Sobrepeso

Por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 20 agosto, 2019

Es normal que el peso de una mujer fluctúe a lo largo de las diferentes etapas de su vida reproductiva, y a veces el aumento en el índice de masa corporal puede ser inevitable, lo que resulta en mayores niveles de estrés para las mujeres con sobrepeso, que ven afectada su autoestima y su imagen corporal. Además, el exceso de peso y la obesidad pueden causar una serie de complicaciones de salud y enfermedades.

Si bien el sobrepeso suele ser consecuencia de malos hábitos alimenticios, en muchas mujeres también puede ser causado, o agravado, por fluctuaciones hormonales, especialmente durante etapas importantes de la vidas reproductiva, como son la pubertad, el embarazo, el postparto (incluida la lactancia), y la menopausia. Sigue leyendo para conocer todo acerca de sobrepeso y obesidad, sus causas y síntomas, así como los diferentes tipos de grasa corporal y las mejores opciones de tratamiento para bajar de peso.

Sobrepeso

Acerca del sobrepeso

Datos clave sobre el sobrepeso

  • Una encuesta nacional realizada en los Estados Unidos en 2012 estimó quedos tercios de la población tenía sobrepeso, y que al menos el 30% sufría de obesidad.
  • La obesidad se proyecta como el principal problema de salud pública para los próximos 10 años, porque aumenta el riesgo de otras enfermedades, como diabetes tipo II y Alzheimer.
  • Sobrepesoy obesidad parecen estar fuertemente vinculados con el estatus socioeconómico: las familias más pobres y menos educadas tienen más probabilidades de tener ambos trastornos, así como de padecer enfermedades relacionadas a ellos.

El sobrepeso se caracteriza por un alto índice de masa corporal, ya sea por un incremento del porcentaje de grasa en el cuerpo, un aumento de tejido muscular, o incluso un exceso de agua en el cuerpo. De todos los síntomas causados por cambios hormonales durante la vida reproductiva de una mujer, el aumento de peso es probablemente uno de los más notorios y fáciles de reconocer.

Si bien los diferentes tipos de grasa corporal pueden afectar la salud de muchas formas, el sobrepeso y la obesidad pueden llegar a ser perjudiciales para el bienestar general de la mujer.

Identificando el sobrepeso

El aumento en el índice de masa corporal causado por la acumulación de tejido adiposo puede clasificarse según el lugar donde éste último se almacena. En consecuencia, existen dos tipos de grasa corporal: subcutánea y visceral.

Acerca del sobrepeso

Causas

En general, el sobrepeso es causado por un consumo exagerado de calorías, lo que hace que el cuerpo almacene el exceso de energía en forma de grasa. Sin embargo, para muchas mujeres el problema no es tan simple, ya que existen cambios y desequilibrios hormonales que pueden hacer que sus cuerpos disminuyan su capacidad para usar la energía acumulada, provocando cambios en el apetito o distensión estomacal.

Si bien la relación exacta entre las hormonas y el aumento de peso es compleja y no se comprende completamente, la mayoría de investigadores sospechan que los cambios hormonales desempeñan un papel importante en el sobrepeso. Además de estas causas del sobrepeso, completamente normales a lo largo de la vida de las mujeres, otros factores y condiciones médicas pueden, en casos más raros, también pueden provocar cambios en el porcentaje de grasa corporal.

Causas hormonales del sobrepeso

Las hormonas son mensajeros químicos cuyas funciones van más allá de la regulación de la menstruación, la reproducción, y la lactancia materna. Desde la pubertad, el cuerpo de una mujer comienza a producir hormonas sexuales, las cuales son responsables de los numerosos cambios externos e internos que experimentará a lo largo de su vida. Las hormonas sexuales más abundantes son: estrógeno, progesterona, prolactina y testosterona.

El estrógeno y la progesterona influyen en la producción de serotonina, un neurotransmisor más conocido como “la hormona del bienestar". Además de regular el estado de ánimo, la serotonina también influye en las funciones metabólicas, haciendo que éstas se hagan más lentas y el cuerpo gaste menos energía. Esto puede desencadenar un repentino aumento de peso, incluso si la ingesta calórica sigue siendo la misma.

Por otro lado, la progesterona tiene un efecto calmante, y su deficiencia puede causar ansiedad o mal humor, aumentando el apetito de una mujer, lo que puede causar un incremento en el porcentaje de grasa corporal.

