Dolor de cabeza

Por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 16 enero, 2020

El dolor de cabeza es tan común como desagradable para quienes lo padecen. Existen diferentes tipos de dolores de cabeza, los cuales pueden volverse frecuentes e intensos, interrumpiendo las actividades diarias de una mujer, hasta el punto de generar ausencia en el trabajo o cancelación de reuniones sociales.

Si bien aún se desconoce el mecanismo exacto que desencadena el dolor de cabeza, se sabe que afectan significativamente a más mujeres que hombres y están fuertemente relacionados con desequilibrios hormonales a lo largo de la vida. A continuación se describen los distintos tipos de dolores de cabeza que afectan a las mujeres a lo largo de sus vidas y se explica cómo prevenirlos, controlarlos y tratarlos.

Dolor de cabeza

Acerca de

Datos clave sobre el dolor de cabeza

  • Más del 99% de la población mundial experimentará algún tipo de dolor de cabeza a lo largo de su vida.
  • La prevalencia de dolor de cabeza en las mujeres aumenta dramáticamente entre la pubertad y la menopausia.
  • Antes de la pubertad, los episodios de dolor de cabeza son ligeramente más comunes en niños que en niñas.

El dolor de cabeza, médicamente denominado cefalea, es cualquier dolor o molestia en la cabeza o el cuello. Existen varios tipos de dolores de cabeza, muchos de ellos recurrentes, y cada uno produce un dolor específico, que suele involucrar diferentes partes de la cabeza.

Se estima que las mujeres tienen tres veces más probabilidades que los hombres de sufrir dolor de cabeza crónico, y esta diferencia se hace más notable durante los momentos de desequilibrio hormonal. Ciertos tipos de dolores de cabeza son característicos del síndrome premenstrual (SPM) o se vuelven más frecuentes durante ciertas etapas de transición reproductiva, tales como la pubertad, el embarazo, el postparto (incluida la lactancia materna) y la menopausia.

Identificando el dolor de cabeza

Cuando un dolor de cabeza ocurre sin razón aparente, se llama dolor de cabeza primario, y si se presenta como un síntoma de otra enfermedad, se denomina dolor de cabeza secundario.

Casi el 90% de los dolores de cabeza son primarios y, aunque pueden ser muy intensos, casi nunca son peligrosos. El dolor de cabeza primario puede variar en intensidad, frecuencia y parte afectada de la cabeza, y es muy probable que sea recurrente. En esta categoría se incluyen la cefalea tensional y la migraña.

En la siguiente sección se explican los procesos detrás del dolor de cabeza recurrente, incluyendo sus causas hormonales y no hormonales.

Acerca del dolor de cabeza

Causas

Conocer qué ocasiona los dolores de cabeza proporciona la clave para prevenir y tratar este problema. Aunque las causas del dolor de cabeza, especialmente la migraña, son complejas y en gran parte desconocidas, la mayoría de los médicos e investigadores creen que los cambios hormonales son la causa principal de la migraña, debido a su mayor prevalencia entre las mujeres. Además de estas causas hormonales, completamente normales, otros factores y condiciones médicas pueden, en casos más raros, provocar diversos tipos de dolores de cabeza.

Causas hormonales de dolor de cabeza

Las hormonas regulan una variedad de funciones corporales, de modo que cuando se producen alteraciones en el sistema endocrino, los órganos reciben las señales incorrectas, dando como resultado una serie de trastornos. Los investigadores médicos han encontrado un vínculo entre la fluctuación en los niveles de hormonas, especialmente estrógeno, y la propensión a experimentar dolor de cabeza recurrente.

El estrógeno y la progesterona son hormonas que influyen en diferentes funciones del cuerpo femenino, desde el estado de ánimo y el apetito, hasta el deseo sexual, el sueño y la memoria, además de otras muchas que aún se desconocen o no se comprenden del todo. Las mujeres en edad reproductiva (desde la pubertad hasta la menopausia) tienen tres veces más probabilidades de sufrir de migraña y cefalea tensional. Sin embargo, antes de la pubertad, son los niños los que tienen mayores probabilidades de sufrir dolores de cabeza, mientras que en los años posteriores a la menopausia (postmenopausia) su incidencia entre las mujeres disminuye drásticamente.

Diversos estudios han señalado que los dolores de cabeza son mucho más frecuentes en los días previos a la menstruación, y que un 3.9% de las mujeres los experimenta exclusivamente durante el período premenstrual. Los episodios de dolor de cabeza también aumentan significativamente a lo largo del embarazo y justo antes de la menopausia (perimenopausia). Esta es la razón por la cual, aunque nadie sabe exactamente a qué se deben los dolores de cabeza, los científicos creen que las hormonas reproductivas femeninas juegan un papel importante en su aparición.

