Problemas digestivos

Por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 01 abril, 2020

Los problemas digestivos pueden tomar muchas formas y son un trastorno de salud muy común. Por este motivo, muchas mujeres ignoran los malestares gastrointestinales o subestiman su importancia, cuando en realidad los síntomas de problemas digestivos constituyen una señal de alerta importante, no solo de perturbación del bienestar general, sino también de hábitos poco saludables y desequilibrio hormonal.

Aunque frecuentemente muchas mujeres que experimentan episodios frecuentes de estreñimiento, reflujo ácido, diarrea, hinchazón o calambres, no son tomadas en serio y simplemente se les recomienda "acostumbrarse" a los trastornos gastrointestinales, como si fueran normales e inevitables, existen varias maneras de disminuir y tratar estos síntomas.

A continuación se detallan las causas de problemas digestivos y el papel de las hormonas en su desarrollo, al igual que las diferentes alternativas de prevención, manejo y tratamiento.

Problemas digestivos

Sobre los problemas digestivos

Datos rápidos sobre problemas digestivos

  • El síndrome del intestino irritable (SII) ocurre hasta seis veces más a menudo en mujeres que en hombres.
  • El estreñimiento crónico es relativamente común en las mujeres y tiende a empeorar con la edad.
  • En comparación con los hombres, los estómagos de las mujeres vacían los alimentos más lentamente, lo que puede ser una razón importante por la cual las mujeres experimentan náuseas e hinchazón con más frecuencia.

El término "problemas digestivos" se refiere al malestar que puede experimentarse en cualquier parte del tracto gastrointestinal. Debido a que el sistema digestivo es muy complejo y cumple funciones vitales en el cuerpo, los trastornos gastrointestinales pueden manifestarse de diversas maneras, a veces contradictorias. Uno de los factores más importantes en la mayor incidencia de problemas digestivos entre las mujeres es el desequilibrio hormonal.

Aunque las fluctuaciones hormonales son normales como parte de cualquier ciclo menstrual, existen ciertos períodos de transición en la vida de una mujer (pubertad, embarazo, postparto y menopausia) que causan graves trastornos endocrinos, los cuales traen consigo una amplia gama de problemas digestivos.

Además de los factores hormonales, los hábitos poco saludables, especialmente aquellos que se relacionan con la dieta, pueden desencadenar o empeorar muchos de estos trastornos gastrointestinales.

Identificación de problemas digestivos

Es difícil determinar todos los síntomas que pueden aparecer como resultado de problemas digestivos, ya que la experiencia de cada mujer puede ser drásticamente diferente y depende del órgano específico afectado. Sin embargo, los trastornos gastrointestinales más comunes incluyen acidez estomacal, estreñimiento, calambres abdominales y diarrea.

Acerca de los problemas digestivos

Causas

Comprender las causas de problemas digestivos proporciona la clave para prevenirlos y tratar sus síntomas. Si bien los factores que pueden provocar trastornos gastrointestinales son complejos, la mayoría de los médicos están de acuerdo en que los cambios hormonales son una de las principales causas de problemas digestivos en las mujeres, especialmente durante el síndrome premenstrual, el embarazo y la perimenopausia. Además de estas causas hormonales completamente normales, otros factores y afecciones médicas pueden, en casos más raros, causar problemas digestivos.

Causas hormonales de problemas digestivos

Las hormonas son mensajeros químicos que controlan diversas funciones corporales, de modo que cuando su producción se altera y sus niveles fluctúan, los órganos no reciben las señales correctas y se produce una variedad de síntomas, entre ellos problemas digestivos. En este sentido, puede decirse que los trastornos gastrointestinales son causados, en gran medida, por el desequilibrio hormonal que caracteriza a las diferentes etapas de la vida reproductiva en las mujeres.

Los investigadores médicos han descubierto que la progesterona es una hormona de vital importancia para regular la peristalsis, o las contracciones sincronizadas de los músculos intestinales que hacen que los alimentos se desplacen a través del tracto digestivo. Por otro lado, los niveles fluctuantes de estrógeno pueden afectar la forma en que el cuerpo maneja el estrés, ocasionando que produzca niveles excesivos de cortisol, una hormona cuyo objetivo es controlar la respuesta del cuerpo ante situaciones extremas.

