Progesterona

La progesterona es una hormona, que se produce en los ovarios, las glándulas suprarrenales y en la placenta durante el embarazo. En los seres humanos, la progesterona se transporta a través del cuerpo, a través de las células de grasa en el torrente sanguíneo. Afecta todo, desde el estado de ánimo y el apetito hasta la salud de las encías, instruyendo a los diferentes receptores celulares sobre cómo debe funcionar el cuerpo.

Progesterona

¿Qué es la progesterona?

La progesterona es una hormona esteroidea que se crea a partir de pregnenolona a base de colesterol. Juega un papel central durante la menstruación y el embarazo. En las mujeres, los niveles de progesterona cambian con frecuencia dependiendo de la etapa de la menopausia, la ovulación y el embarazo. Las niñas y las mujeres posmenopáusicas tienen los niveles más bajos de progesterona, mientras que las mujeres embarazadas y las que están ovulando tienen los niveles más altos.

Es importante mantener un equilibrio uniforme de estrógeno y progesterona. Si hay un desequilibrio de progesterona, las mujeres pueden experimentar signos y síntomas adversos de la menopausia. Los niveles bajos de progesterona pueden provocar infertilidad y, en algunos casos, cáncer.

Lee a continuación para obtener más información sobre la función y los efectos de la progesterona.

La función de la progesterona

La progesterona es una hormona esencial que desempeña diferentes funciones en el cuerpo y es particularmente importante durante la ovulación y el embarazo. Los niveles equilibrados de progesterona y estrógeno son cruciales para el cuerpo de la mujer.

El papel de la progesterona en el cuerpo

A continuación se enumeran algunas de las formas en que la progesterona afecta el cuerpo:

  • Salud reproductiva
  • Menstruación
  • Embarazo
  • Menopausia
  • Estado de ánimo
  • Salud ósea

Durante la ovulación, la progesterona envía señales al útero para que se prepare para un óvulo fertilizado. Si no sale un ovulo, la progesterona retira la señal y le dice al cuerpo que descarte al ovulo.

La progesterona también ayuda en el procesamiento de la grasa y facilita la coagulación de la sangre.

Los efectos de la progesterona en el cuerpo

La progesterona tiene un profundo efecto en muchas áreas diferentes del cuerpo, incluido el cerebro, los senos, el corazón, el hígado, los ovarios, el útero, los huesos y la vagina. Con una influencia tan trascendental, es fácil ver por qué es importante saber sobre la progesterona.

Consulta a continuación para obtener información sobre progesterona y menopausia.

Progesterona y menopausia

La menopausia señala el final de la fase reproductiva, causando que los ovarios reduzcan la producción de estrógeno y progesterona. El final de la menstruación, si bien es una bendición de alguna manera, puede ir acompañada de efectos secundarios desagradables causados por un desequilibrio de estrógeno y progesterona.

Los niveles de progesterona fluctúan durante cada etapa de la menopausia. Consulte la lista a continuación para obtener más detalles.

  • Durante la premenopausia, el contenido de progesterona en sangre es típicamente entre 8-10 ng / ml. Esto aumenta durante el embarazo y la ovulación.
  • Durante la perimenopausia, los niveles de progesterona comienzan a fluctuar más erráticamente, y pueden ser altos o bajos.
  • Durante la menopausia, los niveles de progesterona pueden variar de 0.1 - 8 ng / ml (bajo) a 10-16 ng / ml (alto).
  • Durante la postmenopausia, los niveles de progesterona en la mujer generalmente permanecen estables a 1 ng / ml.

Cada fase de la menopausia presenta diferentes síntomas, que se detallan a continuación:

  • Premenopausia. Alto libido después de la ovulación y cambios de humor durante la ovulación.
  • Perimenopausia. Períodos irregulares, sofocos y depresión.
  • Menopausia. Períodos irregulares continuados, infecciones vaginales y mayor riesgo de cáncer uterino.
  • Postmenopausia. Infertilidad y aumento de peso.

Lee la siguiente sección para obtener una mejor comprensión de los niveles de progesterona.

Niveles de progesterona

Los niveles de progesterona en una mujer fluctúan según la etapa del ciclo menstrual, el embarazo, la menopausia y más. Es importante tener en cuenta que los niveles de progesterona siempre serán más altos a lo largo de su período de gestación y generalmente más bajos durante la transición a la menopausia y hasta la postmenopausia. Los niveles variables de progesterona pueden afectar a las mujeres de diferentes maneras, desencadenando una amplia gama de síntomas de desequilibrio hormonal.

