Dolor en los senos

Revisado por médicos

Medically reviewed by Brenda G., MD | Escrito por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 11 septiembre, 2019

Dolor en los senos es el término usado para describir un trastorno caracterizado por dolor, opresión, malestar o sensibilidad en uno o ambos senos. El dolor en los senos a menudo se acompaña de hinchazón, lo que puede hacer que el uso de un sostén o un abrazo sea muy incómodo. La mayoría de los casos de síntomas de dolor en los senos son el resultado de cambios hormonales en el cuerpo y pueden ocurrir a cualquier edad.

Es importante aprender todo sobre el dolor en los senos para controlar o tratar la afección. Continúe leyendo para obtener más información sobre el dolor de senos y sus causas, signos y síntomas, y las opciones de tratamiento, entre otros.

Dolor en los senos

Acerca de dolor en los senos

Datos breves sobre el dolor de mamas

  • Cerca de un 50% de  mujeres acuden a la consulta médica debido a dolor o  sensibilidad en las mamas.
  • Alrededor del 10-20% de  mujeres experimenta mastalgia severa mensual, la cual dura más de una semana.
  • Entre un 16 y 32% de  mujeres padece dolor de senos debido a terapias de reemplazo hormonal (TRH) con estrógeno.

Mastalgia o mastodinia son los términos usados para describir el dolor en los senos, caracterizado por una sensación de incomodidad, dolor o presión en cualquiera de las mamas. Este malestar puede llegar a convertirse en una sensación de ardor y dolor intenso, que se irradia a través del pecho, e interferir en la realización de las actividades diarias.

Si bien existe diversas causas de dolor en los senos, la más frecuente es el desequilibrio hormonal, especialmente durante la pubertad, el embarazo, el postparto (incluyendo la lactancia materna) y la menopausia. El dolor de senos también es un síntoma común del síndrome premenstrual (SPM) y de su variante más disruptiva, el trastorno disfórico premenstrual (TDPM).

Identificando el dolor y la sensibilidad en las mamas

Si bien ambos términos suelen usarse como sinónimos, cuando se habla de sensibilidad en las mamas la mayoría de las veces se hace referencia a una forma leve de mastalgia, mientras que el dolor de senos indica una condición más intensa o debilitante.

La sensibilidad en las mamas a menudo se describe como molestia y sensibilidad al tacto, sintomas cuya intensidad se considera de leve a moderada. La sensibilidad mamaria es común durante el síndrome premenstrual y no suele indicar ninguna condición grave, mientras que el dolor en los senos puede ser un signo de desequilibrio hormonal grave o de algún problema de salud subyacente que debe abordarse.

El dolor en los senos se clasifica como un dolor más intenso o localizado, que puede sentirse como quemazón aguda u opresión en el pecho. Hay tres clasificaciones principales de dolor en los senos: cíclico, no cíclico y extramamario.

El dolor cíclico suele estar relacionado con el ciclo menstrual; se caracteriza por una sensación de dolor y pesadez en los senos que aparece entre la ovulación y la menstruación.

El dolor no cíclico es aquel que no está vinculado al ciclo menstrual. Puede ocurrir por un desequilibrio hormonal, ser causado por factores externos, como ciertos medicamentos, o indicar problemas de salud subyacentes, como la presencia de quistes o tumores.

El dolor extramamario es cualquier dolor que se origina fuera del seno pero que se siente dentro de éste, de forma similar al dolor muscular.

En las siguientes secciones encontrarás mayor información sobre las causas de dolor en los senos, hormonales y de otra naturaleza, así como sobre los distintos tipos de dolor y sensibilidad en los pechos.

Acerca del dolor y la sensibilidad en los senos.

Causas

Conocer las causas de dolor o sensibilidad en las mamas es fundamental para saber cómo prevenir y tratar este molesto síntoma. Si bien las causas de mastalgia son complejas, la mayoría de los médicos creen que la más común son los cambios hormonales. Sin embargo, otros factores y condiciones médicas pueden, en casos más raros, causar dolor o sensibilidad en los senos.

Causas hormonales de dolor o sensibilidad en las mamas

Las hormonas son responsables de transportar señales desde el cerebro a los órganos, a fin de regular y estimular diversas funciones corporales. Cuando ocurren alteraciones hormonales, los órganos no reciben las señales correctas para funcionar adecuadamente, dando lugar a una serie de trastornos. El dolor o sensibilidad en las mamas es causado, en gran medida, por las fluctuaciones hormonales que atraviesan las mujeres durante las diferentes etapas de su vida reproductiva.

