Sensación de electricidad

Por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 26 septiembre, 2019

Las descargas eléctricas en el cuerpo se encuentran entre los síntomas menos conocidos de desequilibrio hormonal, y las mujeres pueden experimentarlas en diferentes momentos de su vida reproductiva, desde la menarquia hasta la postmenopausia. Sin embargo, la sensación de electricidad en las manos, las piernas u otras partes del cuerpo, puede ser lo suficientemente inquietante como para despertar el temor de una condición más grave.

Comprender el funcionamiento del impulso nervioso y como se propaga la electricidad en el cuerpo puede ser de gran utilidad para detectar la causa subyacente de este síntoma. Adicionalmente, esta guía ofrece consejos sobre cómo manejar la sensación de electricidad en el cuerpo, al igual que información sobre las alternativas de tratamiento disponibles.

Sensación de electricidad

Acerca

La corriente nerviosa, o impulso nervioso, responde a la presencia de un estímulo, ya sea que éste se origine en los sentidos o en el sistema nervioso central, y se define como la electricidad corporal que es trasmitida a través de los nervios y recorre los músculos. Las mujeres que reportan sensación de descarga eléctrica suelen compararla con el chasquido de una banda elástica entre la piel y el tejido muscular.

Diversas afecciones neurológicas, autoinmunes y endocrinas pueden estar detrás de estas descargas eléctricas repentinas. Sin embargo, la sensación de electricidad en el cuerpo también puede ser causada por algún desequilibrio hormonal, como la disminución en los niveles de estrógeno.

Las fluctuaciones hormonales ocurren naturalmente durante el ciclo menstrual, así como en diferentes etapas de la vida reproductiva, incluyendo la pubertad, el embarazo, el postparto, la perimenopausia y la postmenopausia. Estos cambios endocrinos pueden alterar el funcionamiento del sistema nervioso, causando descargas eléctricas en el cuerpo.

Identificación de la sensación de electricidad en el cuerpo

Cada mujer experimenta de forma distinta la sensación de descarga eléctrica; sin embargo, hay tres criterios que pueden ayudar a identificar esta condición: frecuencia, duración e intensidad.

Acerca de la sensación de electricidad

Causas

Para tomar medidas adecuadas de prevención, manejo y tratamiento, es necesario conocer qué es lo que causa la corriente eléctrica en el cuerpo. Las causas exactas de la sensación de descarga eléctrica suelen ser múltiples y difíciles de identificar, e incluyen factores biológicos. Sin embargo, muchos investigadores sospechan que los cambios hormonales femeninos pueden estar relacionados con este síntoma.

Causas hormonales

La trasmisión del impulso nervioso parte del sistema nervioso (central y periférico) y se propaga a través de los nervios, generando electricidad el cuerpo humano, la cual es necesaria para las funciones vitales. La interrupción o mal funcionamiento de este proceso puede provocar y diversas enfermedades. La sensación de descarga eléctrica ocurre cuando la corriente nerviosa se altera por distintas causas.

Debido a que las fluctuaciones hormonales afectan el tejido nervioso, la disminución de los niveles de estrógeno puede hacer que las mujeres experimenten descargas eléctricas musculares. Algunos estudios indican que un mal funcionamiento de las neuronas en el sistema nervioso también puede causar este síntoma.

Las mujeres pueden tener mayores posibilidades de experimentar sensación de electricidad en el cuerpo en cualquier momento de cambios hormonales a lo largo de su vida, incluyendo la pubertad, el síndrome premenstrual, el embarazo, el postparto, la lactancia materna, la perimenopausia y la postmenopausia.

Otras causas de sensación de electricidad en el cuerpo

Si bien el desequilibrio hormonal es una causa importante de las descargas eléctricas musculares durante la vida de una mujer, los expertos también mencionan que puede deberse a otros factores, como ciertas afecciones autoinmunes y neurológicas.

Causas de sensación de electricidad

Factores de riesgo y desencadenantes

Factores de riesgo para la sensación de electricidad en el cuerpo

Algunas mujeres tienen un mayor riesgo de sufrir descargas eléctricas en el cuerpo debido a factores físicos, de comportamiento y psicológicos, incluyendo el estrés y un estilo de vida sedentario, los cuales pueden alterar sus niveles hormonales.

