Manchas en la cara

Por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 28 agosto, 2019

En algún momento de su vida, muchas mujeres experimentan la aparición de manchas en la cara, también conocidas como melasma o paño, las cuales varían dependiendo de cada caso individual y de la etapa reproductiva en la que se presentan. Aunque pueden ser causados por diferentes factores, la causa subyacente de los cambios de pigmentación suele ser un desequilibrio hormonal.

Continúe leyendo para obtener más información sobre las causas, factores de riesgo, signos y síntomas y opciones de tratamiento para manchas en la cara.

Manchas en la cara

Acerca de las manchas en la cara

Datos clave sobre las manchas en la cara

  • Entre 45 y 50 millones de mujeres alrededor del mundo viven actualmente con melasma, y 6 millones de ellas se encuentran los EE. UU.1
  • El 90% de los adultos que experimentan melasma son mujeres 1.
  • Durante la pubertad, pueden presentarse manchas faciales como resultado del acné.

Las manchas en la piel se relacionan con el aumento o la producción incontrolada de melanina, el pigmento más abundante de la piel. Las hormonas regulan la actividad de los melanocitos, que son las células responsables de producir dicho pigmento. Las características de esta hiperpigmentación varían según el tipo de desequilibrio hormonal y los melanocitos de cada mujer.

Es importante tener en cuenta que las mujeres pueden experimentar diferentes tipos de manchas en la cara y el resto del cuerpo, algunos de los cuales se relacionan con otros trastornos. A veces aparecen manchas oscuras y extensas debajo de las axilas, en el cuello y en otros pliegues de la piel, las cuales son de textura aterciopelada, a veces gruesa, y cubren uniformemente el área afectada. Este trastorno casi siempre indica una enfermedad subyacente más grave, como la diabetes tipo II y el síndrome de ovario poliquístico (SOP), ambos trastornos endocrinos. Este tipo de hiperpigmentación se conoce como acantosis nigricans.

Durante ciertas etapas de la vida reproductiva, como la pubertad, el embarazo, el posparto (incluida la lactancia materna) y la menopausia, se producen fluctuaciones hormonales significativas. Debido a que las hormonas estimulan y regulan la producción de melanina, y el exceso de insulina puede causar una coloración cutánea anormal, un desequilibrio endocrino puede afectar fácilmente la apariencia y la salud de la piel.

Identificando las manchas en la cara

Las manchas faciales vienen en varias formas y tonos, dependiendo de la mujer. Si bien las experiencias diferirán de una mujer a otra, muchas experimentan síntomas de melasma que coinciden con edad. Existen tres criterios que pueden ayudar a calificar las manchas en la piel: frecuencia, duración e intensidad.

Para comprender mejor las diversas causas de manchas en la cara, sigue leyendo en la siguiente sección.

Acerca de las manchas en la cara

Causas

Comprender las causas de melasma, incluyendo los diferentes tipos de manchas en la cara y el resto del cuerpo, es esencial para saber cómo manejar y tratar adecuadamente esta afección dermatológica en las mujeres. En la mayoría de los casos la causa principal es una alteración hormonal, aunque también existen otros factores que pueden provocar o agravar las manchas faciales.

Causas hormonales de manchas en la cara

Las hormonas, como mensajeros que trasportan señales desde el cerebro, son responsables de regular y estimular diversas funciones corporales. El sistema endocrino, o grupo de glándulas y órganos que producen hormonas, experimenta cambios en las diferentes etapas de la vida reproductiva de una mujer, y los desequilibrios hormonales resultantes pueden tener efectos negativos en todas las partes del cuerpo, incluida la piel.