El estrógeno y la progesterona son las hormonas que regulan la fertilidad femenina,  preparando el cuerpo de una mujer para la ovulación y la concepción. Ambas influyen en la inflamación y contracciones de las glándulas mamarias en preparación para un posible embarazo. De ahí la razón por la que muchas mujeres experimentan sensibilidad y dolor en los senos durante el síndrome premenstrual y otras fases de desequilibrio hormonal significativo, tales como la pubertad, la menstruación, el embarazo, el postparto y menopausia. Las fluctuaciones entre los niveles de estrógeno y progesterona hacen que los conductos mamarios se dilaten o se contraigan, causando sensibilidad en las mamas.

Si los niveles hormonales no están regulados, las mujeres pueden experimentar mastalgia de leve a severa, incluyendo dolor e hinchazón en los senos, así como otros síntomas psicológicos y fisiológicos.

Causas hormonales durante diferentes fases en la vida de una mujer

El síndrome premenstrual (SPM) es un conjunto de trastornos, como la sensibilidad en las mamas, que se producen antes del ciclo menstrual y son causados por hormonas desequilibradas.

La pubertad es el momento en que el cuerpo de una niña comienza a producir hormonas reproductivas. Estos factores hormonales se combinan con otros externos, tales como el primer uso de sostén, para causar la sensibilidad mamaria durante la pubertad.

El embarazo trae consigo cambios rápidos y extremos en la producción de hormonas reproductivas,lo que puede causar síntomas como dolor de senos. Otros factores durante esta etapa, como los cambios en el tejido mamario, pueden empeorar este síntoma.

Durante el postparto, y hasta que finaliza la lactancia, continúa el desequilibrio hormonal del embarazo, lo que prolonga síntomas como el dolor en los senos. Otros factores de mastalgia,  relacionados con la lactancia materna, como los conductos mamarios bloqueados, pueden ayudar a explicar el dolor de senos en esta etapa.

La menopausia marca el punto donde las hormonas reproductivas de una mujer han disminuido naturalmente en la medida en que ya no es capaz de concebir. El dolor de los senos en la menopausia puede ser causado por factores distintos al desequilibrio hormonal, como la terapia de reemplazo hormonal.

El desequilibrio hormonal es la causa más probable de dolor en los senos a lo largo de la vida de una mujer. Sin embargo, existen otras causas más graves, como el cáncer de mama, que también deben considerarse.

Otras causas de dolor de mama

Si bien el desequilibrio hormonal es una de las más frecuentes causas de dolor en los senos, existen otros factores que pueden también pueden provocar dolor y sensibilidad en las mamas. Estos incluyen el tamaño de los senos, quistes, terapias de reemplazo hormonal y cirugía.

Algunas mujeres son más propensas que otras a experimentar dolor en los senos. En la siguiente sección se describen los principales factores de riesgo para mastalgia.

Causas del dolor y sensibilidad en los senos

Factores de riesgo y desencadenantes

Factores de riesgo de dolor en los senos

Para algunas mujeres, la probabilidad de sufrir dolor en los senos es mayor debido a ciertos factores de riesgo. Por ejemplo, las mujeres que sufren de síndrome premenstrual (SPM) o tienen antecedentes familiares de dolor en los senos tienen más probabilidades de experimentar este síntoma que aquellas sin estos factores predisponentes.

Desencadenantes del dolor en los senos

Además de los posibles factores de riesgo a largo plazo y otras causas, existen ciertas circunstancias ambientales y comportamientos que pueden desencadenar dolor en los senos. Una vez identificados, es posible evitar estos detonantes, a fin de reducir la frecuencia de los episodios de mastalgia. Tanto el excesivo consumo de café y sal como el cambio de medicamentos, pueden provocar dolor de senos.

En la siguiente sección se describen los signos y síntomas de dolor de senos, que es importante aprender a identificar para un adecuado manejo y tratamiento de la mastalgia.

Factores de riesgo y desencadenates del dolor en los senos

Signos y síntomas

Los síntomas de dolor en los senos pueden variar de una mujer a otra, dependiendo de las causas subyacentes. Si la causa es el desbalance hormonal, el dolor en los senos puede ser cíclico o no cíclico (es decir, vinculado o no al ciclo menstrual), lo que influye en su frecuencia e intensidad. En general, cuando el dolor en los senos es causado por un desequilibrio hormonal, se presenta en ambos pechos (bilateral) y se extiende en toda la glándula mamaria (general). Cuando la mastalgia no es ocasionada por un desequilibrio hormonal, también se considera como no cíclica; sin embargo, debido a que podría deberse a varias causas, es más difícil clasificar sus síntomas.

