Menstruación: Todo sobre los períodos

A pesar de que las mujeres pasan una buena parte de su vida menstruando, un gran porcentaje de ellas no comprende completamente lo que hay detrás de sus ciclos menstruales. Como resultado, muchos podrían no darse cuenta de que hay mucho más para tener un período que los cólicos  abdominales y los antojos de alimentos.

Un conocimiento más profundo de la naturaleza de la menstruación femenina, a saber, son los cambios hormonales naturales que desencadenan una secuencia de eventos fisiológicos que son la base de la reproducción humana, puede proporcionar a las mujeres una visión más profunda de su propia salud.

Continúe leyendo para aprender todo sobre los períodos desde los principios básicos del sistema reproductivo femenino y los ciclos menstruales hasta las irregularidades menstruales y las formas en que puede controlar su menstruación.

Menstruación

Sistema reproductivo femenino

El sistema reproductivo femenino está diseñado para hacer posible la procreación. Contiene órganos sexuales internos y externos que permiten a los espermatozoides ingresar al cuerpo femenino a través de la vagina hasta el útero para fertilizar un óvulo que se ha liberado oportunamente del ovario y se ha transportado a través de las trompas de Falopio al sitio de la fertilización.

Además de la producción de huevos o su transporte, el sistema reproductor femenino tiene otras funciones importantes, como las siguientes:

  • Los ovarios producen hormonas reproductivas, estrógeno y progesterona, que impulsan el ciclo menstrual.
  • La vagina no solo recibe el pene durante las relaciones sexuales, sino que también protege los órganos internos de las infecciones y sirve como un canal de parto.
  • El útero sostiene al feto en crecimiento durante todo el embarazo y contrae sus músculos durante el parto, empujando al bebé hacia la vagina.

Estas funciones están reguladas por el hipotálamo, un área del cerebro que estimula a la glándula pituitaria, las glándulas suprarrenales y los órganos sexuales a trabajar juntos para liberar hormonas adecuadas y mantener sus roles apropiados.

Ciclo menstrual

La mayoría de las mujeres ingresan a la pubertad entre las edades de 10 y 15 años cuando experimentan menarquia, la primera hemorragia menstrual. A partir de ese momento, la menstruación continúa durante aproximadamente 40 años hasta la menopausia.

El propósito de la menstruación es preparar el cuerpo para un embarazo potencial. Mensualmente, comienza con la liberación de un óvulo del ovario y su viaje a través de las trompas de Falopio hacia el útero para una posible fertilización. El ciclo culmina con la salida del huevo a través de la vagina si la fertilización no ocurre. Este desprendimiento del óvulo y el revestimiento del útero dura de 3 a 7 días y se denomina menstruación o un período menstrual.

Todo el ciclo menstrual se repite aproximadamente cada 28 días y se divide en dos fases:

  • Fase folicular, que dura desde el primer día de la menstruación hasta la ovulación.
  • Fase lútea, que dura desde la ovulación hasta el primer día de menstruación.

Los eventos específicos a lo largo de cada una de esas fases se rigen por cuatro hormonas pituitarias y ováricas: hormonas estimulantes del folículo (FSH), hormona luteinizante (HL), estrógeno y progesterona.

Síntomas del período normal

Las fluctuaciones naturales de las hormonas reproductivas a lo largo del ciclo menstrual pueden provocar una gran cantidad de síntomas. Muchas mujeres no experimentan muchas incomodidades durante sus períodos, mientras que otras pueden informar síntomas físicos leves justo antes y durante la menstruación. Pueden incluir:

  • Dolor o sensibilidad en los senos
  • Hinchazón
  • Dolores musculares
  • Cólicos  menstruales
  • Dolor de espalda baja

Es importante hacer una distinción entre los síntomas típicos que experimentan las mujeres durante el período menstrual desde los síntomas físicos y emocionales más severos característicos hasta el síndrome premenstrual (SPM) o el trastorno disfórico premenstrual (PMMD), que se analizan a continuación en la sección desórdenes menstruales.

Desórdenes menstruales

Casi el 30% de las mujeres experimentan irregularidades menstruales durante sus años reproductivos. Estas desviaciones de lo que se considera regular pueden relacionarse con la duración, la frecuencia o el flujo sanguíneo de un período, así como con la intensidad de los síntomas menstruales.

Períodos irregulares

Períodos irregulares ocasionales durante varias fases en la vida de una mujer, como la pubertad, el embarazo o la menopausia, son normales y no requieren intervención. Sin embargo, las irregularidades que duran más de tres meses deben evaluarse ya que pueden tener una causa más compleja, como el desequilibrio hormonal o la enfermedad tiroidea.

Síndrome premenstrual (SPM)

Otro trastorno menstrual común es el síndrome premenstrual. Por lo general, causa síntomas físicos y emocionales leves a moderados, como cambios de humor, acné, fatiga, insomnio o dolores de cabeza, que comienzan una o dos semanas antes del período de una mujer.

