Problemas de encías

Por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 09 octubre, 2019

La cavidad bucal es una de las áreas más delicadas del cuerpo. Los diferentes tipos de tejidos y órganos que se encuentran dentro de la boca, desde los labios y los dientes hasta la lengua y las encías, requieren un cuidado adecuado, una buena higiene y un sistema endocrino saludable para funcionar correctamente.

Desafortunadamente, para muchas mujeres esta puede ser una tarea difícil porque el desequilibrio en los niveles de hormonas reproductivas, principalmente de estrógeno y progesterona, puede hacer que los tejidos de la cavidad bucal se vuelvan más vulnerables y propensos a inflamación, dolor e incluso sangrado de encías.

En las siguientes secciones encontrarás amplia información sobre los problemas de encías, incluyendo causas, factores de riesgo, síntomas, signos, prevención y opciones de tratamiento disponibles.

Problemas de encías

Acerca de

Datos clave sobre los problemas de encías

  • Más de un tercio de mujeres son diagnosticadas con enfermedad periodontal.
  • Másdel 70% de adultos mayores de 65 años tienen enfermedad periodontal, loque demuestra que la probabilidad de tener problemas de encías aumenta con la edad.
  • Si bien no se ha establecido una clara conexión, extensas investigaciones han relacionado las enfermedades en las encías con afecciones aparentemente no relacionadas, como enfermedades pulmonares o cardíacas.

Los problemas de las encías incluyen cualquier tipo de condición que impide que las encías estén perfectamente sanas. Existen muchos tipos de enfermedades en las encías, pero los más comunes, especialmente entre las mujeres, son la gingivitis (inflamación de las encías), la periodontitis (generalmente una complicación de la gingivitis no tratada) y las aftas, que no deben confundirse con herpes labial.

Si bien es cierto que los problemas de encías son muy comunes, prevalecen de manera abrumadora en la población femenina. Las mujeres corren mayor riesgo de contraer enfermedades en las encías durante importantes etapas de cambios hormonales, tales como la pubertad, el embarazo y los años previos a la menopausia.

Vale la pena señalar que los problemas de encías en sí mismos no afectan la fertilidad de una mujer ni tienen relación con ella; sin embargo, pueden sugerir la presencia de un desequilibrio hormonal que, a su vez, podría influir en otros aspectos de la salud, incluyendo la fertilidad.

Identificando los problemas de encías

Como se mencionó anteriormente, hay tres tipos principales de problemas de encías que tienen más probabilidades de afectar a una mujer a lo largo de su vida reproductiva: la gingivitis, la periodontitis y las aftas o úlceras bucales.

Acerca de los problemas de encías

Causas

Conocer las causas de los problemas de encías proporciona la clave para comprender cómo prevenir y tratar este síntoma problemático. Si bien las causas exactas de los problemas de encías en las mujeres son complejas y no se comprenden completamente, la mayoría de los médicos e investigadores creen que pueden estar vinculadas a cambios hormonales, así como a otros factores y afecciones médicas.

Continúe leyendo para obtener más información sobre las causas de los problemas de encías, tanto hormonales como de otra naturaleza.

Causas hormonales de problemas de encías

Las hormonas regulan una variedad de funciones corporales, de modo que cuando se producen alteraciones en el sistema endocrino, los órganos reciben las señales incorrectas, dando como resultado una serie de trastornos. Los investigadores médicos han descubierto que las fluctuaciones en los niveles de estrógeno y progesterona, dos hormonas que regulan la fertilidad femenina, están relacionadas con una mayor prevalencia de aftas y encías inflamadas, así como de otros problemas de salud bucal. Se piensa que estas hormonas afectan la circulación de la sangre a través de los tejidos de la cavidad bucal, haciéndolos más susceptibles a los ataques de bacterias oportunistas y promoviendo la acumulación de placa.

Estas fluctuaciones hormonales son la razón por la cual más mujeres experimentan problemas de encías en momentos de cambios significativos, como la pubertad, el embarazo, el postparto y la perimenopausia. En este sentido, puede inferirse que el desequilibrio de las hormonas reproductivas es una de las principales causas de los problemas de encías en mujeres.

Adicionalmente, causas hormonales específicas y ciertos factores ambientales también pueden explicar la aparición de problemas de encías a lo largo de las diferentes etapas de la vida de una mujer.