Por otro lado, existen causas hormonales específicas y determinados factores ambientales que pueden explicar la aparición de diferentes tipos de dolores de cabeza de acuerdo con el momento en la que aparece este trastorno, como alrededor del síndrome premenstrual, al igual que durante la pubertad, el embarazo, el postparto y la menopausia.

Causas hormonales a lo largo de la vida de una mujer

El síndrome premenstrual es una consecuencia de las fluctuaciones hormonales relacionadas con el ciclo menstrual.

Además de los síntomas cíclicos experimentados durante el síndrome premenstrual, las mujeres experimentan períodos de transición específicos que están fuertemente vinculados a una exacerbación o recurrencia de distintos tipos de dolores de cabeza, especialmente migraña y cefalea tensional.

La pubertad es la etapa en la cual el cuerpo de una niña comienza a producir hormonas reproductivas. Estos y otros factores, como las presiones escolares y los cambios corporales, contribuyen a los episodios de dolor de cabeza durante la pubertad.

El embarazo conduce a cambios extremos en la producción de hormonas reproductivas, lo cual, junto con otros factores, como la fatiga o la exposición a ciertos detonantes, pueden provocar dolor de cabeza.

El postparto (incluyendo la lactancia materna) es otra etapa de gran desequilibrio hormonal, que provoca una variedad de síntomas, incluyendo dolor de cabeza, o cefalea. Entre otros factores que pueden contribuir a los episodios de dolor de cabeza durante el posparto, está el regreso de los períodos menstruales.

La menopausia es la etapa en la vida de una mujer cuando la producción de hormonas reproductivas disminuye naturalmente, señalando el final de la fertilidad. Además de las causas hormonales, otros factores pueden provocar dolor de cabeza durante esta etapa, incluyendo la presencia de otros síntomas de la menopausia.

Causas menos comunes de dolor de cabeza

Si bien el desequilibrio hormonal es una de las principales causas del dolor de cabeza primario durante la vida reproductiva de una mujer, los expertos señalan que los episodios de cefalea también pueden ser causados por otras condiciones de salud, tales como la diabetes tipo 2 y otras enfermedades.

En la siguiente sección se describen los factores de riesgo y posibles desencadenantes que influyen en la aparición de dolor de cabeza en las mujeres.

Causas de dolor de cabeza

Factores de riesgos para los dolores de cabeza

Factores de riesgo para el dolor de cabeza

Algunas mujeres son más propensas que otras a sufrir de migraña o cefalea tensional, por razones psicológicas, conductuales y de salud inherentes, como la obesidad, el estrés o el consumo de ciertas sustancias. Existen ciertos factores predisponentes que pueden afectar los niveles hormonales de una mujer y aumentar las posibilidades de que experimente dolor de cabeza recurrente durante su vida reproductiva.

Detonantes de dolor de cabeza

Además de los factores de riesgo a largo plazo, ciertos tipos de migraña y cefalea tensional también pueden desencadenarse debido a determinadas circuntancias y hábitos poco saludables, tales como fumar y beber alcoho. Evitar dichos factores ambientales y de comportamiento tanto como sea posible puede ayudar a evitar la aparición de dolor de cabeza.

Sigue leyendo para conocer los signos y síntomas de dolor de cabeza, a fin de poder elegir el mejor tratamiento específico para su causa.

Dolor de cabeza - Factores de riesgos y detonantes

Signos y síntomas

Los diferentes tipos de dolores de cabeza a menudo afectan partes específicas y tienden a caracterizarse también por determinadas sensaciones. Sin embargo, muchos síntomas de dolor de cabeza son comunes entre las mujeres que pasan por una fase de desequilibrio hormonal.

Síntomas comunes de dolor de cabeza

  • El dolor afecta solo la parte superior, solo el frente o los lados de la cabeza.
  • El dolor siempre está presente en un grado leve, o va y viene.
  • Latidos, presión sorda o dolor constante en forma de banda alrededor de la cabeza.
  • A veces se acompaña de problemas para dormir, dolor muscular leve o sensibilidad a la luz y al sonido.

¿Existen otros síntomas de dolor de cabeza?

A diferencia del dolor de cabeza recurrente, la migraña es mal entendida y difícil de diagnosticar, ya que a menudo aparece como un conjunto de síntomas de dolor de cabeza, en lugar de una cefalea aislada. Los síntomas de migraña generalmente se agrupan en fases o etapas, conocidas como: prodrómica (precefalea), cefalea (la fase más dolorosa, que puede incluir migraña con aura), y postdrómica (postcefacea).