Como parte de su función reproductiva, el estrógeno favorece la grasa subcutánea, especialmente en las caderas; en tanto que la testosterona promueve músculos más grandes y grasa visceral. Cuando estas hormonas pierden su delicado equilibrio se produce una excesiva acumulación de grasa visceral en el área abdominal (de la peligrosa) y también podrían ocurrir problemas de tiroides.

Adicionalmente, causas hormonales específicas y determinadas condiciones ambientales pueden afectar la forma en que se experimenta el sobrepeso, dependiendo del momento de cambios endocrinos que esté atravesando la mujer, como en el caso del síndrome premenstrual, la pubertad, el embarazo, el postparto y la menopausia.

Causas hormonales durante momentos de cambios hormonales

El síndrome premenstrual es consecuencia de las fluctuaciones hormonales relacionadas con el ciclo ovárico, y agrupa una serie de trastornos que puede incluir un ligero aumento de peso.

La pubertad es la etapa en la que el cuerpo de una niña comienza a producir hormonas reproductivas; estos y otros factores, como los hábitos alimenticios y las presiones sociales, afectan la forma en que se experimenta el sobrepeso durante la pubertad.

El embarazo conduce a cambios extremos en la producción de hormonas reproductivas, lo que trae consigo una variada gama de síntomas incómodos, incluyendo un aumento en el porcentaje de grasa corporal.

El postparto (incluyendo la lactancia materna) es otra etapa donde las hormonas reproductivas están desequilibradas y son naturales los cambios en el peso corporal. Algunos factores, como los hábitos alimenticios y el estilo de vida, también juegan un rol importante en esta etapa.

La menopausia es la etapa en que la producción de hormonas reproductivas disminuye naturalmente, lo que indica el final de la fertilidad femenina. Además de las causas hormonales, otros factores, tales como los cambios metabólicos y la vida sedentaria, aumentan las posibilidades de experimentar sobrepeso durante la menopausia.

Causas menos comunes de sobrepeso

Si bien el desequilibrio hormonal es una de las principales causas subyacentes del aumento de peso durante la vida de una mujer, los expertos también señalan que los problemas de obesidad y sobrepeso pueden deberse a causas menos comunes, como problemas de tiroides, ciertos medicamentos y algunas enfermedades crónicas, entre las que se cuenta el síndrome de Cushing.

Causas del sobrepeso

Factores de riesgo y desencadenantes

Factores de riesgo para el sobrepeso

Algunas mujeres tienen más probabilidades que otras de experimentar sobrepeso debido a factores psicológicos y de comportamiento, así como genéticos y de salud, todos los cuales pueden afectar sus niveles hormonales, causando fluctuaciones en el índice de masa corporal a lo largo de su vida reproductiva.

Factores de riesgo para el sobrepeso

Signos y síntomas

Síntomas comunes del sobrepeso

Si bien la mayoría de las mujeres reconocen de inmediato sentir que están más pesadas o que la ropa les queda más ajustada, para muchas otras, la combinación de estrés y falta de tiempo puede hacer que pasen por alto los primeros indicios de sobrepeso.

Por lo general, el signo más notable de aumento de peso es la sensación de que la ropa queda más apretada, e incluso los zapatos pueden sentirse más ajustados. Sin embargo, es el médico quien puede notar signos más específicos, entre ellos: 

  • Un aumento en el porcentaje de grasa corporal
  • Aumento del diámetro del pecho o la cintura
  • Cambio en la forma del cuerpo (de pera a manzana)

Diagnóstico del sobrepeso

Algunas mujeres pueden sentirse tan abrumadas por su exceso de peso que buscan atención médica. Para identificar y diagnosticar los síntomas del sobrepeso, el médico generalmente realiza los siguientes procedimientos: revisión de la historia clínica, examen físico y, de ser necesario, algunas pruebas adicionales.

Complicaciones del sobrepeso

Tener sobrepeso y obesidad puede llevar a ciertas complicaciones de salud a largo plazo, y algunas de ellas, tales como enfermedad cardiovascular, hígado graso, accidente cerebrovascular o diabetes, pueden acortar significativamente la esperanza de vida de una persona.

Las mujeres con antecedentes familiares de obesidad y sobrepeso, así como cualquier otro factor de riesgo, pueden experimentar mayor preocupación ante la posibilidad de un incremento en su porcentaje de grasa corporal que puede difícil de controlar más adelante. Sigue leyendo para saber cómo prevenir el sobrepeso.