Causas hormonales a lo largo de la vida de una mujer

El síndrome premenstrual es una consecuencia de las fluctuaciones hormonales relacionadas con el ciclo menstrual. Es una colección de trastornos que puede incluir aftas y encías inflamadas, entre otros problemas de la cavidad bucal.

La pubertad es la etapa en la cual el cuerpo de una niña comienza a producir hormonas reproductivas; éstos y otros factores, como una dieta inadecuada, hacen que las adolescentes sean propensas a tener problemas de encías.

El embarazo se caracteriza por fluctuaciones extremas en la producción de hormonas reproductivas, lo que junto con otros factores, como la fatiga o los cambios corporales, puede provocar enfermedades en las encías.

El postparto (incluyendo la lactancia) es otra etapa en la que las hormonas reproductivas están desequilibradas y pueden producirse una variedad de síntomas en la cavidad bucal, tales como ulceras bucales, gingivitis, o periodontitis. Otro factor que contribuye a los problemas de encías durante el postparto es la alteración en la rutina de higiene bucal.

La menopausia es la etapa de la vida en que la producción de hormonas reproductivas disminuye naturalmente, señalando el final de la fertilidad en la mujer. A las causas hormonales de problemas de encías durante la esta etapa se suman factores adicionales, como otros síntomas de la menopausia.

Causas menos comunes de problemas de encías

Si bien la causa inmediata de gingivitis es siempre la acumulación de placa bacteriana, la propensión de una mujer a sufrir de aftas y encías inflamadas, entre otras enfermedades bucales, puede tener diferentes causas. Lo más probable es que se trate de afecciones relacionadas con un desequilibrio hormonal, aunque otras posibles causas subyacentes, menos comunes, incluyen infección por hongos o escorbuto.

Sigue leyendo para conocer los factores de riesgo que pueden contribuir a la aparición de problemas de encías.

Causas de problemas de encías

Factores de riesgo y detonantes

Factores de riesgo para los problemas de encías

Algunas mujeres son más propensas que otras a sufrir de enfermedades en las encías por razones psicológicas, de comportamiento y de salud inherentes, como obesidad (que puede afectar los niveles hormonales) o prótesis dentales mal ajustadas, las cuales pueden incrementar el riesgo de aftas y encías inflamadas, independientemente de sus niveles hormonales.

Existen diferentes enfermedades de las encías, y cada una de ellas tiene características específicas a los que se debe prestar atención. Sin embargo, muchos de estos síntomas y signos son comunes en las mujeres que pasan por una fase de desequilibrio hormonal. En la siguiente sección encontrarás más información sobre cómo identificar los problemas de encías, incluyendo sus signos, síntomas y posibles complicaciones.

Factores de riesgo para los problemas de encías

Signos y síntomas

Síntomas comunes de problemas de encías

  • Encías de color rojo, rojo oscuro o violáceo
  • Sangrado al usar hilo dental o cepillarse los dientes
  • Los dientes de apariencia más larga de lo normal debido a encías retraídas
  • Mal aliento incluso inmediatamente después del cepillado
  • Los dientes se sienten flojos, como si fueran a salirse de su lugar
  • Cambios en la mordida (los dientes encajan de manera diferente o se siente dolor al morder)

Signos de problemas de encías

A diferencia de los síntomas de problemas de encías, más notables, los signos son criterios medibles que generalmente son tomados en cuenta por un médico al diagnosticar un trastorno:

  • Desarrollo de bolsillos bajo la línea de las encías, con profundidad de 4 mm o más
  • Radiografías dentales que indican pérdida ósea
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • Presión sanguínea fluctuante
  • Temperatura corporal ligeramente elevada o reducida
  • Niveles anormales de hormonas reproductivas en la sangre

Diagnóstico de problemas de encías

Para diagnosticar e identificar los síntomas de problemas de encías, lo mejor es ir a ver a un dentista o higienista. Un dentista generalmente revisará el historial médico del paciente antes de realizar un examen oral y solicitará pruebas adicionales si lo considera necesario.

Complicaciones de los problemas de encías

Cuando la gingivitis no se trata a tiempo puede convertirse en periodontitis y causar complicaciones más graves. Sin embargo, es importante recordar que en la mayoría de los casos, las enfermedades de las encías, como gingivitis, aftas y encías inflamadas, no requerirán de una intervención médica invasiva, especialmente si se detectan en sus etapas iniciales. Posibles complicaciones de los problemas de encías, aunque raras, pueden incluir bebés con bajo peso al nacer, infección en las encías y pérdida de dientes.

