Ansiedad

Revisado por médicos

Medically reviewed by Brenda G., MD | Escrito por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 03 septiembre, 2019

Los trastornos de ansiedad son una condición común que puede aparecer, desaparecer y reaparecer a lo largo de la vida de una mujer. Si bien el mecanismo exacto que hace que algunas personas experimenten síntomas de ansiedad aún no se comprende por completo, se sabe que las alteraciones hormonales desempeñan un papel importante en su aparición, ya que las mujeres tienen el doble de probabilidades que los hombres de padecer diferentes tipos de trastornos de ansiedad.

Afortunadamente, hay formas de controlar los síntomas de ansiedad provocados por los naturales cambios hormonales en todas las etapas de la vida reproductiva femenina. Sigue leyendo para conocer todo sobre la ansiedad, sus causas, factores de riesgo, signos y síntomas, prevención y opciones de tratamiento.

Ansiedad

Acerca de la ansiedad

¿Qué son los trastornos de ansiedad?

Datos interesantes

  • Alrededor del 16% de los estadounidenses experimentará un trastorno de ansiedad en algún momento de su vida, y dos tercios de este grupo son mujeres.
  • Alrededor del 10% de los estadounidenses experimentan algún trastorno de ansiedad en el trascurso del año.
  • De todas las personas con trastornos de ansiedad, solo el 10% recibe tratamiento.
  • Las personas con ansiedad generalizada tienen más probabilidades de desarrollar problemas de abuso de drogas y otras adicciones.

Los trastornos de ansiedad agrupan diversas condiciones de salud mental, las cuales se caracterizan, en términos generales, por preocupación excesiva y nerviosismo, hasta el punto en que pueden afectar la calidad de vida e interferir con las actividades cotidianas.

Si bien las causas de la ansiedad no están claras, y continúan siendo objeto de investigación, se ha podido establecer una fuerte correlación entre los momentos de cambios hormonales femeninos y la aparición de síntomas de ansiedad. Tanto el estrógeno como la progesterona son hormonas cuyo desequilibrio está vinculado con alteraciones en la función tiroidea y los niveles de cortisol en el cuerpo, todo lo cual afecta la salud mental de la mujer.

Existen ciertos tipos de trastornos de ansiedad que se presentan con mayor frecuencia en mujeres en edad reproductiva, principalmente el trastorno de ansiedad generalizada y el trastorno de pánico.

Sigue leyendo para conocer más sobre éstos y otros tipos de trastornos de ansiedad.

Identificación de los trastornos de ansiedad

Cada uno de los diferentes tipos de trastornos de ansiedad puede experimentarse dentro de un amplio rango de frecuencia e intensidad. Dentro de la clasificación de los trastornos de ansiedad destacan el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno obsesivo compulsivo y el trastorno de pánico.

En la siguiente sección encontrarás información sobre las causas de la ansiedad, tanto hormonales como de otro tipo.

Acerca de la ansiedad

Causas

Conocer las causas de los trastornos de ansiedad es clave para comprender cómo prevenir y tratar este problema de salud. Detrás de la ansiedad existen múltiples causas y factores de riesgo, tanto de naturaleza física como ambiental. Sin embargo, la mayoría de los médicos e investigadores concuerdan en que los cambios hormonales son una de las principales causas de los trastornos de ansiedad en las mujeres. En casos más raros, otros factores y problemas médicos pueden provocar diferentes tipos de trastornos de ansiedad.

Continúe leyendo para obtener más información sobre las causas de los trastornos de ansiedad, tanto hormonales como de otro tipo.

Causas hormonales de ansiedad

Las hormonas, como mensajeros que trasportan señales desde el cerebro, son responsables de regular y estimular diversas funciones corporales. El sistema endocrino, o grupo de glándulas y órganos que producen hormonas, experimenta cambios en las diferentes etapas de la vida reproductiva de una mujer, y los desequilibrios hormonales resultantes pueden causar una variedad de síntomas, incluyendo diferentes tipos de trastornos de ansiedad.