Detonantes de la sensación de electricidad en el cuerpo

Las descargas eléctricas en el cuerpo pueden ocurrir en cualquier momento, a menudo sin previo aviso y sin causa aparente. Incluso podrían ocurrir como precursor de algún síntoma de la menopausia, como los sofocos. Para las mujeres que experimentan recurrente sensación de electricidad en el cuerpo, sería prudente evitar cualquier posible desencadenante. Entre los principales detonantes de descargas eléctricas musculares se incluyen cambios importantes en la vida de una mujer.

Factores de riesgo y detonantes para la sensación de electricidad

Signos y síntomas

Las descargas eléctricas musculares pueden ocurrir con frecuencia variable, dependiendo de la causa subyacente, y la sensación de electricidad en el cuerpo también varía de una mujer a otra. Sin embargo, algunos síntomas de descarga eléctrica son comunes entre las mujeres que sufren de crisis nerviosas debido a un desequilibrio hormonal.

Síntomas comunes de la sensación de choque eléctrico

  • Sensación repentina y aguda de temblor o vibración
  • Zumbido en la cabeza
  • Sensación de pinchazos en el cuerpo

Signos de descargas eléctricas en el cuerpo

Además de los síntomas más evidentes, los siguientes signos constituyen criterios medibles que, generalmente, son evaluados por un médico y tomados en cuenta al diagnosticar descargas eléctricas en el cuerpo.

  • Fluctuaciones en la presión sanguínea
  • Latido cardíaco rápido o irregular
  • Temperatura corporal ligeramente elevada o reducida
  • Niveles anormales de hormonas reproductivas en la sangre

Diagnóstico de la sensación de electricidad en el cuerpo

Para diagnosticar e identificar los síntomas de descarga eléctrica, un médico generalmente realiza los siguientes procedimientos: revisar el historial médico, hacer un examen físico y, finalmente, una evaluación psicológica. También puede ordenar pruebas adicionales, de ser necesario.

Complicaciones de la sensación de electricidad en el cuerpo

Cuando no se tratan las descargas eléctricas en el cuerpo pueden surgir complicaciones adicionales, a medida que la condición subyacente empeora, lo que pone en riesgo la salud física y emocional de la mujer. No obstante, es posible que la sensación de electricidad en el cuerpo ocurra como un evento aislado, sin ninguna razón específica. En este caso, no sería necesaria una intervención médica. Sin embargo, si las complicaciones causadas por episodios recurrentes de descarga eléctrica no se tratan, pueden profundizar el daño al tejido nervioso y requerir de atención médica frecuente.

Es natural que las mujeres que sufren de este síntoma deseen aprender cómo evitar descargas eléctricas en el futuro. Las siguientes sugerencias pueden contribuir a reducir las posibilidades de una mujer experimente sensación de electricidad en el cuerpo, así como proveer herramientas que faciliten un adecuado manejo de este incómodo problema.

Síntomas de la sensación de electricidad

Prevención y manejo

Prevención de la sensación de electricidad en el cuerpo

Si bien una mujer no puede evitar la trasmisión del impulso nervioso, por ser una función vital, existen alternativas para reducir las posibilidades de experimentar descargas eléctricas en el cuerpo, o al menos limitar su frecuencia e intensidad.

Los cambios en el estilo de vida son cruciales para mantener el equilibrio hormonal, lo que ayuda a prevenir las descargas eléctricas en el cuerpo, y deben incluir aspectos básicos, tales como una dieta balanceada, ejercicio y hábitos saludables. Además, las mujeres pueden buscar métodos para fortalecer estos ajustes en su rutina diaria, como el uso de suplementos que promuevan el balance hormonal y contribuyan a prevenir, o al menos aliviar, la sensación de electricidad en las piernas, las manos u otras partes del cuerpo.

Cambios en el estilo de vida para la prevención

  • Nutrición. Una dieta balanceada, rica en alimentos que promuevan el equilibrio hormonal, como los fitoestrógenos, así como en aquellos que fortalezcan salud del sistema nervioso, puede contribuir a reducir la sensación de electricidad en el cuerpo.