El cortisol estimula e inhibe muchas funciones corporales, tales como el apetito, el estado de ánimo, el metabolismo y la digestión, de modo que el organismo esté preparado para enfrentar condiciones difíciles o potencialmente mortales. Debido a que la producción de cortisol agota las reservas de progesterona, estas dos hormonas pueden ser parte de un círculo vicioso donde los intestinos llevan la peor parte.

Las mujeres son más propensas a experimentar síntomas de problemas digestivos durante la pubertad, el síndrome premenstrual, la menstruación, el embarazo, el posparto y la perimenopausia. La deficiencia de estrógenos y el exceso de cortisol en estos momentos de desequilibrio hormonal significativo constituyen las principales causas de problemas digestivos.

Adicionalmente, es importante considerar que existen causas hormonales específicas en cada etapa de la vida reproductiva, las cuales, combinadas con otros factores, pueden influir en la experiencia individual de problemas digestivos, tal como se explica a continuación.

Causas hormonales durante diferentes fases en la vida de una mujer

El síndrome premenstrual (SPM) es un grupo de síntomas que se presenta, típicamente, algunos días antes de que comience el sangrado mensual, como consecuencia de las fluctuaciones hormonales de estrógeno y progesterona relacionadas con el ciclo menstrual, y puede incluir problemas digestivos, tales como estreñimiento y calambres, entre otros.

La pubertad es la etapa en la cual el cuerpo de una niña comienza a producir hormonas reproductivas; éste y otros factores, tales como las presiones familiares y sociales, contribuyen a la aparición de trastornos gastrointestinales en las adolescentes.

El embarazo conduce a fluctuaciones extremas en las hormonas reproductivas; éste y otros factores, tales como las náuseas matutinas o los cambios corporales, pueden provocar problemas digestivos.

El postparto (incluyendo la lactancia) es otra etapa en la que las hormonas reproductivas pueden desequilibrarse y dar lugar una serie de malestares corporales, incluyendo síntomas de problemas digestivos.

Otras causas menos comunes de problemas digestivos

Si bien el desequilibrio hormonal es una de las principales causas de problemas digestivos a lo largo de la vida de una mujer, los trastornos gastrointestinales también pueden ser causados, aunque con menos frecuencia, por otras afecciones subyacentes, tales como infecciones estomacales, intolerancias alimentarias o condiciones autoinmunes, como la enfermedad de Crohn.

A continuación se detallan los factores de riesgo y los detonantes que pueden empeorar los síntomas de problemas digestivos en las mujeres.

Causas de problemas digestivos

Factores de riesgo y detonantes

Factores de riesgo para problemas digestivos

Algunas mujeres tienen más probabilidades de experimentar problemas digestivos como consecuencia de un desequilibrio endocrino. Existen varios factores de riesgo que pueden afectar los niveles hormonales de una mujer y hacerla más susceptible a trastornos gastrointestinales.

Detonantes de problemas digestivos

Ciertos alimentos, sustancias y actividades específicas pueden ser causa directa de problemas digestivos. Estos factores externos, que se clasifican como detonantes, deben ser identificados y evitados, tanto como sea posible, a fin de alcanzar un alivio significativo en aquellas mujeres que sufren frecuentes síntomas de problemas digestivos.

En general, se recomienda a las mujeres que luchan con trastornos gastrointestinales que eviten sustancias o situaciones que puedan provocar malestar digestivo; sin embargo, los detonantes no afectan por igual a todas las mujeres, y algunas no reaccionan a ellos en lo absoluto. Es por ello que resulta de suma importancia que tomen nota de cuándo ocurren los síntomas de problemas digestivos, a fin de que puedan identificar los factores individuales que los provocan, un registro que puede ser particularmente útil si han decidido buscar el consejo de un médico.

Para identificar correctamente la raíz de los problemas digestivos, es importante familiarizarse con todos sus signos y síntomas, los cuales se detallan a continuación.

Problemas digestivos - Factores de riesgo y detonantes

Signos y síntomas

Existen diferentes tipos de problemas digestivos, y tanto la severidad como la frecuencia de cada uno de ellos harán que cada mujer los experimente de manera diferente. Sin embargo, muchos de los siguientes síntomas son comunes entre las mujeres que sufren de desequilibrio hormonal.