Un desequilibrio de estrógeno y progesterona, las principales hormonas sexuales femeninas, puede provocar que las células que producen los pigmentos cutáneos (melanocitos) generen demasiada melanina; una excesiva cantidad de este pigmento puede dar lugar a manchas en la piel. Una de las funciones del estrógeno es regular la actividad de los melanocitos, por lo que las fluctuaciones de esta hormona pueden tener un profundo efecto en la cantidad de melanina producida. Así como las variaciones de estrógeno y progesterona afectan la actividad de los melanocitos, otro tipo de desequilibrios también pueden provocar manchas en la piel. Por ejemplo, el acné, que es causado por un aumento en los niveles de testosterona, puede ser seguido de una hiperpigmentación postinflamatoria, es decir, manchas marrones en la cara, allí donde antes estaban las espinillas. De hecho, cualquier tipo de cambio a nivel endocrino puede alterar la producción de melanina, dando como resultado la aparición de melasma hormonal, generalmente en el rostro.

Los casos típicos de manchas faciales que experimentan las mujeres a lo largo de su vida son el resultado de las naturales alteraciones hormonales que ocurren durante la pubertad, el embarazo, el postparto y la menopausia.

La pubertad tiene lugar cuando el cuerpo de una niña comienza a producir hormonas reproductivas, lo que trae los primeros desequilibrios endocrinos en la vida de una mujer. Estas fluctuaciones naturales, como las que causan el acné juvenil, pueden también producir manchas en la cara.

El embarazo trae grandes alteraciones en los niveles hormonales, a fin de que el cuerpo pueda favorecer el desarrollo fetal. La aparición de manchas faciales o paño en el embarazo es bastante común.

El postparto (incluida la lactancia materna) es otra etapa en la cual las hormonas fluctúan constantemente. Esto puede causar que el melasma hormonal del embarazo continúe durante esta etapa.

La menopausia es la etapa de la vida en que los niveles hormonales disminuyen naturalmente, a medida que la fertilidad de la mujer llega a su fin. Los desequilibrios endocrinos durante este período pueden hacer que aparezcan manchas marrones en la cara, especialmente si la piel ha estado fuertemente expuesta al sol a lo largo de la vida.

Otras causas

Si bien las fluctuaciones hormonales son una de las principales causas de manchas en la cara, y la que las mujeres experimentan con mayor frecuencia, algunos casos de melasma se originan a partir del uso de ciertos medicamentos y una excesiva exposición al sol.

Sigue leyendo para conocer los factores de riesgo y detonantes externos que pueden hacer que una mujer sea más propensa a tener manchas en la cara.

Causas de las manchas en la cara

Factores de riesgo y detonantes

Factores de riesgo para las manchas en la cara

Algunas mujeres tienen más probabilidades de desarrollar manchas en la piel que otras debido a ciertas razones hereditarias y de salud, como la obesidad y la genética. Estos factores de riesgo pueden influir en el sistema endocrino y aumentar las posibilidades de aparición de melasma.

Detonantes de manchas en la cara

Además de los factores de riesgo a largo plazo, las manchas en la cara, así como en otras partes del cuerpo, pueden aparecer repentinamente debido a ciertos detonantes externos. Evitar el contacto con ciertos productos cosméticos, tanto como sea posible, puede ayudar a reducir la incidencia o recurrencia de melasma.

Sigue leyendo para obtener más información sobre los signos y síntomas de melasma, a fin de para elegir un tratamiento específico para su causa.

Manchas en la cara - Factores de riesgo y detonantes

Signos y síntomas

Las fluctuaciones hormonales naturales afectan a cada mujer en forma diferente a lo largo de su vida reproductiva, y pueden causar la aparición de tipos de manchas en diferentes partes del cuerpo. Sin embargo, existen síntomas comunes entre aquellas que padecen de manchas faciales o melasma.

Síntomas comunes de manchas en la cara

  • Manchas marrones en la cara, que también pueden ser de color amarillo oscuro
  • Manchas en la cara, el cuello o la parte superior del cuerpo
  • Las manchas en la cara son a menudo de aspecto irregular

Los síntomas de melasma solo aparecen en la piel; no hay manifestaciones internas de esta afección dermatológica. Las manchas faciales se presentan a nivel superficial, sin textura ni olor. No están asociadas con picazón, sequedad u otra sensación. Las únicas características que presentan son su apariencia oscura, con bordes irregulares.