Es natural que mujeres con problemas bucales graves, como enfermedad periodontal, busquen la forma de tratarlos y prevenir que vuelvan a aparecer. Sigue leyendo para aprender cómo evitar y manejar los problemas de encías.

Signos y síntomas de problemas de encías

Prevención y manejo

Prevención de los problemas de encías

No existe manera de prevenir por completo los problemas de encías relacionados los procesos hormonales inherentes a la vida reproductiva de una mujer; sin embargo, hay algunas medidas que una mujer puede tomar para disminuir sus posibilidades de desarrollar enfermedades de las encías, o al menos minimizar el impacto o frecuencia de los síntomas.

En este sentido, los cambios en el estilo de vida para la prevención de los problemas de encías son extremadamente importantes, especialmente en lo que respecta a dieta, ejercicio y hábitos saludables. Estos sencillos ajustes en la rutina diaria pueden complementarse con el uso de suplementos que fortalezcan el sistema endocrino y, por lo tanto, ayuden a prevenir o aliviar el desequilibrio hormonal, que constituye una de las principales causas de los problemas de encías en las mujeres.

Manejo de los problemas de encías

Además de mantener un estilo de vida saludable, la clave para manejar los problemas de las encías radica en una buena rutina de higiene oral. Esto debe incluir el uso adecuado de enjuague bucal y limpiezas profesionales regulares además del cepillado.

Consejos alternativos para el manejo de los problemas de encías

Los tratamientos alternativos son una excelente herramienta para reducir el dolor y las molestias derivadas de los problemas de encías, tales como la gingivitis y las aftas bucales. Los tratamientos alternativos incluyen enjuagues bucales de bicarbonato de sodio y ungüentos caseros.

Si bien estas medidas a menudo ayudan a reducir la frecuencia y la intensidad de los problemas de encías, no tratan la raíz del problema, que en la mayoría de los casos es el desequilibrio hormonal. En la siguiente sección se describen los diferentes enfoques de tratamiento para problemas de encías.

Problemas de encías - Prevención y manejo

Tratamientos

En algunos casos, puede ser imposible prevenir los problemas de encías, debido a que los problemas de las encías también son consecuencia de las fluctuaciones de las hormonas como el estrógeno, la testosterona y la progesterona; sin embargo es posible tratar este desequilibrio. Si bien no existe una solución mágica, el enfoque más efectivo para el tratamiento es combinar algunos cambios en el estilo de vida con medicina alternativa.

Tres enfoques de tratamiento para problemas de encías

En cuanto a los enfoques de tratamiento para problemas de encías, pueden considerarse tres niveles: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Medicina alternativa y (3) Opciones farmacológicas y quirúrgicas.

Aunque estos enfoques se pueden usar indistintamente, se recomienda comenzar por sencillos cambios en el estilo de vida, que es la opción menos costosa e invasiva. Si bien esto suele ser efectivo para frenar los síntomas de problemas de encías, no aborda directamente su causa más común: el desequilibrio hormonal. Complementar este primer enfoque con el uso de medicina alternativa puede proporcionar un tratamiento seguro y efectivo.

Las drogas y la cirugía solo deben usarse en casos extremos, luego de sopesar cuidadosamente los riesgos asociados con estas formas de tratamiento para problemas de encías. Siga leyendo para obtener más información sobre estos tres enfoques para tratar los problemas de encías.

1

Cambios en el estilo de vida

El primer nivel implica el menor riesgo, pero también una mayor autodisciplina. A menudo, los cambios simples en el estilo de vida pueden mejorar muchísimo los síntomas de problemas de encías y la salud en general. Estos cambios incluyen, principalmente, una dieta balanceada, ejercicio regular y hábitos saludables.

Si bien estos ajustes en la rutina diaria pueden ayudar a aliviar las enfermedades de encías, pero si no se aborda directamente el desequilibrio hormonal, que es una de sus causas más frecuentes, lo síntomas pueden empeorar; por lo tanto, puede ser necesario un tratamiento adicional. La medicina alternativa, segura y natural, ha demostrado ser una excelente manera de tratar los problemas de encías.