Síntomas del sobrepeso

Prevención y manejo

Prevención del sobrepeso

Si bien no es posible evitar los procesos hormonales que forman parte de la vida reproductiva, hay algunos pasos que una mujer puede tomar para reducir el riesgo de padecer de sobrepeso y obesidad, o minimizar las fluctuaciones de naturales en el índice de masa corporal, tales como las que ocurren durante el embarazo y el postparto.

En este sentido, los cambios en el estilo de vida son extremadamente importantes para la prevención, especialmente en lo que respecta a dieta, ejercicio y hábitos saludables. Además, una mujer puede buscar formas de complementar estos ajustes en el estilo de vida con el uso de suplementos que promuevan el buen funcionamiento del sistema endocrino y, por lo tanto, ayuden a minimizar los síntomas de desequilibrio hormonal, incluyendo el aumento de peso.

Para las mujeres que ya tienen exceso de peso la prevención no es una opción; sin embargo, existen muchas maneras de controlar el porcentaje de grasa corporal, evitar que progrese e incluso revertir el proceso. Continúe leyendo para aprender cómo combatir el sobrepeso o prevenirlo antes de que ocurra.

Manejo del sobrepeso

Con práctica y autocontrol, algunas mujeres pueden controlar con éxito su sobrepeso, o incluso detenerlo por completo. A continuación, se incluyen algunas recomendaciones para bajar de peso y controlar de manera efectiva el porcentaje de grasa corporal.

Consejos generales para el control del sobrepeso

  • Mantener un diario. Mantener un registro de comidas, practicar ejercicio diariamente y evitar situaciones estresantes que puedan afectar la alimentación o los niveles de energía, además de tomar nota de factores desencadenantes de excesos en la ingesta de alimentos, ayudará a establecer un patrón, a fin de establecer un régimen adecuado a las necesidades individuales y prevenir los atracones.

  • Pensamiento positivo. Parte importante de una estrategia de control del sobrepeso es pensar positivamente. Si una mujer se mantiene optimista y se recompensa a sí misma  por sus logros en formas que no involucren comida, las posibilidades de tener éxito en  su rutina para perder peso y mantenerlo aumentarán notablemente.

  • Mentalidad a largo plazo. En su intento por reducir grasa corporal y prevenir el sobrepeso, muchas mujeres tienden a ser demasiado severas y tiran la toalla cada vez que se desvían, aunque sea solo un poco, de su objetivo. Esto puede hacer que se sientan deprimidas y busquen refugio en la comida. Pensar que el proceso de deshacerse del exceso de peso es a largo plazo, y es normal tener una que otra recaída, puede ayudar retomar el camino correcto hacia el control y la prevención.

Si bien estas medidas a menudo ayudan a controlar y revertir el sobrepeso, no tratan la raíz del problema, que es el desequilibrio hormonal. Sin embargo, existen diferentes opciones naturales de tratamiento para el sobrepeso, las cuales se enfocan en las fluctuaciones hormonales que lo causan.

Sigue leyendo para obtener más información sobre cómo perder grasa corporal y combatir el sobrepeso mediante tres enfoques de tratamiento.

Sobrepeso - Prevención y manejo

Tratamientos

En algún momento de su vida reproductiva, la mayoría de experimenta aumento de peso. Afortunadamente, debido a que el exceso de peso es influenciado por fluctuaciones en los niveles de hormonas como el estrógeno, la testosterona y la progesterona, es posible tratar este problema antes de que la salud general se vea afectada. Si bien no existe una solución mágica, el enfoque más eficaz para controlar el porcentaje de grasa corporal es combinar algunos cambios en el estilo de vida con opciones de tratamiento para bajar de peso y mantenerlo.

Tres enfoques de tratamiento para el sobrepeso

Se pueden considerar tres niveles de abordaje para tratar el sobrepeso: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Medicina alternativa y (3) Opciones farmacológicas.

Se alienta a las mujeres a comenzar con el enfoque menos riesgoso de tratamiento para el sobrepeso, los ajustes de estilo de vida. Si bien realizar sencillos cambios en la rutina diaria a menudo es efectivo para frenar el incremento en el índice de masa corporal, éstos no abordan una de las más comunes causas del sobrepeso:  el desequilibrio hormonal. Afortunadamente, la medicina alternativa se puede combinar con cambios en el estilo de vida para proporcionar un tratamiento seguro y eficaz.