Diagnóstico de manchas en la cara

Para diagnosticar e identificar los síntomas de melasma, un médico o dermatólogo generalmente no realiza más que un simple examen de la piel. En casos menos comunes también pueden realizar algunas pruebas, especialmente si se sospecha de una causa hormonal subyacente.

Complicaciones de las manchas en la cara

El melasma o paño en la cara no está asociado con ninguna complicación de salud y no es un signo de cáncer; sin embargo, puede afectar la apariencia de la piel, especialmente si las manchas aparecen en el rostro y el cuello. Esto puede conducir a una baja autoestima en muchas mujeres.

Las mujeres que tienen grandes o notorias manchas faciales usualmente buscan la forma de tratarlas o prevenirlas. Sigue leyendo para saber cómo eliminar manchas en la cara, así como para conocer útiles técnicas de prevención y manejo.

Síntomas de las manchas en la cara

Prevención y manejo

Prevención de manchas en la cara

Como no hay forma de detener los procesos hormonales naturales del cuerpo, es difícil prevenir por completo la aparición de manchas en la piel. Sin embargo, una mujer puede tomar algunas decisiones para reducir las posibilidades de desarrollar síntomas de melasma o minimizar su apariencia.

Un paso importante para la prevención son los cambios en el estilo de vida, especialmente en lo que respecta a dieta, ejercicio y hábitos. Estos ajustes en la rutina diaria se pueden combinar con el uso de suplementos que promuevan la salud del sistema endocrino y, por lo tanto, contribuyan a minimizar los desequilibrios hormonales que ocurren, de forma natural, en las diferentes etapas de la vida.

Aquellas mujeres que ya padecen de melasma pueden recurrir a ciertas técnicas de manejo para reducir la intensidad de las manchas marrones en la cara. Sigue leyendo para obtener más información sobre cómo aclarar manchas en la cara.

Manejo de las manchas en la cara

Las manchas faciales pueden ser motivo de vergüenza para algunas mujeres, especialmente para aquellas que las desarrollan como consecuencia de cambios hormonales a lo largo de su vida, y es natural que deseen controlarlas o minimizar su apariencia. El uso de protector solar o maquillaje medicado puede disimular y prevenir la aparición de melasma o paño en la cara.

Sigue leyendo para obtener más información sobre los diversos tratamientos para las manchas en el rostro, de acuerdo a la causa subyacente.

Prevención y manejo de las manchas en la cara

Tratamientos

El melasma, comúnmente causado por un desequilibrio hormonal, puede ser frustrante y motivo de vergüenza para las mujeres que lo padecen. Afortunadamente, hay muchos tratamientos para manchas en la cara, cada uno adaptado a la causa subyacente a esta afección dermatológica.

Tres enfoques de tratamiento para manchas en la cara

En cuanto a los tratamientos para las manchas en el rostro, pueden considerarse tres niveles. Estos se clasifican en: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Medicina alternativa y (3) Opciones farmacológicas y quirúrgicas.

Se insta a las mujeres a comenzar con el enfoque menos riesgoso (cambios en el estilo de vida) para tratar el melasma o paño antes de intentar el siguiente nivel de tratamiento. Por lo general, no se requiere intervención médica para tratar el melasma, ya que esta afección dermatológica no presenta ningún peligro para la salud. Sin embargo, las mujeres que no consiguen eliminar o minimizar sus manchas faciales a través de ajustes de estilo de vida y medicina alternativa pueden considerar opciones farmacéuticas, después de evaluar adecuadamente los riesgos relacionados con esos tratamientos.