El estrógeno y la progesterona son hormonas que influyen en los niveles de cortisol y adrenalina, dos sustancias químicas que se producen en el cerebro para regular la respuesta de “lucha o huida”, que normalmente se genera en situaciones de estrés y sirve para proteger a una persona del peligro. Es por ello que las fluctuaciones de estrógeno y progesterona pueden desencadenar los típicos síntomas de ansiedad, tales como taquicardia, mareo o sudoración excesiva.

El estrógeno también afecta directamente el procesamiento de la serotonina, una de las llamadas “hormonas de la felicidad” debido a que influye sobre los estados de ánimo, causando una sensación de bienestar; por otro lado, la progesterona se asocia con un efecto relajante. Cuando los niveles de estrógeno y progesterona fluctúan, el cuerpo se vuelve más sensible al exceso de cortisol, lo que puede causar síntomas de ansiedad.

Otros factores hormonales y ambientales específicos también pueden conducir a la aparición de diferentes tipos de trastornos de ansiedad, dependiendo de la etapa reproductiva que esté atravesando una mujer, ya sea en coincidencia con el síndrome premenstrual como durante la pubertad, el embarazo, el postparto y la menopausia.

Causas menos comunes de los trastornos de ansiedad

Si bien el desequilibrio hormonal se encuentra entre las principales causas de los trastornos de ansiedad en la vida de una mujer, los expertos también señalan que éstos pueden ser causados por condiciones subyacentes menos comunes, tales como enfermedades de la tiroides, diabetes y o síndrome de abstinencia.

Sigue leyendo para conocer los factores de riesgo y los detonantes que pueden contribuir a la aparición de los trastornos de ansiedad.

Causas de ansiedad

Factores de riesgo y desencadenantes

Factores de riesgo para los trastornos de ansiedad

Algunas mujeres corren un mayor riesgo de desarrollar algún trastorno de ansiedad por causas psicológicas y de comportamiento, al igual que por condiciones de salud, genéticas o adquiridas, tales como obesidad, estrés o traumas emocionales pasados. Estos factores predisponentes pueden afectar los niveles hormonales de una mujer y aumentar las posibilidades de que experimente síntomas de ansiedad durante su vida reproductiva.

Detonantes de los trastornos de ansiedad

Además de los factores de riesgo a largo plazo, los trastornos de ansiedad también pueden ser provocados por factores ambientales y comportamientos habituales específicos. Evitar estas condiciones tanto como sea posible puede ayudar a evitar la aparición de síntomas de ansiedad. Se consideran como detonantes comunes ciertos hábitos poco saludables, tales como fumar o consumir azúcar en exceso, entre otros.

En la siguiente sección encontrarás información sobre los signos y síntomas de los trastornos de ansiedad que pueden ayudar en la elección del tratamiento más adecuado.

Ansiedad riesgo y detonantes

Signos y síntomas

Cada mujer tiene su manera de controlar las emociones y el estrés, así como de hacer frente a las cosas que le preocupan, de modo que puede experimentar los trastornos de ansiedad de forma muy personal. Sin embargo, la mayoría de mujeres que atraviesan por una fase de desequilibrio hormonal suelen manifestar similares síntomas de ansiedad, los cuales tienden a caer en las categorías de trastorno de ansiedad generalizada (TAG) o trastorno de pánico.

Síntomas comunes de los trastornos de ansiedad

  • Sensación de aprensión o temor
  • Certeza de que algo malo va a pasar
  • Inquietud e incapacidad de permanecer quieta o en calma
  • Tensión muscular y dolores
  • Dificultad para dormir y concentrarse
  • Palpitaciones
  • Malestar estomacal (gases, diarrea súbita)
  • Fatiga
  • Mareos, náuseas y falta de aliento, que pueden sentirse como desvanecimiento o inminente desmayo

Los distintos tipos de trastornos de ansiedad presentan esos síntomas en formas o situaciones ligeramente diferentes:

  • El trastorno de ansiedad generalizada implica sentir todos los síntomas de manera permanente o constante (por ejemplo, una vez al día) durante al menos 6 meses consecutivos.
  • Los ataques de pánico generalmente presentan todos los síntomas a la vez y aparentemente inesperados.
  • Las fobias específicas se caracterizan porque varios síntomas se agrupan y aparecen bajo un desencadenante o situación muy específica.

