Cuidado prenatal

Datos verificados

Por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 13 julio, 2020

Según las últimas estadísticas disponibles (2016), de casi cuatro millones de nacimientos vivos en los Estados Unidos, el 77.1%de las futuras madres recibieron atención prenatal temprana, y el 6.2% recibió cuidados prenatales tardíos o ninguno1.

Uno de los objetivos del programa gubernamental estadounidense HealthyPeople2020es aumentar la proporción de mujeres embarazadas con acceso a una atención prenatal adecuada en el primer trimestre a 77,9% para el año 20202. Aunque las estadísticas actuales pueden no parecer muy lejanas, todavía existe una gran cantidad de mujeres embarazadas que no pasan por los controles necesarios durante la gestación, por lo que es esencial promover la importancia del cuidado prenatal para mejorar los resultados del embarazo.

A continuación, encontrarás información esencial sobre el cuidado prenatal, en qué consiste, por qué es importante, y cuál es su costo aproximado.

Cuidado prenatal

¿Qué es la atención prenatal?

El cuidado prenatal, también conocido como atención prenatal, se refiere al monitoreo médico por el que pasa una mujer desde que queda embarazada hasta el momento del parto. Está dirigido a optimizar la buena salud de la madre y el futuro bebé durante la gestación.

Si bien muchas mujeres realizan su control prenatal en consultorios privados de ginecólogos obstetras, algunas pueden recibir cuidados prenatales en hospitales locales, clínicas comunitarias y otras instalaciones gubernamentales.

Vale la pena mencionar que una buena atención prenatal debe comenzar incluso antes de concebir con una adecuada planificación del embarazo. Esto podría incluir una serie de exámenes antes del embarazo, mediante los cuales el médico puede conocer el estado actual de salud de la futura madre, controlar sus condiciones de salud antes del embarazo y estimar el momento de la ovulación.

Beneficios del cuidado prenatal

Beneficios del cuidado prenatal

Diversos estudios han demostrado que los beneficios de la atención prenatal se observan no solo durante el embarazo, sino también en el posparto, ya que disminuye tanto la morbilidad como la mortalidad materna e infantil.

Los beneficios del cuidado prenatal durante todas las etapas del embarazo incluyen, entre otros, los siguientes3, 4, 5, 6:

  • Asegurar un desarrollo fetal normal, especialmente un peso promedio al momento del parto.
  • Reducir las tasas de parto prematuro.
  • Disminuir el riesgo de muerte neonatal después del parto.
  • Monitorear y promover la salud de la madre.
  • Disminuir el riesgo de ciertos defectos de nacimiento.
  • Diagnosticar y tratar de manera temprana las complicaciones del embarazo.
  • Ayudar a las mujeres a alcanzar un saludable aumento de peso durante el embarazo.
  • Brindar asesoramiento y tranquilidad.

¿En qué consiste un buen cuidado prenatal?

Buen cuidado prenatal

Una buena atención prenatal combina visitas regulares al médico y pruebas prenatales oportunas, así como prácticas saludables previas al parto. Un monitoreo temprano y continuado es clave para llevar a término un embarazo con éxito.

Visitas prenatales

La primera visita prenatal generalmente se programa alrededor de la octava semana de embarazo. Posteriormente, la mayoría de visitas prenatales se realizarán mensualmente hasta el final del segundo trimestre (28 semanas). En el tercer trimestre (semanas las semanas 28 a 36) las visitas se programarán con una frecuencia de cada dos o tres semanas, y luego una vez a la semana (semanas 36-40)7.

Exámenes prenatales

Los exámenes prenatales son una parte inseparable del cuidado prenatal. Si bien la mayoría de ellos se realiza en un consultorio médico, incluidas las ecografías de embarazo y las pruebas prenatales de sangre y orina, los tipos más avanzados de pruebas genéticas prenatales, como la amniocentesis, se pueden llevar a cabo en un centro especializado.

Prácticas prenatales saludables

Mantenerse al día con las diversas pruebas prenatales es tan importante como cuidarse fuera de la consulta médica. Durante el embarazo, un ginecólogo obstetra generalmente es quien brinda orientación sobre cómo tener un embarazo saludable y garantizar que el bebé disfrute de un entorno adecuado para su desarrollo. Los temas aconsejados por el especialista pueden incluir:

  • Vitaminas prenatales
  • Dieta durante el embarazo
  • Ejercicio durante el embarazo
  • Estrés durante el embarazo
  • Sexo durante el embarazo
  • Precauciones durante el embarazo

Costo del cuidado prenatal

Costo del cuidado prenatal

Es bien sabido que un embarazo es costoso. El precio promedio de tener un bebé en los Estados Unidos, incluyendo la atención prenatal y el parto vaginal, es de casi USD 13,000. Dicho costo puede subir a casi USD 17,000 si se realiza una cesárea.

Costo del cuidado prenatal con seguro

Todas las aseguradoras privadas están obligadas a proporcionar cuidados prenatales, o seguro de parto. Sin embargo, dependiendo de la cobertura específica de cada quien, este seguro prenatal aún puede incluir pagos compartidos y deducibles que el asegurado deberá cubrir de su bolsillo.

Costo del cuidado prenatal sin seguro

El costo del cuidado prenatal sin seguro depende de una serie de factores que incluyen: ubicación, progresión del embarazo y tipo de nacimiento, entre otros. En los Estados Unidos, las mujeres embarazadas que no están aseguradas y no pueden pagar un seguro prenatal pueden realizar su control prenatal a través de numerosos programas estatales y federales.

Claves para entender el cuidado prenatal

Aunque para la mayoría de mujeres buscar atención prenatal adecuada durante la gestación es un impulso natural y una parte integral de lo que involucra estar embarazada, para otras el acceso al control prenatal es un desafío. El tipo y la calidad de la atención médica, así como las propias prácticas de salud prenatal, tienen efectos cruciales en la progresión y los resultados del embarazo. Se ha encontrado cuando se implementa de manera temprana, desde el primer trimestre,un óptimo cuidado prenatal disminuye drásticamente las tasas de parto prematuro, bajo peso al nacer y muerte neonatal, entre otras complicaciones. Los cuidados prenatales incluyen vitaminas prenatales, visitas regulares al médico, pruebas prenatales oportunas y hábitos saludables, tales como dieta, ejercicio y alivio del estrés. Aunque el costo de la atención prenatal es universalmente conocido por ser alto, los gastos específicos dependerán de la cobertura individual o la progresión del embarazo. Para las futuras madres sin seguro, existen muchos programas gubernamentales disponibles, de modo no tengan ningún obstáculo para recibir el cuidado que necesitan y merecen.

Fuentes