1

Cambios en el estilo de vida

El primer nivel de tratamiento implica la menor cantidad de riesgo, pero requiere de mucha autodisciplina. En la mayoría de casos, los cambios simples en el estilo de vida pueden mejorar la salud de la piel y desvanecer las manchas faciales. En general, una dieta balanceada y hábitos saludables pueden contribuir al éxito del tratamiento para manchas en la cara.

Aunque estos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a reducir o controlar la aparición de manchas en la cara, no tratan el desequilibrio hormonal que comúnmente se encuentra detrás de la esta afección dermatológica. Por lo tanto, puede ser necesario tomar medidas adicionales. Las terapias alternativas han demostrado ser una forma efectiva y segura de tratar el melasma hormonal.

2

Medicina alternativa

La medicina alternativa y los suplementos implican poco o ningún riesgo y pueden ser un medio muy eficaz para tratar las manchas en la cara. Existen dos tipos principales de suplementos herbales que pueden utilizarse: fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos herbales fitoestrogénicos

Ciertas hierbas, como el cohosh negro (cimicífuga) contienen estrógenos de origen vegetal (fitoestrógenos), los cuales actúan como complemento o reemplazo del estrógeno en el cuerpo de una mujer. La introducción de estas hormonas vegetales podría considerarse cuando la deficiencia de estrógeno sea la causa subyacente de las manchas en la cara.

Estos tratamientos sonmás efectivos para las mujeres que pasan por la menopausia, ya que éstas tienen naturalmente niveles bajos de estrógeno; sin embargo, los suplementos fitoestrogénicos no son necesariamente eficaces para mujeresen otras etapas de la vida, como el embarazo.

Suplementos herbales reguladores de hormonas

Estos suplementos,incluido Macafem, carecen de fitoestrógenos pero estimulan las glándulas endocrinas, ayudando al cuerpo a producir hormonas de manera más eficiente y en los niveles adecuados. Esto da como resultado una normalización de los niveles de estrógeno y de otras hormonas.

Estetipo de suplemento se considera la forma más segura y natural de tratarel desequilibrio hormonal que suele ser la causa principal de las manchas faciales. Además, pueden usarse a lo largo de todas las etapas reproductivas en la vida de una mujer, ya que promueven la producción dehormonas naturales.

Otros tipos de suplementos que también pueden contribuir a prevenir, o al menos aclarar, las manchas en la cara, incluyen vitaminas y otros suplementos herbales.

Es probable que una combinación de estos dos enfoques (cambios en el estilo de vida junto con la medicina alternativa) sea la forma más efectiva de reducir la aparición de melasma o paño en la cara. Sin embargo, los síntomas de melasma llegar a ser tan persistentes que algunas mujeres deciden tomar medidas más drásticas.

3

Opciones farmacológicas y quirúrgicas

El tratamiento en el tercer nivel implica el mayor riesgo y suele ser el más costoso. No todos los tratamientos son apropiados para las mujeres en una determinada etapa de su vida. Por lo tanto, es altamente recomendable consultar a un médico antes de comenzar cualquier alternativa farmacológica de tratamiento para las manchas en el rostro. Además, algunos de estos fármacos pueden requerir de receta médica.

Muy pocos tratamientos médicos abordan el desequilibrio hormonal subyacente a las manchas faciales. La mayoría consisten en medicamentos tópicos o cirugía. Combatir el melasma hormonal puede ser difícil y las terapias pueden tomar mucho tiempo en mostrar resultados.

Estos tres enfoques de tratamiento (cambios en el estilo de vida y medicina alternativa, así como tratamientos farmacológicos y quirúrgicos) no se excluyen mutuamente. Pueden emplearse determinadas opciones en diferentes momentos, o una combinación de ellas, dependiendo de la gravedad de los síntomas. Sin embargo, muchas mujeres encuentran que sus síntomas de melasma se alivian de manera más sencilla y eficaz al optar por una combinación de estilos de vida saludables y medicina alternativa.

Tratamientos para las manchas en la cara

Bibliografía