Síntomas comunes de dolor en los senos

  • Dolor agudo o ardor
  • Dolor palpitante y pesadez
  • Hinchazón
  • Opresión
  • Plenitud
  • Sensibilidad

Estos síntomas se pueden sentir en uno o en ambos senos, en un área específica o en todas partes. Antes de buscar consejo médico sobre esta condición, es importante anotar los detalles de estos síntomas para facilitar el diagnostico.

Signos médicos de dolor de mamas

Los signos médicos son criterios medibles que un médico buscará para diagnosticar con precisión la causa del dolor en los senos:

  • Localización. En uno o ambos senos
  • Sensación. Dolor agudo, palpitante o generalizado
  • Frecuencia. Dolor continuo o intermitente
  • Intensidad. De leve a moderada
  • Duración. Breve o prolongada.

 Otros signos de mastalgia:

  • Bultos, secreción o enrojecimiento del pezón
  • Cualquier otro síntoma, como fiebre, pérdida de peso o falta de apetito
  • Cualquier lesión en el pecho o distensión muscular
  • Cualquier anomalía en la historia menstrual reciente
  • Lista de desencadenantes que empeoran el dolor y de las técnicas que lo alivian

Diagnóstico del dolor en los senos

Las mujeres que experimentan dolor de senos prolongado o inexplicable, o síntomas adicionales, deben hablar con un médico para descartar causas raras, pero más graves, de dolor de senos. Un médico realizará un examen físico y clínico, además de solicitar un historial médico y una lista de medicamentos que se hayan usado antes y después de la aparición de mastalgia. Si sospecha una afección más grave, el especialista puede ordenar pruebas adicionales.

Complicaciones del dolor en los senos

La principal complicación del dolor en los senos es sin duda su impacto en la vida diaria, que puede interferir con el trabajo, el hogar y la vida social, afectando incluso la actividad sexual. Si no se trata, el dolor en los senos causado por un desequilibrio hormonal podría conducir a una variedad de otros trastornos. Sin embargo, si la mastalgia es causada por otra afección, pueden surgir complicaciones más graves; por ejemplo, ignorar un absceso o una infección podría resultar en sepsis. Existen ciertas señales de advertencia de estas complicaciones, como bultos, secreción inusual o decoloración de la piel.

Las mujeres a menudo buscan tratamiento para ayudar a prevenir y controlar el dolor o la sensibilidad en las mamas. Sin embargo, debido a que el dolor en los senos generalmente es el resultado de fluctuaciones hormonales, la intervención médica no suele ser necesaria, y los síntomas se pueden aliviar adoptando algunas medidas de cuidado personal. Sigue leyendo para saber cómo prevenir y controlar el dolor en los senos.

Signos y síntomas del dolor en los senos

Prevención y Gestión

Prevención del dolor en los senos

El dolor de mamas puede ser ocasionado por muchos factores, por lo que no existe un método de prevención que abarque todas sus posibles causas. Sin embargo, las mujeres puede tomar ciertas medidas preventivas para reducir las posibilidades de desarrollar dolor en los senos en el futuro.

Las mejores medidas de prevención incluyen cambios en la dieta, hábitos saludables y un plan de ejercicios. Las mujeres pueden optar por complementar estas medidas tomando suplementos que ayudan a mejorar el sistema endocrino y, por lo tanto, contribuyen a prevenir o aliviar los síntomas de desequilibrio hormonal, entre ellos el dolor en los senos.

Estas medidas de autocuidado son una forma simple y efectiva de prevenir el dolor y la sensibilidad en los senos, además de ser buens consejos para la salud en general.

Manejo del dolor de senos

El dolor constante en los senos puede ser muy molesto. Afortunadamente, en la medida en que se conozcan los factores de riesgo y los detonantes de mastalgia, es posible tomar medidas para aliviar este síntoma, las cuales incluyen consejos generales, que brindan a las mujeres de todas las edades las herramientas que necesitan para sobrellevar la sensibilidad o el dolor en los senos, incluyendo el uso de aceites esenciales o la aplicación de compresas frías para reducir el dolor.

Consejos alternativos para el manejo del dolor en los senos

Los tratamientos alternativos, como la acupuntura y los ejercicios de relajación, también pueden ser útiles para aliviar el dolor de senos. Aunque estos tratamientos no abordan la causa hormonal detrás de la mayoría de casos de mastalgia, pueden disminuir la intensidad del dolor a corto o mediano plazo.