  • Ejercicio regular. Las descargas eléctricas musculares son impredecibles. Sin embargo, en algunas mujeres, pueden manifestarse como un síntoma precursor de los sofocos. Por lo tanto, se puede decir que en estos casos, la sensación de electricidad en el cuerpo se debe a un desequilibrio hormonal. para estimular su sistema endocrino,  las mujeres deben tratar de ejercitarse al menos 30 minutos al día, 5 días por semana, incluyendo en su rutina de entrenamiento sesiones de natación, trote y aeróbicos. Para aliviar la sensación de descarga eléctrica provocada por el estrés, es recomendable practicar yoga y ejercicios de respiración profunda.

  • Hábitos saludables. Los estudios demuestran que las mujeres que fuman y beben alcohol regularmente tienen más probabilidades de empeorar sus síntomas de desequilibrio hormonal, incluyendo las descargas eléctricas en el cuerpo. Es importante evitar o minimizar el consumo de estas sustancias, así como mantener un peso saludable y una buena hidratación, además de reducir el estrés y dormir al menos siete horas por noche, a fin de ayudar a equilibrar los niveles de hormonas.

  • Suplementos. Las investigaciones indican que el aceite de pescado, las vitaminas del complejo B, el calcio y el potasio son algunos de los mejores suplementos para la buena salud del sistema nervioso. Estos nutrientes, que a menudo se encuentran juntos en forma de multivitamínicos pueden consumirse como complemento de una dieta balanceada, para lograr un equilibrio perfecto.

Manejo de la sensación de electricidad en el cuerpo

Como se mencionó anteriormente, es difícil predecir exactamente cuándo ocurrirá una descarga eléctrica. No obstante, es importante realizar cambios en la rutina diaria y evitar posibles desencadenantes para evitar incidencias futuras.

Los siguientes son algunos consejos para el manejo de la sensación de electricidad en el cuerpo, los cuales también pueden enseñar a las mujeres cómo evitar descargas eléctricas a lo largo de su vida reproductiva, desde la pubertad, el embarazo y el postparto (incluida la lactancia materna), hasta la perimenopausia y la postmenopausia. Algunas recomendaciones básicas incluyen dormir lo suficiente, practicar técnicas de respiración y realizar actividad física diariamente.

  • El manejo de las descargas eléctricas musculares durante la pubertad incluye educarse sobre los síntomas de esta etapa reproductiva, realizar actividad física y mantener una buena hidratación, así como conservar la calma si se experimenta este síntoma de manera aislada.
  • La sensación de electricidad en las piernas, manos y otras partes del cuerpo durante el embarazo puede minimizarse practicando yoga o meditación, así como realizando ejercicios prenatales.
  • Durante el postparto (incluyendo la lactancia materna) los episodios de descarga eléctrica pueden mantenerse bajo control realizando ejercicio moderado.
  • La sensación de descarga eléctrica durante la transición hacia la menopausia (perimenopausia), así como en la postmenopausia, puede minimizarse aprendiendo a detectar los síntomas precursores de los sofocos, así como manteniendo una buena hidratación.

Consejos alternativos de manejo para la sensación de electricidad en el cuerpo

Los tratamientos alternativos también son una excelente manera de manejar las descargas eléctricas en el cuerpo, ya que reducen el estrés y mejoran la salud física y emocional. Dichos tratamientos incluyen masajes, atención plena, meditación y terapia psicológica.

Si bien estas medidas pueden ayudar a una mujer a aprender cómo evitar descargas eléctricas, así como mantener una buena salud del sistema nervioso y endocrino, no tratan directamente el desequilibrio hormonal, que es lo que causa la corriente eléctrica repentina en el cuerpo, por lo general. Sin embargo, existen varias opciones de tratamiento para la sensación de electricidad en el cuerpo, las cuales pueden ayudar a tratar las causas hormonales de este síntoma.

Prevención de la sensación de electricidad

Tratamientos

Las sensaciones recurrentes de descarga eléctrica pueden ir desde un ligero malestar hasta una severidad que puede llegar a afectar la vida cotidiana. En cualquier caso, es posible encontrar un tratamiento eficaz.