2

Medicina alternativa

Los enfoques alternativos implican poco o ningún riesgo y pueden ser una forma extremadamente efectiva de tratar los problemas de encías. Los suplementos herbales son la opción más destacada, y existen dos tipos principales: fitoestrogénicos y reguladores de hormonas.

Suplementos herbales fitoestrogénicos

Ciertas hierbas, como el cohosh negro (cimicífuga) contienen estrógenos de origen vegetal (fitoestrógenos), los cuales actúan como complemento o reemplazo del estrógeno natural cuando el cuerpo de la mujer no produce esta hormona en cantidades suficientes, ayudando a mejorar los síntomas de problemas de encías. 

Estos tratamientos son más efectivos para las mujeres que pasan por la menopausia y tienen niveles bajos de estrógeno;sin embargo, no son necesariamente eficaces para mujeres en otras etapas de la vida, como la pubertad.

Suplementos herbales reguladores de hormonas

Estos suplementos,incluido Macafem, carecen de fitoestrógenos pero estimulan las glándulas endocrinas, ayudando al cuerpo a producir hormonas de manera más eficiente y en los niveles adecuados. Esto da como resultado una normalización de los niveles de estrógeno y de otras hormonas, como la progesterona.

Este tipo de suplementos se consideran la forma más segura y natural de tratar el desequilibrio hormonal que causa problemasde encías, y pueden usarse a lo largo de todas las etapas reproductivas, ya que promueven la producción de hormonas naturales.

Otros remedios naturales que pueden aliviar los problemas de encías, o al menos hacerlos más manejables, son las vitaminas y otros suplementos herbales.

Una combinación de enfoques suele ser la ruta más efectiva. Los cambios en el estilo de vida combinados con la medicina alternativa son la forma más segura de aliviar los problemas de encías. Sin embargo, la severidad de los síntomas en algunas mujeres puede llevarlas a buscar un tratamiento más drástico.

3

Opciones farmacológicas y quirúrgicas

Las intervenciones en este tercer nivel implican mayor riesgo y, a menudo, los costos más altos. No todas las opciones de tratamiento son adecuadas para mujeres en todas las etapas de la vida. Por lo tanto, se recomienda hablar con un médico especialista antes de comenzar a usar cualquier producto farmacéutico para el tratamiento de problemas de encías.

Hay tres tipos principales de opciones farmacéuticas que se pueden recetar para tratar las enfermedades en las encías: los fármacos reguladores de hormonas, el raspado radicular o tartrectomía y la cirugía periodontal.

  • Terapia de reemplazo hormonal (TRH). Esta es una forma rápida de combatir todos los síntomas relacionados con el desequilibrio hormonal durante los años previos a la menopausia. Sin embargo, puede implicar efectos secundarios graves, como el aumento de peso, y hay pruebas muy sólidas que apuntan a un vínculo entre la TRH y un mayor riesgo de cáncer de mama y de ovario, así como de coágulos sanguíneos.

  • Anticonceptivos orales. Cuando las encías inflamadas se relacionan con el síndrome premenstrual (SPM), es posible controlar el problema usando píldoras anticonceptivas orales, ya que pueden estabilizar los niveles hormonales durante todo el ciclo menstrual o hacer que desaparezcan los períodos. Sin embargo, esta opción no es adecuada para mujeres embarazadas o en período de lactancia.

  • Raspado radicular. Este es un tipo de tratamiento para la gingivitis que consiste en alisar las superficies de la raíz debajo de cada diente para que eliminar y prevenir la acumulación de sarro.

  • Cirugía a colgajo. Este es un procedimiento quirúrgico ambulatorio (requiere anestesia local) que consiste en cortar el tejido de las encías para exponer las raíces dentales, con el fin de realizar un raspado y cepillado más profundo.

  • Injertos de tejidos blandos u óseos. Estos procedimientos están reservados para la periodontitis muy avanzada, donde la raíz o el hueso de la mandíbula se ha dañado. Implican tomar algunos tejidos blandos de donantes o fragmentos óseos y usarlos para regenerar las áreas dañadas.

Estos tres enfoques no son mutuamente excluyentes. Pueden emplearse determinadas opciones en diferentes momentos, o una combinación de ellas, dependiendo de la duración y la gravedad de los síntomas. Sin embargo, muchas mujeres están descubriendo que una combinación de estilo de vida saludable y suplementos naturales suele ser la mejor alternativa de tratamiento para problemas de encías.

Tratamiento para problemas de encías

Fuentes