Síntomas comunes de problemas digestivos

  • Acidez estomacal o sensación de calor que se extiende por el pecho
  • Diarrea frecuente
  • Reflujo
  • Sensación de plenitud estomacal, incluso si no se han consumido alimentos
  • Deposiciones poco frecuentes (menos de tres veces por semana)
  • Necesidad de pujar para defecar
  • Falsa urgencia de defecar

Signos de problemas digestivos

A diferencia de los síntomas más notables, los signos médicos son criterios medibles que generalmente son evaluados por un médico. Los siguientes signos médicos de desequilibrio hormonal probablemente serán tomados en cuenta por un médico al diagnosticar el trastorno:

  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • Fluctuaciones en la presión sanguínea
  • Temperatura corporal ligeramente elevada o baja
  • Niveles anormales de hormonas reproductivas en la sangre
  • Lectura anormal de densidad ósea

Diagnóstico de problemas digestivos

Para diagnosticar e identificar los síntomas de problemas digestivos, el médico generalmente debe realizar dos procedimientos: una revisión del historial de salud y un examen físico. En algunos casos, si lo considera necesario, el médico también puede ordenar algunas pruebas.

Complicaciones de los problemas digestivos

En casos raros, cuando los trastornos gastrointestinales se vuelven crónicos y no se tratan, pueden provocar ciertas complicaciones que incrementan el riesgo para la salud física y mental de una mujer. Sin embargo, es importante recordar que en la mayoría de los casos, los problemas digestivos no requerirán de ninguna intervención médica extrema. Estas posibles, pero poco comunes, complicaciones de los problemas digestivos pueden incluir hemorroides, prolapso rectal y problemas de absorción de alimentos.

Es natural que las mujeres con frecuentes problemas digestivos que interfieren con su vida diaria busquen tratarlos o aprender a prevenirlos. Las siguientes técnicas y hábitos pueden ser sumamente útiles para evitar problemas digestivos o hacerlos más manejables.

Signos y síntomas de los problemas digestivos

Prevención y manejo

Prevención de problemas digestivos

Si bien es difícil prevenir por completo los problemas digestivos, dado que los procesos hormonales naturales son inevitables, hay algunos pasos que una mujer puede tomar para reducir las posibilidades de experimentarlos o minimizar su frecuencia.

Los cambios en el estilo de vida son extremadamente importantes para la prevención. Mantener una dieta balanceada, un régimen de ejercicios y hábitos saludables son esenciales para ayudar a prevenir problemas digestivos, así como para mantener una buena salud física y mental. Una mujer puede buscar formas de complementar estos ajustes de estilo de vida mediante el uso de suplementos naturales que mejoren el  funcionamiento del sistema endocrino, con la finalidad de prevenir o minimizar el riesgo de desequilibrio hormonal y la variedad de síntomas que puede causar.

Afortunadamente, las mujeres que ya están sufriendo de trastornos gastrointestinales cuentan con diversas alternativas para controlar sus síntomas.

Manejo de los problemas digestivos

Hay ciertos consejos que pueden ayudar a mejorar los síntomas de problemas digestivos, proporcionando a las mujeres herramientas para hacer frente a los malestares gastrointestinales. Hacer pequeños cambios en la vida diaria y evitar factores desencadenantes puede marcar una gran diferencia en quienes intentan controlar los problemas digestivos.

Los siguientes consejos pueden ser de utilidad para mujeres de todas las edades, incluyendo aquellas que padecen de síndrome premenstrual, y consideran medidas sencillas, tales como una adecuada hidratación, control de porciones y suficiente ingesta de fibra.

Consejos alternativos para aliviar los problemas digestivos

Los tratamientos alternativos (p. ej., acupuntura y biorretroalimentación) constituyen una excelente manera de manejar los problemas digestivos; aunque no abordan la causa hormonal detrás de la mayoría de trastornos gastrointestinales en las mujeres, pueden ser efectivos para reducir la gravedad de los síntomas a corto y mediano plazo.

Por otro lado, existen tratamientos naturales que tratan directamente la causa hormonal de los problemas digestivos, y pueden usarse de manera complementaria para una mayor efectividad.

Prevención y manejo de los problemas digestivos

Tratamiento para los problemas digestivos

Debido a que los problemas digestivos en las mujeres generalmente son consecuencia de fluctuaciones de hormonas como estrógeno, testosterona y progesterona, puede ser imposible prevenirlos por completo a lo largo de la vida reproductiva. Sin embargo, aunque no existe una solución mágica, es posible encontrar un tratamiento efectivo para el desequilibrio hormonal, que también puede aliviar los problemas digestivos.