Tres enfoques para tratar la sensación de electricidad en el cuerpo

Se pueden considerar tres enfoques para el tratamiento de la sensación de electricidad en el cuerpo: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Medicina alternativa y (3) Opciones farmacológicas y quirúrgicas.

Dependiendo de la gravedad de los síntomas, los cambios en el estilo de vida generalmente se recomiendan como el primer curso de acción porque conllevan el menor riesgo y también benefician la salud en general. Si no son suficientes para aliviar la sensación de electricidad en el cuerpo, se puede intentar una intervención médica que considere las circunstancias y síntomas específicos de cada mujer.

1

Cambios en el estilo de vida

El primer nivel implica el menor riesgo, pero también una mayor autodisciplina. A menudo, los cambios simples en el estilo de vida pueden generar enormes beneficios y lograr un mayor nivel general de salud. Estos cambios incluyen, principalmente, una dieta balanceada, ejercicio regular y hábitos saludables.

Aunque estos cambios pueden promover el bienestar general, no abordan directamente el desequilibrio hormonal, que es una causa común de sensación de electricidad en el cuerpo en las mujeres. Para ello, es necesario tomar medidas adicionales. La medicina alternativa ha demostrado ser una opción segura y natural para prevenir los episodios de descarga eléctrica causados por un déficit hormonal.

2

Medicina alternativa

La medicina alternativa y los suplementos herbales implican poco o ningún riesgo y pueden ser una forma extremadamente efectiva de prevenir y tratar la sensación de electricidad en el cuerpo, dependiendo de la causa subyacente. En el caso de los suplementos herbales, existen dos tipos principales: los fitoestrogénicos y los reguladores de hormonas.

Suplementos herbales fitoestrogénicos

Hierbas como el cohosh negro (cimicífuga) son ricas en componentes estructuralmente similares al estrógeno humano, llamados fitoestrógenos, que ayudan a compensar la deficiencia de esta hormona reproductiva, contribuyendo a aliviar la sensación de electricidad en el cuerpo.

Estos suplementos son más adecuados para mujeres durante la menopausia, que es cuando los niveles de estrógeno alcanzan sus niveles más bajos, pero pueden no ser tan efectivos en otros momentos de cambios hormonales, como la pubertad.

Suplementos herbales reguladores de hormonas

Los suplementos reguladores de hormonas, como es el caso de Macafem, estimulan el sistema endocrino y tratan el desequilibrio hormonal subyacente. Esto dacomo resultado el equilibrio del estrógeno y otras hormonas importantes, como la progesterona.

Estos suplementos pueden considerarse la forma más segura y natural de tratar el desequilibrio hormonal subyacente detrás de las descargas eléctricas en el cuerpo, y pueden tomarse a lo largo de la vida de una mujer, ya que apoyan la producción natural de hormonas en el cuerpo.

Una combinación de enfoques suele ser la ruta más eficaz a seguir. Cuando los cambios en el estilo de vida se acompañan con el uso de medicina alternativa pueden, en última instancia, ser más efectivos para prevenir y tratar la sensación de electricidad en el cuerpo. Sin embargo, para aquellas mujeres con episodios recurrentes de descarga eléctrica repentina podrían requerir de un tratamiento más drástico.

3

Opciones farmacológicas

Las intervenciones en este tercer nivel implican mayor riesgo y, a menudo, costos más altos. Se recomienda encarecidamente hablar con un médico reumatólogo antes de iniciar cualquier tratamiento farmacéutico para tratar las descargas eléctricas en el cuerpo.

Hay dos tipos principales de opciones farmacéuticas que se pueden prescribir para tratar la sensacion de electricidad den el cuerpo: medicamentos para regular las hormonas y antidepresivos.

Estos tres enfoques no son mutuamente excluyentes. Una mujer puede usar diferentes alternativas de tratamiento o combinarlas, según la duración y la gravedad de sus síntomas. Hoy en día, cada vez más mujeres encuentran que acompañar los cambios de estilo de vida con el uso de medicina alternativa, puede ser muy efectivo para prevenir o aliviar la sensación de descarga eléctrica.

Tratar la sensación de electricidad

Fuentes