Trastorno disfórico premenstrual (TDPM)

Cuando los síntomas del síndrome premenstrual se vuelven severos e incluyen síntomas psicológicos extremos, como depresión, irritabilidad, ira o apatía, pueden indicar un trastorno disfunción premenstrual. A diferencia del síndrome premenstrual, este trastorno se clasifica como un trastorno mental que puede interferir con las actividades y relaciones cotidianas de las mujeres.

Otros desórdenes

Ciertas afecciones médicas también pueden causar anomalías menstruales. Incluyen:

  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP), que es un trastorno hormonal que puede ocasionar períodos infrecuentes o faltantes entre otros síntomas, como infertilidad, crecimiento excesivo del cabello, aumento de peso o trastornos del sueño.
  • Endometriosis, que es una afección en la que el revestimiento del útero crece fuera de él, lo que causa calambres menstruales dolorosos, patrones de sangrado abundantes o inusuales, o manchas entre períodos.

Alivio menstrual

Cuando necesitan un alivio inmediato de los síntomas leves, las mujeres tienen una amplia variedad de opciones a su disposición. Van desde remedios caseros y suplementos naturales hasta medicamentos recetados o de venta libre.

Remedios naturales

  • Las compresas de calor sobre la pelvis con una almohadilla térmica o una bolsa de agua caliente pueden calmar los cólicos menstruales.
  • Las hierbas medicinales, como la corteza de calambre u orégano, pueden aliviar las molestias menstruales, como períodos dolorosos o hinchazón.
  • Las terapias alternativas, como la acupuntura o la aromaterapia, han demostrado ser efectivas para relajar el sistema nervioso y reducir los dolores menstruales.

Medicamentos

  • Los analgésicos de venta libre, como el naproxeno o ibuprofeno, pueden inhibir las prostaglandinas responsables de causar dolores menstruales, y así aliviar los cólicos menstruales de leves a moderados.
  • Se pueden tomar medicamentos recetados como medicamentos antiinflamatorios no esteroideos más fuertes (AINE), para aliviar los síntomas más graves del síndrome premenstrual y otros trastornos menstruales.

La mayoría de las estrategias antes mencionadas proporcionan un alivio temporal de los síntomas menstruales y no tratan la causa subyacente. Las prácticas saludables dirigidas a reducir los factores de riesgo para los problemas del período se mencionan en la sección a continuación.

Períodos saludables

La mejor manera de tener períodos saludables y regulares es reducir los factores de riesgo y resolver el desequilibrio hormonal. Hay una serie de formas en que las mujeres pueden controlar su salud y sus hormonas, disminuyendo así la probabilidad de trastornos menstruales y síntomas desagradables que los desencadenan.

Implementando hábitos saludables de estilo de vida

Aunque en muchos casos las prácticas de estilo de vida sanas no curan la causa exacta de las anomalías menstruales, pueden funcionar como estrategias de apoyo para ayudar a las mujeres a alcanzar una salud óptima.

  • Asegurar una nutrición adecuada con una dieta y suplementos bien balanceados, como magnesio o calcio, para prevenir los efectos de las deficiencias nutricionales en la menstruación.
  • Mantenga un peso normal con ejercicios regulares, no extenuantes, como yoga o natación, ya que la obesidad es una de las principales causas de anormalidades menstruales.
  • Controle las condiciones de salud, como las enfermedades de la tiroides o la obesidad, que pueden interrumpir los ciclos menstruales.
  • Mejore la salud mental, incluida la reducción del estrés y depresión, ya que todos han sido relacionados con la causa de problemas menstruales más graves debido a los niveles elevados de cortisol.

Tratamiento del desequilibrio hormonal

La resolución de desequilibrios hormonales significa tratar los problemas del período en su raíz. Se puede lograr a través de tratamientos naturales o farmacológicos.

Suplementos de hierbas

Los suplementos naturales están hechos con hierbas medicinales y ofrecen una solución efectiva a los problemas menstruales. Incluyen:

  • Los suplementos de hierbas fitoestrogénicas, como el trébol rojo, el ginseng y el cohosh negro, pueden aliviar los síntomas menstruales anormales que se asocian con niveles bajos de estrógeno al producir un equilibrio hormonal.
  • Los suplementos reguladores de hormonas, como Macafem, son la manera más segura de curar los trastornos menstruales, como períodos irregulares o síndrome premenstrual. Funcionan estimulando las glándulas endocrinas para que produzcan hormonas de manera más eficiente y las equilibran, lo que alivia notorios síntomas menstruales.

Medicamentos

Los medicamentos para la regulación hormonal incluyen:

  • Los anticonceptivos, incluidas las píldoras anticonceptivas o los implantes intrauterinos (DIU), pueden ayudar a las mujeres de todas las edades a regular su menstruación. También se pueden usar para aliviar los síntomas de ovario poliquístico o  endometriosis.
  • La terapia de sustitución hormonal (TSH) se puede recetar a las mujeres que ingresan a la transición menopáusica cuyos períodos se han vuelto irregulares. En algunos casos, las mujeres más jóvenes también podrían beneficiarse de la terapia hormonal. Sin embargo, debido a los efectos secundarios graves asociados con el uso de la terapia de sustitución hormonal, solo se recomienda para tratar síntomas graves de desequilibrio hormonal.

