Tratamientos

Frustrar y preocuparse si no se comprende, experimentar dificultades para concentrarse puede dañar la productividad de una mujer y su capacidad para organizar su vida, a nivel personal, sentimental y social. Afortunadamente, es más que posible encontrar un tratamiento eficaz para los problemas de concentración.

Tres enfoques para tratar problemas de concentración

Se pueden considerar tres niveles de enfoques para tratar problemas de concentración. Estos se clasifican en:

  1. Cambios en el estilo de vida
  2. Medicina alternativa
  3. Opciones farmacéuticas

Se alienta a las mujeres a comenzar con el enfoque menos riesgoso para el tratamiento de problemas de concentración, los ajustes de estilo de vida. Si bien estos a menudo son efectivos para frenar el trastorno, por sí solos no hacen nada para abordar la causa más común de dificultad para concentrarse en las mujeres (desequilibrio hormonal). Afortunadamente, la medicina alternativa se puede combinar con cambios en el estilo de vida para proporcionar un tratamiento seguro y efectivo para problemas de concentración.

Si bien la intervención médica no suele ser necesaria para tratar los problemas de concentración, algunas mujeres pueden desear considerar las opciones de medicamentos si no pueden encontrar alivio con los tratamientos naturales. Para las mujeres que consideran esta opción, es importante comprender y sopesar cuidadosamente los riesgos asociados con el tratamiento de tales problemas de concentración.

1

Cambios en el estilo de vida para los problemas de concentración

Este nivel primario de tratamiento implica la menor cantidad de riesgo, aunque a la inversa requiere la mayor cantidad de autodisciplina. Muchas veces, algunos cambios simples en el estilo de vida pueden generar enormes beneficios en la lucha contra la dificultad para concentrarse y lograr un nivel general de salud más alto. Fundamentalmente, una dieta mejorada, ejercicio regular y hábitos saludables pueden hacer un gran servicio a la mujer.

Si bien estos cambios ayudarán a aliviar los problemas de concentración, no abordan el problema directamente en la fuente hormonal y, por lo tanto, puede ser necesario un tratamiento adicional. La medicina alternativa ha demostrado ser excelente para tratar los problemas de concentración de una manera segura y natural.

2

Medicina alternativa para problemas de concentración

Los enfoques alternativos implican poco o ningún riesgo y pueden ser una forma extremadamente efectiva de tratar los problemas de concentración. En el caso de los suplementos herbales, hay dos tipos principales que pueden usarse: los suplementos herbales fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos herbales fitoestrógenos

Estos suplementos, como el cohosh negro o el ginkgo biloba, contienen estrógenos producidos por las plantas que, cuando se ingieren, pueden ayudar a una mujer a reemplazar el estrógeno faltante dentro de su sistema endocrino. De esta manera, pueden revertir la deficiencia de estrógeno y tratar los síntomas causados por este desequilibrio en particular.

Son principalmente eficaces para las mujeres que se acercan a la menopausia, ya que son más propensas a sufrir deficiencia de estrógenos.

Suplementos reguladores de hormonas

Estos suplementos, incluido Macafem, estimulan la producción de hormonas naturales del cuerpo, ya que nutren directamente la pituitaria y el sistema endocrino y le permiten producir hormonas naturales de manera más eficiente. En última instancia, esto resulta en revertir la deficiencia de estrógeno, pero también en el equilibrio de otras hormonas importantes.

Estos suplementos pueden considerarse seguros para tratar el desequilibrio hormonal subyacente detrás de los problemas de concentración de las mujeres.

Además, hay otros tipos de suplementos que también pueden aliviar los síntomas de problemas de concentración, o al menos hacerlos más manejables, incluidas las vitaminas y otros suplementos de hierbas.

Una combinación de enfoques suele ser la ruta más eficaz a seguir. Los cambios en el estilo de vida combinados con la medicina alternativa probablemente sean la mejor manera de aliviar los síntomas de dificultad para concentrarse. Sin embargo, para algunas mujeres los síntomas serán tan severos que es necesario un tratamiento más drástico.

3

Opciones farmacéuticas para problemas de concentración

Las intervenciones en el tercer nivel implican el mayor riesgo y, a menudo, los costos más altos. Además, algunos de los tratamientos enumerados aquí pueden no ser tan efectivos para las mujeres en todas las etapas de la vida, y otros pueden representar un riesgo grave para las mujeres embarazadas o que están amamantando. Se recomienda hablar con su médico antes de comenzar cualquier tratamiento farmacéutico para problemas de concentración.

Hay dos tipos principales de opciones farmacéuticas que se pueden prescribir para tratar problemas de concentración relacionados con el desequilibrio hormonal: medicamentos reguladores de hormonas y estimulantes cerebrales.

Estos tres niveles de enfoques no son mutuamente excluyentes. Una mujer puede usar diferentes enfoques en diferentes momentos o cualquier combinación de ellos, dependiendo de la duración y la severidad de los síntomas. Hoy en día, cada vez más mujeres encuentran que lidiar con los síntomas del desequilibrio hormonal se logra mejor a través de una combinación de estilos de vida saludables y tratamientos alternativos.

Tratamientos para los problemas de concentración

Bibliografía

  • 34 Menopause Symptoms. (2012). Difficulty Concentrating. Retrieved April 4th, 2013, from https://www.34-menopause-symptoms.com/difficulty-concentrating.htm
  • Baby Center. (2012). Forgetfulness during pregnancy. Retrieved April 4th, 2013, from http://www.babycenter.com/0_forgetfulness-during-pregnancy_236.bc
  • Gerber, M. (n.d.). Brain fog and memory loss: The hormone connection. Retrieved April 4th, 2013, from http://hbmag.com/brain-fog-memory-loss-the-hormone-connections/
  • Heller, D. (2012). Brain fog during PMS and PMDD. Retrieved April 4th, 2013, from http://www.pmscomfort.com/pms-pmdd-symptoms/pms-pmdd-brain-fog-concentration.aspx
  • Hope, J. (2009). Menopause does cause memory loss. Retrieved April 4th, 2013, from http://www.dailymail.co.uk/health/article-1187574/Menopause-DOES-cause-loss-memory-comes-back.html
  • India Education. (2012). Concentration skills of students. Retrieved April 4th 2013, from http://www.indiaeducation.net/stress-management/studentsconcerns/
  • Mayo clinic. (2012). Chemo brain: Treatments and drugs. Retrieved April 4th, 2013, from http://www.mayoclinic.com/health/chemo-brain/DS01109/DSECTION=treatments-and-drugs
  • Mayo Clinic. (2012). Mild Cognitive Impairment. Retrieved April 4th, 2013, from http://www.mayoclinic.com/health/mild-cognitive-impairment/DS00553
  • Moseman, Andrew. (2010). This is your brain on puberty: Study probes why learning is slow in teens. Retrieved April 4th, 2013, from http://blogs.discovermagazine.com/80beats/2010/03/22/this-is-your-brain-on-puberty-study-probes-why-learning-slows-for-teens/#.UVnFiDfEEwp
  • Naturopath Connect. (2011). Causes for Brain Fog. Retrieved April 4th, 2013, from http://naturopathconnect.com/articles/brain-fog-causes/  5
  • Ray, Y. (2000). Significance of abnormally high or low hemoglobin during pregnancy. American Journal of Family Nutrition, Vol 72:1, 272-279.