Tres enfoques de tratamiento para los problemas digestivos

Se pueden considerar tres niveles de enfoques para tratar problemas digestivos: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Terapias alternativas y (3) Opciones farmacológicas.

Se recomienda empezar por la opción menos riesgosa, los cambios en el estilo de vida, antes de avanzar hacia otros niveles de tratamiento.  Las opciones farmacéuticas y quirúrgicas deben usarse solo en casos extremos, después de evaluar adecuadamente los riesgos involucrados.

1

Cambios de estilo de vida

Este nivel primario de tratamiento está virtualmente libre de riesgo, aunque requiere de autodisciplina. Realizar sencillas modificaciones en la vida diaria puede ayudar a combatir los síntomas de problemas digestivos, tales como la hinchazón, y mejorar el estado de salud en general. Fundamentalmente, una dieta balanceada, la práctica regular de ejercicio y la adopción de hábitos saludables pueden hacer una gran diferencia en la vida de las mujeres que padecen de trastornos gastrointestinales.

Aunque los cambios de estilo de vida pueden contribuir al alivio de los problemas digestivos, no abordan directamente el desequilibrio hormonal que es su causa principal, por lo que puede ser necesario un tratamiento adicional. Las terapias alternativas han demostrado ser una excelente opción de tratamiento para los problemas digestivos relacionados con fluctuaciones hormonales.

2

Terapias alternativas

Las terapias y suplementos naturales conllevan un escaso nivel de riesgo, y pueden ser una forma extremadamente efectiva de tratar problemas digestivos. En el caso de los suplementos herbales, hay dos tipos principales que se pueden usar: suplementos herbales fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos herbales fitoestrogénicos

Hierbas como el cohosh negro, contienen compuestos vegetales similares al estrógeno, por lo que ayudana compensar el déficit de esta hormona en el cuerpo, lo cual contribuyeal alivio de los síntomas de problemas digestivos.

Los suplementos herbales son principalmente efectivos en mujeres que están atravesando la menopausia, ya que éstas tienen niveles naturalmente bajos de estrógeno, pero no son necesariamente efectivos para las mujeres en otras etapas de la vida, como la pubertad.

Suplementos herbales reguladores de hormonas

Suplementos como Macafem, estimulan la producción de hormonas naturales al nutrir el sistema endocrino, lo que permite recuperar el balance, no solo de estrógeno sino también de otras hormonas importantes, tales como la progesterona.

Estos suplementos se consideran la opción más segura y natural de tratamiento para los problemas digestivos causados por un desbalance hormonal y pueden tomarse a lo largo de la vida, ya promuevenel equilibrio natural de hormonas en el cuerpo de la mujer.

Existen otros tipos de suplementos, como las vitaminas y otros suplementos herbales, que también pueden aliviar los problemas digestivos, o al menos hacerlos más manejables.

Una combinación de enfoques suele ser la ruta más efectiva. Los cambios en el estilo de vida combinados con terapias alternativas son la mejor opción para aliviar los síntomas de problemas digestivos; sin embargo, para algunas mujeres éstos serán tan severos que requerirán de un tratamiento médico.

3

Opciones farmacológicas

Las intervenciones en este nivel implican mayor riesgo y, generalmente, una mayor inversión económica. Es importante destacar que no todos los tratamientos son adecuados para las mujeres en todas las etapas de la vida, por lo que se recomienda hablar con un médico antes de comenzar a tomar fármacos para tratar problemas digestivos.

Hay dos tipos principales de medicamentos para tratar trastornos gastrointestinales serios en las mujeres: terapia de reemplazo hormonal (TRH) y bloqueadores H2.

Estos tres niveles de tratamiento para los problemas digestivos no son mutuamente excluyentes, y pueden usarse de manera individual o combinada, a fin de obtener el mayor beneficio, dependiendo de la duración y la gravedad de los síntomas. Hoy en día, cada vez más mujeres descubren que los mejores resultados se obtienen mediante una combinación de opciones de estilo de vida saludable y tratamientos alternativos.

Tratamiento para los problemas digestivos

Fuentes