Signos de los trastornos de ansiedad

A diferencia de los síntomas de ansiedad, que son más cualitativos, los signos son criterios medibles, los cuales son tomados en cuenta por un médico antes de diagnosticar un trastorno de ansiedad:

  • Palpitaciones o latido cardiaco irregular
  • Presión sanguínea fluctuante
  • Temperatura corporal ligeramente elevada o reducida
  • Niveles anormales hormonas reproductivas en la sangre
  • Resultados anormales de la prueba de densidad ósea

Diagnóstico de los trastornos de ansiedad

Para identificar y diagnosticar síntomas de ansiedad de origen hormonal, un médico generalmente lleva a cabo los siguientes procedimientos: revisión del historial médico, examen físico y cuestionario psicológico. En algunos casos, si lo considera necesario, puede ordenar pruebas adicionales.

Complicaciones de los trastornos de ansiedad

En casos raros, cuando los trastornos de ansiedad no se tratan, pueden llevar a ciertas complicaciones, aumentando el riesgo para la salud emocional y mental de la mujer. Estas posibles, aunque infrecuentes complicaciones de los trastornos de ansiedad pueden incluir dolores de cabeza crónicos, depresión y otros problemas de salud mental, y tienen señales de advertencia específicas, las cuales es importante advertir y monitorear adecuadamente para distinguir cuándo pueden indicar una condición más grave.

Las mujeres que experimentan síntomas de ansiedad severos y frecuentes generalmente desean tratarlos o, mejor aún, prevenirlos. En la siguiente sección aprenderás cómo controlar la ansiedad y prevenir futuros episodios.

Ansiedad - Signos y síntomas

Prevención y Control

Prevención de los trastornos de ansiedad

Dado que no hay forma de evitar las fluctuaciones hormonales propias de la vida reproductiva, es posible que tampoco puedan prevenirse completamente los trastornos de ansiedad; sin embargo, las mujeres tienen a su disposición algunas herramientas que les permitirán reducir las posibilidades de experimentar episodios de ansiedad, o minimizar el impacto que éstos puedan tener en su vida diaria.

Los cambios en el estilo de vida son extremadamente importantes para la prevención, especialmente en lo que respecta a dieta, ejercicio y hábitos saludables. Las mujeres también tienen la opción de complementar estos ajustes en su rutina con el uso de suplementos naturales que promuevan la salud de su sistema endocrino y, por lo tanto, ayuden a prevenir o aliviar el desequilibrio hormonal que suele ser la causa principal de los trastornos de ansiedad.

Incluso una vez que los síntomas de ansiedad han aparecido, existen muchas maneras de controlarlos, a fin de reducir su intensidad y prevenir nuevos episodios.

Manejo de los trastornos de ansiedad

Las mujeres que sufren algún trastorno de ansiedad, especialmente ataques de pánico, tienen a su disposición diversas estrategias que les permiten controlar los síntomas cuando aparecen, así como reducir su frecuencia y gravedad. Hacer pequeños cambios en la rutina diaria, así como evitar factores de riesgo y detonantes, puede hacer una gran diferencia.

Sencillos consejos, tales como practicar técnicas de respiración, escuchar la música adecuada o mantener una dieta balanceada, pueden ser de utilidad para mujeres de todas las edades y ayudarlas a tomar control sobre los trastornos de ansiedad que afectan su vida.

Tratamientos alternativos

Los tratamientos alternativos, entre los que se incluyen la acupuntura, la biorretroalimentación y la tecnica de libertad emocional (TLE), pueden ser una opción para lidiar con los síntomas de ansiedad. Aunque no abordan el desequilibrio hormonal, una de las principales causas de los trastornos de ansiedad entre las mujeres, es posible que ayuden a reducir el estrés a corto y mediano plazo.

En la siguiente sección encontrarás mayor información sobre las diferentes opciones de tratamiento para los trastornos de ansiedad.

Ansiedad - Prevención y manejo

Tratamientos

Los trastornos de ansiedad pueden ser frustrantes y debilitantes para las mujeres, y el temor a experimentarlos puede hacer que muchas de ellas eviten situaciones sociales y se aíslen. Afortunadamente, existen opciones eficaces de tratamiento para los trastornos de ansiedad.