Higiene Menstrual

La higiene menstrual es una parte importante de la menstruación. El saneamiento personal adecuado, que comprende frecuentes lavados corporales y el uso de productos menstruales, es esencial para la prevención de enfermedades, como las infecciones del tracto reproductivo. También es un factor importante que garantiza comodidad, frescura y confianza para las mujeres mientras están en sus períodos.

Hoy en día, hay decenas de productos menstruales diferentes que las mujeres pueden elegir para satisfacer sus necesidades y mantener una higiene adecuada, como por ejemplo:

  • Almohadillas sanitarias, incluidas almohadillas reutilizables
  • Tampones
  • Copas menstruales
  • Esponjas de mar
  • Bragas de período

Al elegir los productos menstruales, es esencial verificar los ingredientes en el paquete para asegurarse de que no se hayan hecho con aditivos dañinos, como blanqueadores u otros productos químicos tóxicos.

Monitores del período

Debido a que un período regular y saludable es una buena indicación de la salud general de las mujeres, seguir el ritmo de un ciclo menstrual puede ayudarlas a mantenerse al tanto de su bienestar, así como a prevenir o prepararse para el embarazo.

Monitores del período

Existe una amplia selección de herramientas de seguimiento de períodos disponibles en el mercado que pueden satisfacer las necesidades de las mujeres. Van desde calendarios imprimibles codificados por colores hasta aplicaciones digitales interactivas en las que una mujer puede registrar mensualmente las fechas de sus períodos.

Beneficios de seguir los periodos menstruales 

Además de permitir a las mujeres tener más control sobre sus cuerpos, el seguimiento de períodos también puede beneficiarlas de las siguientes maneras:

  • Monitoreo de la salud general. Puede ayudar a detectar irregularidades, como desequilibrios hormonales, desde el principio, antes de que progresen a condiciones más graves.
  • Preparándose para el embarazo. Puede ayudar a las mujeres a determinar el día de la ovulación y la ventana de fertilidad, que es el momento en que las mujeres tienen más probabilidades de quedar embarazadas.
  • Prevención del embarazo. Ya sea que se usen métodos naturales o controlen la natalidad, conocer el ritmo del ciclo menstrual es clave para prevenir la concepción no planificada o retrasarla hasta más adelante.

Conclusiones

La menstruación es una parte integral de ser mujer. Aunque la mayoría de las mujeres ven los ciclos mensuales como una enfermedad molesta, el concepto detrás de la menstruación es bastante extraordinario, ya que les permite a las mujeres desarrollar otro ser humano dentro de sus cuerpos si así lo desean. Los hábitos de vida saludables son esenciales para mantener el equilibrio hormonal y prevenir las anomalías menstruales. Podrían incluir comer una dieta rica en nutrientes, mantener un peso saludable con ejercicio y tomar suplementos naturales durante períodos saludables, como Macafem. Además, al aprender todo sobre los períodos y prestar más atención a su ritmo, las mujeres pueden estar más en sintonía con su salud física y mental.

Bibliografía

  • American College of Obstetricians and Gynecologists. (2015). Menstruation in Girls and Adolescents: Using the Menstrual Cycle as a Vital Sign. Retrieved July 3, 2018 from https://www.acog.org/Clinical-Guidance-and-Publications/Committee-Opinions/Committee-on-Adolescent-Health-Care/Menstruation-in-Girls-and-Adolescents-Using-the-Menstrual-Cycle-as-a-Vital-Sign
  • CDC. (2017). Contraception. Retrieved July 3, 2018 from https://www.cdc.gov/reproductivehealth/contraception/index.htm
  • Cleveland Clinic Journal of Medicine. (2010). Menstrual manipulation: Options for suppressing the cycle. Retrieved July 3, 2018 from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20601618
  • Health Direct. (n.d.). Female reproductive system. Retrieved July 3, 2018 from https://www.healthdirect.gov.au/female-reproductive-system
  • Johns Hopkins University. (n.d.). Female Genital System. Retrieved July 3, 2018 from http://pathology.jhu.edu/shihlab/Teaching/Functional_Anatomy_of_Female_Genital_Tract.pdf
  • Mayo Clinic. (2018). Birth control pill FAQ: Benefits, risks, and choices. Retrieved July 3, 2018 from https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/birth-control/in-depth/birth-control-pill/art-20045136
  • Medline Plus. (2018). Menstruation. Retrieved July 3, 2018 from https://medlineplus.gov/menstruation.html
  • National Institutes of Health. (2017). What causes menstrual irregularities? Retrieved July 3, 2018 from https://www.nichd.nih.gov/health/topics/menstruation/conditioninfo/causes
  • Office on Women's Health. (2018). Period problems. Retrieved July 3, 2018 from https://www.womenshealth.gov/menstrual-cycle/period-problems
  • PubMed. (n.d.). Menstruation (Periods). Retrieved July 3, 2018 from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMHT0023146/