Si bien las intervenciones médicas, como los medicamentos y la cirugía, no suelen ser necesarias para tratar el sobrepeso y la obesidad, es posible que algunas mujeres las consideren al no ver mejoría en sus síntomas usando tratamientos naturales. Sin embargo, es importante comprender y sopesar cuidadosamente los riesgos asociados con tales enfoques.

1

Cambios en el estilo de vida

Este nivel primario de tratamiento implica la menor cantidad de riesgo, aunque requiere de autodisciplina. Sencillos ajustes en la dieta, además de un incremento en la actividad física y la adquisición de hábitos saludables, pueden generar enormes beneficios en la lucha contra el sobrepeso y mejorar la salud en general.

Si bien estos cambios ayudarán a tratar y revertir el aumento de peso, no abordan directamente el desequilibrio hormonal, que suele ser una causa subyacente del sobrepeso, por lo que puede ser necesario un tratamiento adicional. La medicina alternativa ha demostrado ser una excelente manera de tratar y revertir los cambios en el peso corporal relacionados con las fluctuaciones hormonales de una manera segura y natural.

2

Medicina alternativa

Los tratamientos y remedios naturales implican poco o ningún riesgo, y pueden ser una forma muy efectiva para controlar el peso. En este sentido, existen dos tipos de suplementos herbales que pueden ayudar a mejorar los síntomas del sobrepeso: fitoestrógenos y reguladores hormonales.

Suplementos herbales fitoestrogénicos

Estos suplementos herbales, como el cohosh negro (cimicífuga), contienen compuestos de origen vegetal que son similares al estrógeno producido por el cuerpo humano. Dichos compuestos son conocidos como fitoestrógenos, y pueden ayudar a tratar los síntomas del sobrepeso causados por alteraciones hormonales.

Los suplementos fitoestrogénicos son principalmente eficaces para mujeres en la menopausia, las cuales suelentener niveles bajos de estrógeno, pero no son necesariamente efectivos en otras etapas de la vida, como la pubertad o el embarazo. Por otro lado, existen muchas mujeres que, por razones médicas, no pueden consumir fitoestrógenos.

Suplementos herbales reguladores de hormonas

Este tipo de suplementos, como Macafem, no contienen hormonas, ya sean naturales o artificiales. En cambio, son ricos en nutrientes esenciales y alcaloidesque estimulan el sistema endocrino, de modo que las glándulas produzcan, de manera natural,  las hormonas que el cuerpo necesita en las cantidades adecuadas. Esto ayuda no solo con los niveles de estrógeno, sino también con la progesterona y otras hormonas, cuyo desequilibrio es una de las causas del sobrepeso.

Debido a que promueven el buen funcionamiento endocrino, en lugar de agregar hormonasexternas, los suplementos reguladores de hormonas se consideran como lamejor forma natural de tratar los síntomas del sobrepeso.

En muchos casos, una combinación de ajustes de estilo de vida y medicina alternativa es la forma más efectiva de tratar el aumento de peso causado por un desequilibrio hormonal. Sin embargo, para aquellas mujeres que sufren síntomas graves de sobrepeso, como puede ser el caso de la obesidad, puede ser necesaria una intervención médica más drástica.

3

Opciones farmacológicas y quirúrgicas

Estas opciones generalmente conllevan más riesgo que los enfoques anteriores, y generalmente son más costosas. El uso de remedios para bajar de peso puede no ser apropiado para todas las mujeres, dependiendo de la etapa de su vida reproductiva y de su historial médico, por lo que se recomienda encarecidamente hablar con un profesional de la salud autorizado antes de comenzar cualquier tratamiento farmacéutico o quirúrgico para controlar el sobrepeso.

Existe dos opciones farmacéuticas principales para tratar el sobrepeso: los reemplazos hormonales y las pastillas para bajar de peso. En casos extremos, las mujeres pueden optar por opciones más invasivas, como la cirugía, previa evaluación médica.

Los enfoques anteriores se pueden combinar según sea necesario para formar un tratamiento personalizado que aborde de la mejor manera el sobrepeso en cada mujer, de manera individual y dependiendo de la severidad del problema. La gran mayoría de mujeres encuentran que es posible controlar el porcentaje de grasa corporal mediante una simple combinación de hábitos saludables y tratamientos alternativos.

Tratamientos para el sobrepeso

Fuentes