Tres enfoques de tratamiento para los trastornos de ansiedad

Se pueden considerar tres niveles de abordaje para tratar la ansiedad y los trastornos relacionado con ella. Estos se clasifican en: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Medicina alternativa y (3) Opciones farmacológicas.

Se alienta a las mujeres a comenzar con el enfoque menos riesgoso de tratamiento para los trastornos de ansiedad. Si bien la intervención médica no suele ser necesaria para tratar la ansiedad, aquellas mujeres que no consiguen controlar sus síntomas mediante ajustes de estilo de vida y medicina alternativa pueden considerar opciones farmacológicas, después de evaluar adecuadamente los riesgos relacionados con esos tratamientos.

1

Cambios en el estilo de vida

Este nivel primario de tratamiento implica el menor riesgo, aunque requiere de mayor autodisciplina. En general, una dieta balanceada, ejercicio diario y hábitos saludables son cambios que pueden contribuir al éxito del tratamiento para los trastornos de ansiedad y mejorar la salud en general.

Si bien los cambios en el estilo de vida pueden aliviar los síntomas de ansiedad, no abordan directamente el desequilibrio hormonal que generalmente los causa, por lo que puede ser necesario considerar opciones adicionales. En este sentido, la medicina alternativa ha demostrado ser una excelente estrategia para el tratamiento de la ansiedad.

2

Medicina alternativa

Los medicamentos y suplementos implican poco o ningún riesgo y pueden ser una forma extremadamente efectiva de tratar los trastornos de ansiedad. En el caso de los suplementos herbales, existen dos tipos principales: fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos herbales fitoestrógenos

Estos suplementos, como el cohosh negro (cimicífuga), contienen componentes estrogénicos de origen vegetal que contribuyen a compensar la deficiencia de estrógeno natural en el cuerpo de una mujer, lo que ayuda a aliviar los síntomas de ansiedad.

Los fitoestrógenos son principalmente eficaces para las mujeres durante la menopausia, cuando experimentan niveles naturalmente bajos de estrógeno, pero no son necesariamente efectivos para aquellas que se encuentran en otras etapas reproductivas, tales como la pubertad.

Suplementos herbales reguladores de hormonas

Suplementos como Macafem promueven la salud del sistema endocrino, ayudando a que todo el cuerpo produzca hormonas naturales de manera más eficiente. En última instancia, esto resulta en un restablecimiento de los niveles de estrógeno, así como de otras hormonas importantes, como la progesterona.

Los suplementos reguladores de hormonas son la forma más segura y natural de tratar el desequilibrio hormonal subyacente detrás de los trastornos de ansiedad, y pueden tomarse a lo largo de la vida, ya que apoyan la producción de hormonas naturales.

Otros suplementos que también pueden aliviar los síntomas de ansiedad, o al menos hacerlos más manejables, son las vitaminas y otros suplementos de hierbas.

Una combinación de enfoques suele ser la ruta más eficaz a seguir. Los cambios en el estilo de vida combinados con la medicina alternativa suelen ser la mejor manera de aliviar los trastornos de ansiedad. Sin embargo, la gravedad de sus síntomas puede hacer que algunas mujeres consideren un tratamiento más drástico.

3

Opciones farmacológicas

Las intervenciones en este tercer nivel implican un mayor riesgo y, a menudo, costos más altos. No todas las opciones farmacológicas para tratar los trastornos de ansiedad son adecuadas para las mujeres en cada etapa de su vida, por lo que se recomienda encarecidamente hablar con un médico especialista.

Los trastornos de ansiedad en este nivel se tratan con dos tipos de medicamentos: reguladores hormonales y ansiolíticos.

Estos tres enfoques de tratamiento no se excluyen mutuamente. Pueden emplearse determinadas opciones en diferentes momentos, o una combinación de ellas, dependiendo de la gravedad de los diferentes tipos de trastornos de ansiedad. Sin embargo, muchas mujeres encuentran que sus síntomas de ansiedad se alivian de manera más sencilla y eficaz al optar por una combinación de estilos de vida saludables y medicina alternativa.

Tratamientos para los trastornos de ansiedad

Fuentes