Sin embargo, estas técnicas solo ayudan a controlar los síntomas a corto plazo y no tratan la raíz del problema: el desequilibrio hormonal. Sigue leyendo para conocer las opciones de tratamiento para el dolor de los senos, las cuales pueden brindan un alivio duradero.

Prevención y control del dolor y sensibilidad en los senos.

Tratamientos

El dolor en los senos es una de las muchas condiciones frustrantes que pueden resultar del desequilibrio hormonal, y para algunas mujeres puede llegar a ser tan grave que comienza a interferir con la vida diaria. Afortunadamente, hay disponibles muchas opciones de tratamiento para el dolor de senos.

Tres enfoques de tratamiento

Se pueden considerar tres niveles de abordaje para el tratamiento del dolor de senos. Estos se clasifican en: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Medicina alternativa y (3) Opciones farmacológicas.

Se alienta a las mujeres a comenzar con el enfoque menos riesgoso para el tratamiento del dolor de senos. Si bien la intervención médica no suele ser necesaria para tratar el dolor de mama, algunas mujeres que no encontran alivio con los cambios en su estilo de vida o los suplementos herbales pueden considerar opciones farmacéuticas, después de evaluar cuidadosamente los riesgos asociados con dichos tratamientos.

1

Cambios en el estilo de vida

Este nivel primario de tratamiento implica el menor riesgo, aunque requiere de mayor autodisciplina. En general, una dieta balanceada, ejercicio diario y hábitos saludables son cambios que pueden contribuir al éxito del tratamiento para el dolor en los senos, al tiempo que mejoran la salud en general.

Estos sencillos ajustes en el estilo de vida pueden ser más efectivos si se combinan con  medicina alternativa, la cual ha demostrado ser eficaz para aliviar, de manera segura y natural, el desequilibrio hormonal que suele causar dolor en los senos.

2

Medicina alternativa

La medicina alternativa es una excelente manera de tratar los síntomas de dolor en los senos, ya que es segura, efectiva y carece de los efectos secundarios que caracterizan a los medicamentos y tratamientos de reemplazo hormonal. En el caso de los suplementos herbales, existen dos tipos principales: fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos herbales fitoestrogénicos

Los suplementos fitoestrogénicos, como el cohosh negro, contienen componentes estrogénicos producidos por las plantas que complementan los niveles bajos de estrógenos, lo que ayuda a aliviar el dolor en los senos.

Es aconsejable usar este tipo de suplementos por cortos periodos, ya que consumir fitoestrógenos puede disminuir la capacidad del cuerpo para producir estrógeno natural.

Suplementos reguladores de hormonas

Estos suplementos, tales como Macafem, nutren el sistema endocrino, estimulando la producción de hormonas naturales en el cuerpo. Esto da como resultado niveles más equilibrados de estrógeno, progesterona y otras hormonas.

Los suplementos reguladores de hormonas se consideran una forma segura y natural de tratar el desequilibrio hormonal detrás del dolor en los senos, y pueden tomarse a lo largo de la vida, ya que apoyan la producción natural de hormonas.

Entre los suplementos que pueden aliviar el dolor en los senos, o al menos hacerlo más manejable, también se incluyen las vitaminas y otros suplementos de hierbas.

Una combinación de enfoques suele ser la ruta más eficaz a seguir. Los cambios en el estilo de vida combinados con la medicina alternativa suelen ser la mejor manera de aliviar el dolor y la sensibilidad en lo senos. Sin embargo, la gravedad de sus síntomas puede hacer que algunas mujeres consideren un tratamiento más drástico.

3

Opciones farmacéuticas

Las opciones farmacéuticas son a menudo más riesgosas y costosas comparadas con los demás niveles de tratamiento para el dolor de senos. No todos los tratamientos son adecuados para las mujeres en cada etapa de la vida, por lo que se recomienda hablar con un médico antes de comenzar cualquier tratamiento farmacéutico para el dolor de senos.

Hay dos tipos principales de opciones farmacéuticas que se pueden prescribir para tratar el dolor de senos: reguladores hormonales y analgésicos.

Estos tres enfoques de tratamiento no se excluyen mutuamente. Pueden emplearse determinadas opciones en diferentes momentos, o una combinación de ellas, dependiendo de la gravedad del dolor en los senos. Sin embargo, muchas mujeres encuentran que sus síntomas de mastalgia se alivian de manera más sencilla y eficaz al optar por una combinación de estilos de vida saludables y medicina alternativa.

Tratamientos para el dolor y sensibilidad en los senos

Fuentes