Más información sobre los bajos niveles de progesterona y desequilibrio hormonal se puede encontrar a continuación.

Bajos niveles de progesterona

Los niveles desbalanceados de progesterona son inevitables durante la menopausia, mantenerse en forma y saludable hará mucho para facilitar su transición. Hable con su médico para encontrar el mejor tratamiento para usted.

Los médicos ahora creen que la depresión postparto (una forma aguda de depresión que ocurre en las mujeres después del parto) puede ser desencadenada por bajos niveles de la hormona progesterona.

Es normal tener los niveles de progesterona bajos durante la postmenopausia, ya que las mujeres abandonan la fase reproductiva y los ovarios reducen la producción de hormonas. En consecuencia, las mujeres pueden no producir una cantidad suficiente de progesterona.

Algunos de los signos y síntomas de niveles bajos de hormona progesterona son infertilidad, pérdida de la libido, enfermedad de la vesícula biliar, sensibilidad en los senos y cambios de humor. Continúa leyendo para conocer las causas.

Causas de bajos niveles de progesterona

La disminución de los niveles de progesterona puede ser natural o inducida. Las causas naturales suelen estar relacionadas con la menstruación y la menopausia, mientras que las causas inducidas suelen estar relacionadas con la mala salud.

Las causas naturales incluyen:

  • Menstruación
  • Retraso ovárico durante la menopausia
  • Continúa la ralentización ovárica durante la postmenopausia
  • Postparto

Las causas inducidas incluyen:

  • Mala dieta
  • Falta de ejercicio
  • Estrés

Sique leyendo para conocer los síntomas.

Síntomas de los bajos niveles de progesterona

Hay varios síntomas que indican bajos niveles de progesterona.

Los síntomas de niveles bajos de progesterona incluyen:

  • Fatiga
  • Dolores de cabeza
  • Períodos irregulares
  • Sudores nocturnos
  • Sofocos
  • Cambios de humor
  • Sensibilidad en los senos
  • Ansiedad

Sin embargo, también hay otros síntomas menos comunes de bajos niveles de la hormona progesterona, como cáncer de mama o endometrio, enfermedad de las encías y uñas quebradizas.

Las mujeres que piensan que pueden estar padeciendo niveles bajos de progesterona deben contactar a un profesional médico de inmediato para evitar afecciones graves o potencialmente fatales.

Continúa leyendo para comprender mejor los niveles altos de progesterona.

Altos niveles de progesterona

Los altos niveles de progesterona, causados por una variedad de factores que incluyen una dieta deficiente, falta de ejercicio y deficiencia de estrógenos, desempeñan un papel importante durante el embarazo y la ovulación. El aumento de los niveles de progesterona puede causar disminución de la libido, incontinencia, infección vaginal, bochornos y somnolencia. Continúa leyendo sobre los síntomas del desequilibrio de la progesterona.

Causas de altos niveles de progesterona

Los altos niveles de progesterona pueden ser causados por una serie de factores y pueden ser naturales o inducidos.

  • Causas naturales. Estas causas suelen estar relacionadas con la menopausia. Por ejemplo, esto podría deberse por la disminución de la producción de estrógenos en los ovarios.
  • Causas inducidas. Este grupo de causas generalmente está relacionado con las condiciones de salud. Por ejemplo, una dieta deficiente y la falta de ejercicio colocan el estrés en el cuerpo y hacen que sea más difícil equilibrar eficazmente el estrógeno y la progesterona.

Continúa leyendo para comprender los diversos síntomas del desequilibrio de la progesterona.

Síntomas de altos niveles de progesterona

Debido al importante papel que la progesterona tiene en el cuerpo, como una hormona esteroidea, tener altos niveles de  progesterona puede causar muchos efectos secundarios diferentes.

La fatiga suele ser el primer síntoma que experimentan las mujeres que sufren por niveles elevados de progesterona. Otros incluyen:

  • Cambios de humor
  • Sensibilidad mamaria
  • Irritabilidad
  • Sequedad vaginal

Otros síntomas menos comunes incluyen acné, infecciones urinarias, incontinencia y migrañas.

Lee para una mejor comprensión sobre la deficiencia de progesterona.

Deficiencia de progesterona

La deficiencia natural de progesterona ocurre cuando los ovarios producen un déficit de progesterona o un exceso de estrógeno. Sus causas pueden ser naturales o inducidas, especialmente durante la menopausia.