Signos de dolores de cabeza

A diferencia de los síntomas mencionados anteriormente, que son fácilmente perceptibles, los signos médicos constituyen criterios medibles, que generalmente son tomados en cuenta por un médico para diagnosticar los diferentes tipos de dolores de cabeza:

  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • Presión sanguínea fluctuante
  • Lectura anormal de densidad ósea
  • Temperatura corporal ligeramente elevada o reducida, aunque suficiente como para constituir fiebre o hipotermia
  • Niveles anormales de estrógeno, testosterona, hormona luteinizante u hormona folículo estimulante

Diagnóstico de dolor de cabeza

Para diagnosticar e identificar las diferentes causas del dolor de cabeza, un especialista generalmente realiza una revisión del historial médico y luego un examen físico. En algunos casos, si lo considera necesario, el médico también puede ordenar pruebas adicionales, principalmente para descartar problemas de salud más graves.

Complicaciones del dolor de cabeza

Aunque los dolores de cabeza primarios no presentan complicaciones potencialmente mortales, en ciertos casos la intensidad de una cefalea puede ser debilitante e interferir con las actividades cotidianas. Muchas mujeres se ven obligadas a faltar al trabajo, omitir salidas sociales o dejar de cumplir con obligaciones familiares.

Además, los dolores de cabeza frecuentes y fuertes también pueden afectar la intimidad de una pareja y, así como crear retraimiento social y sentimientos de aislamiento.

Las mujeres que experimentan migrañas frecuentes y severas, o cefalea tensional, pueden desear tratar o incluso prevenir estos episodios. En la siguiente sección encontrarás información útil sobre cómo prevenir el dolor de cabeza y controlar la intensidad de los síntomas que lo acompañan.

Dolor de cabeza - Signos y síntomas

Prevención y manejo

Prevención del dolor de cabeza

No existe manera de prevenir por completo el dolor de cabeza relacionado con procesos hormonales; sin embargo, hay algunas medidas que las mujeres pueden tomar para disminuir sus posibilidades de experimentar episodios de cefalea, o al menos minimizar el impacto o frecuencia de los síntomas.

En este sentido, los cambios en el estilo de vida para la prevención de los problemas de encías son extremadamente importantes, especialmente en lo que respecta a dieta, ejercicio y hábitos saludables. Estos sencillos ajustes en la rutina diaria pueden complementarse con el uso de suplementos que fortalezcan el sistema endocrino y, por lo tanto, ayuden a prevenir o aliviar el desequilibrio hormonal, que constituye una de las principales causas de dolor de cabeza.

Para las mujeres que ya están experimentando síntomas de dolor de cabeza,  existen muchas maneras de manejarlos y prevenir su reaparición, así como para disminuir su intensidad. Siga leyendo para conocer las diferentes formas de controlar el dolor de cabeza recurrente.

Manejo del dolor de cabeza

Dondequiera que se encuentre una mujer cuando experimente un ataque de migraña o cefalea tensional, o cuando sienta los síntomas previos (fase prodrómica o de precefalea), existen formas efectivas de aliviar al instante los diferentes tipos de dolor de cabeza. Hacer pequeños cambios diarios y evitar los desencadenantes puede marcar una gran diferencia para las mujeres que intentan controlar el dolor de cabeza recurrente.

Los siguientes consejos pueden ayudar a reducir los síntomas de dolor de cabeza, brindando a las mujeres herramientas para enfrentar los episodios de cefalea, tales como practicar técnicas de respiración, separar tiempo libre para disfrutar con amigos, o llevar un diario.

Consejos alternativos para el manejo del dolor de cabeza

Los tratamientos alternativos (como los masajes o la acupuntura) también son una excelente manera de controlar los dolores de cabeza. Aunque no abordan la causa hormonal detrás del dolor de cabeza crónico o recurrente que padece la mayoría de las mujeres, pueden ser efectivos para reducir, a corto y mediano plazo, el estrés que causa la cefalea tensional.

Si bien estas medidas a menudo ayudan a reducir la frecuencia e intensidad de los diferentes tipos de dolores de cabeza o migrañas, no pueden tratar la raíz del problema, que es el desequilibrio hormonal. Sin embargo, existen varios remedios naturales para el dolor de cabeza que tratan las causas hormonales subyacentes. En la siguiente sección se detallan las principales alternativas de tratamiento para el dolor de cabeza.

Dolor de cabeza - Prevención y manejo

Tratamientos

El dolor de cabeza es normal en mujeres que están atravesando por un momento de desequilibrio hormonal, aunque, en algunos casos, los síntomas de migraña u otros tipos de dolores de cabeza pueden agravarse al punto de interferir con la vida diaria. Afortunadamente, es más que posible encontrar un alivio efectivo para la cefalea causada por alteraciones hormonales.

Tres enfoques de tratamiento para el dolor de cabeza

En cuanto a los enfoques de tratamiento para el dolor de cabeza, pueden considerarse tres niveles: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Medicina alternativa y (3) Opciones farmacológicas y quirúrgicas.

Aunque estos enfoques se pueden usar indistintamente, se recomienda comenzar por sencillos cambios en el estilo de vida, que es la opción menos costosa e invasiva. Si bien esto suele ser efectivo para frenar los síntomas de dolor de cabeza, no aborda directamente su causa más común: el desequilibrio hormonal. Complementar este primer enfoque con el uso de medicina alternativa puede proporcionar un tratamiento seguro y efectivo.

Si bien la intervención médica generalmente no es necesaria para tratar los dolores de cabeza, las mujeres que no pueden encontrar alivio de los tratamientos naturales pueden considerar opciones farmacéuticas, después de evaluar adecuadamente los riesgos asociados.

1

Cambios en el estilo de vida

El primer nivel implica el menor riesgo, pero también una mayor autodisciplina. A menudo, los cambios simples en el estilo de vida pueden mejorar muchísimo los síntomas de dolor de cabeza y la salud en general. Estos cambios incluyen, principalmente, una dieta balanceada, ejercicio regular y hábitos saludables.

Si bien estos ajustes en la rutina diaria pueden ayudar a aliviar los diferentes tipos de dolores de cabeza, no abordan directamente el desequilibrio hormonal, que es una de sus causas más frecuentes; por lo tanto, puede ser necesario un tratamiento adicional. La medicina alternativa, segura y natural, ha demostrado ser una excelente manera de tratar los problemas de encías.

2

Medicina alternativa

Los enfoques alternativos implican poco o ningún riesgo y pueden ser una forma extremadamente efectiva de tratar los diferentes tipos de dolores de cabeza. Los suplementos herbales son la opción más destacada, y existen dos tipos principales: fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos herbales fitoestrogénicos

Ciertas hierbas, como el cohosh negro (cimicífuga) o dong quai contienen estrógenos de origen vegetal (fitoestrógenos), los cuales actúan como complemento o reemplazodel estrógeno natural cuando el cuerpo de la mujer no produce esta hormona en cantidades suficientes, ayudando a mejorar los síntomas de dolor de cabeza. 

Estos tratamientos son más efectivos para las mujeres que pasan por la menopausia y tienen niveles bajos de estrógeno; sin embargo, no son necesariamente eficaces para mujeres en otras etapas de la vida, como la pubertad.

Suplementos herbales reguladores de hormonas

Estos suplementos,incluido Macafem, carecen de fitoestrógenos pero estimulan las glándulas endocrinas, ayudando al cuerpo a producir hormonas de manera más eficiente y en los niveles adecuados. Esto da como resultado una normalización de los niveles de estrógeno y de otras hormonas, como la progesterona.

Este tipo de suplementos se consideran la forma más segura y natural de tratar el desequilibrio hormonal que causa dolor de cabeza, y pueden usarse a lo largo de todas las etapas reproductivas, yaque promueven la producción de hormonas naturales.

Otros remedios naturales que pueden aliviar los episodios de migraña o cefalea tensional, son los suplementos nutricionales y herbales.

Una combinación de enfoques suele ser la ruta más efectiva. Los cambios en el estilo de vida combinados con la medicina alternativa son la forma más segura de aliviar el dolor de cabeza. Sin embargo, la severidad de los síntomas en algunas mujeres puede llevarlas a buscar un tratamiento más drástico.

3

Opciones farmacológicas

Las intervenciones en este tercer nivel implican mayor riesgo y, a menudo, los costos más altos. No todas las opciones de tratamiento son adecuadas para mujeres en todas las etapas de la vida. Por lo tanto, se recomienda hablar con un médico especialista antes de comenzar a usar cualquier producto farmacéutico como tratamiento para el dolor de cabeza.

Hay tres tipos principales de medicamentos que se pueden recetar para tratar los diferentes tipos de dolores de cabeza: reguladores de hormonas, analgésicos y anticonvulsivos.

Tratamientos para el dolor de cabeza

Fuentes