Para determinar la presencia de una deficiencia de progesterona, se dispone de pruebas de saliva y de sangre. Los resultados de tales pruebas suelen estar disponibles dentro de las veinticuatro horas y se pueden realizar durante un período de varios días para obtener una representación precisa de las fluctuaciones hormonales.

Los síntomas de la deficiencia de progesterona incluyen períodos irregulares, pérdida de la libido, cambios de humor, sudores nocturnos y aumento del riesgo de cáncer de endometrio.

Sigue leyendo para aprender sobre el dominio de la progesterona.

Progesterona dominante

La dominancia de la progesterona generalmente ocurre en la menopausia debido a niveles cambiantes de progesterona y estrógeno. Si los ovarios producen una cantidad insuficiente de estrógeno, se producirá una dominancia de progesterona.

La progesterona dominante también puede ser causada por un estilo de vida poco saludable. Sin una dieta consciente de la salud y ejercicio regular y moderado, el cuerpo lucha para mantener niveles equilibrados de hormonas.

Los síntomas del predominio de la progesterona incluyen somnolencia, cambios de humor, aumento de peso, sequedad vaginal e incontinencia.

Lee más sobre las pruebas de progesterona.

Pruebas de progesterona

El desequilibrio de la progesterona puede causar condiciones de salud serias. Las mujeres que piensan que pueden tener cualquier desequilibrio hormonal se les anima a someterse a las pruebas.

Existen diferentes tipos de pruebas disponibles para medir los niveles de progesterona. La prueba de sangre y la prueba de saliva se detallan a continuación.

  • La prueba de sangre es una manera fácil, relativamente indolora de medir los niveles de progesterona. No se deben tomar anticonceptivos orales dentro de las veinticuatro horas de la prueba. Los resultados están generalmente disponibles dentro de un día.
  • La prueba de saliva es más rápida que la prueba de sangre y mide la progesterona que no está siendo utilizada por el cuerpo.

Las mujeres interesadas en pruebas de progesterona más extensas deben hablar con su médico. A menudo, los análisis de sangre realizados durante un período de varios días pueden proporcionar una imagen más clara de cómo los niveles de progesterona están fluctuando.

Continúa con la siguiente sección para conocer los desequilibrios de progesterona.

Desequilibrio de progesterona

Los niveles equilibrados de progesterona y estrógeno son vitales para, entre otras cosas, la ovulación y el embarazo saludable. Dado que los niveles de progesterona fluctúan a diario, el desequilibrio hormonal es siempre un riesgo que, de realizarse, irá acompañado de una serie de efectos secundarios desagradables.

Existen varias causas del desequilibrio de la progesterona, aunque la mayoría de las veces es la causa de la menopausia y la posterior producción de hormonas ováricas. El desequilibrio de la progesterona puede provocar incontinencia, sensibilidad mamaria, fatiga, sudores nocturnos y sequedad vaginal.

Continúa leyendo a continuación para obtener más información sobre los tratamientos para el desequilibrio de progesterona.

Tratamientos para el desequilibrio de progesterona

Hay muchos síntomas desagradables de desequilibrio de progesterona. Afortunadamente, hay varias opciones de tratamiento.

Cambios en el estilo de vida

Las mujeres que sufren de desequilibrio de progesterona deben comenzar por hacer cambios en su estilo de vida. El ejercicio regular y moderado y una dieta balanceada ayudan a mantener el cuerpo saludable. Un cuerpo sano es mucho más capaz de mantener el equilibrio hormonal.

Tratamientos naturales y alternativos

Los tratamientos alternativos como la acupuntura son buenos para las mujeres menopáusicas. Los tratamientos naturales y alternativos, que causan menos efectos secundarios que los medicamentos recetados, son buenos para las mujeres que desean evitar la introducción de sustancias químicas extrañas en el cuerpo. Algunas mujeres han informado que los medicamentos naturales son efectivos, al igual que las terapias como la acupuntura.

Medicamentos y terapia hormonal

Los medicamentos y la terapia de reemplazo hormonal (TRH) deben utilizarse solo como última opción. El uso prolongado de cualquiera de ellos puede causar afecciones graves y potencialmente fatales, como cáncer, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Tener nociones claras de las posibilidades disponibles para aliviar el desequilibrio de la progesterona es esencial para las mujeres de todas las edades.