Hormigueo en las extremidades

Por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 19 agosto, 2019

Muchas mujeres experimentan una peculiar sensación de hormigueo y entumecimiento de brazos, manos, piernas, y pies. Estos síntomas pueden presentarse con frecuencia y suelen ser un efecto secundario, relativamente inofensivo, de fluctuaciones en los niveles hormonales; sin embargo, el hormigueo en las extremidades puede ser bastante molesto, lo suficiente como para afectar la calidad de vida.

Si bien la mayoría de los casos de entumecimiento y sensación de hormigueo no indican ninguna condición grave de salud, sería prudente que las mujeres que experimentan estos síntomas aprendan más sobre ellos. Continúe leyendo para aprender todo sobre el hormigueo en las extremidades, incluyendo sus causas, factores de riesgo, síntomas, formas de prevención y opciones de tratamiento.

Hormigueo en las extremidades

Acerca del hormigueo en las extremidades

¿Qué es el hormigueo en las extremidades?

Datos clave sobre el hormigueo en las extremidades

  • El hormigueo en las extremidades suele ocurrir como resultado de compresión o daño de los nervios.
  • Se caracteriza por cosquilleo en brazos y piernas, acompañado de una sensación de alfilerazos, como si las extremidades estuvieran recuperando su función después de haberse quedado “dormidas”.

El hormigueo en las extremidades consiste en una sensación de entumecimiento acompañada de alfilerazos, cosquilleo, picazón y otras sensaciones nerviosas anormales, que se clasifican como parestesia. Se pueden experimentar hormigueo en todo el cuerpo, pero esta sensación es más común en las extremidades, es decir, en brazos, piernas, manos y pies. Sin embargo, algunas mujeres reportan sentir síntomas de parestesia en otras partes del cuerpo, como la cara y el cuello.

La parestesia puede ser causada por desequilibrios hormonales. Esto significa, por ejemplo, que puede ocurrir de manera periódica, en sintonía con el ciclo menstrual, como parte del síndrome premenstrual (SPM). De esta manera, el hormigueo en las extremidades también se puede experimentar durante todas las fases de la vida de una mujer, como la pubertad, el embarazo, el posparto (incluida la lactancia materna) y la menopausia. Sin embargo, la parestesia también es síntoma de una variedad de problemas de salud, como infecciones, inflamación, traumatismo, tumores y muchos otros procesos anormales.

Identificación del hormigueo en las extremidades

El hormigueo en las extremidades puede afectar a hombres y mujeres por igual, y ser un síntoma de problemas de salud subyacentes. En las mujeres, es común como efecto secundario de fluctuaciones hormonales. Por lo tanto, es probable que estos episodios inconvenientes sean solo una consecuencia normal del embarazo y la menopausia.

Aunque la forma en que se presenta puede variar de una persona a otra, el hormigueo en las extremidades puede identificarse fácilmente. Es importante tener en cuenta que estas sensaciones nerviosas pueden indicar problemas de salud más graves, por lo que si se presentan con frecuencia es recomendable consultar con un médico. Siga leyendo para conocer las complicaciones asociadas con el hormigueo en las extremidades.

Acerca del hormigueo en las extremidades

Causas

El  hormigueo en las extremidades, o parestesia, pueden ocurrir en cualquier momento. En casos más comunes y leves, estas sensaciones nerviosas pueden ocurrir debido a que una determinada postura pellizca un nervio o presiona una arteria, causando que entumecimiento temporal. En estos casos, la sensación de hormigueo generalmente desaparece cuando se alivia la compresión.

Sin embargo, los casos de parestesia que no se alivian fácilmente pueden indicar la existencia de ciertas condiciones de salud, como cambios en los niveles hormonales y otros problemas médicos. Siga leyendo para descubrir las causas hormonales y otras causas de hormigueo en el cuerpo, específicamente en las extremidades.

Causas hormonales del hormigueo en las extremidades

Las hormonas son mensajeros químicos que controlan cada órgano del cuerpo. Cuando surgen fluctuaciones, los órganos no reciben las señales correctas para funcionar con eficacia y se producen trastornos hormonales. Por lo tanto, el hormigueo en las extremidades es causado en gran medida por las fluctuaciones hormonales que experimentan las mujeres a lo largo de su vida reproductiva.

La sensación de hormigueo y entumecimiento en las extremidades puede ser causada por cambios hormonales. Esto se debe a que el estrógeno, una hormona esencial en las diferentes fases de la vida reproductiva de la mujer, tiene un efecto complejo y generalizado en el sistema nervioso central. Otro de los trabajos del estrógeno es mantener la vitalidad y flexibilidad de la piel. Los receptores de esta hormona permiten que el estrógeno atraiga un mayor flujo de sangre a la piel y estimule la producción de colágeno. Sin embargo, en momentos de desequilibrio hormonal, los niveles de estrógeno pueden reducirse, lo que lleva a una piel más delgada, susceptible a grietas y arrugas. La piel débil se vuelve más sensible, dando paso a sensación de adormecimiento, cosquilleo o ardor.

  • Hormigueo en las extremidades durante la pubertad. La pubertad es la etapa en la que el cuerpo de una niña comienza a producir hormonas reproductivas; estos y otros factores, como las presiones en la escuela y en las citas, contribuyen la sensación de hormigueo y entumecimiento durante la pubertad.
  • Hormigueo en las extremidades durante el embarazo. El embarazo conduce a cambios extremos en la producción de hormonas reproductivas. Este factor, combinado con otros, tales como la fatiga o los cambios corporales, puede provocar hormigueo en las extremidades.
  • Hormigueo en las extremidades durante el posparto y la lactancia. Tanto el posparto como la lactancia materna se caracterizan por grandes desequilibrios hormonales, lo que conduce a la aparición de síntomas de parestesia. Otros factores que contribuyen a la sensación de hormigueo son la pérdida de sangre durante el parto y la fatiga.
  • Hormigueo en las extremidades durante la menopausia. Durante la menopausia la producción de hormonas reproductivas en la mujer disminuye naturalmente, marcando el final de su etapa fértil. Además de las causas hormonales, otros factores que aumentan las posibilidades de experimentar hormigueo en las extremidades durante la menopausia son la pérdida de colágeno y el aumento de peso.

Si bien la parestesia en las mujeres suele atribuirse a un desequilibrio hormonal, estas sensaciones nerviosas anormales también pueden indicar la existencia de otros problemas de salud, los cuales deberían tomarse en cuenta para un adecuado diagnóstico.

Otras causas de hormigueo de las extremidades

Aunque, en la mayoría de los casos, la sensación de hormigueo y entumecimiento pueden explicarse por las fluctuaciones hormonales naturales en las mujeres a lo largo de su vida, existe una larga lista de condiciones médicas que pueden causar sensación de adormecimiento y hormigueo en las extremidades, como lesiones nerviosas, ansiedad, fibromialgia o derrames cerebrales.

Siga leyendo para conocer los otros factores de riesgo y detonantes que influyen en la aparición del hormigueo en las extremidades.

Causes del Hormigueo en las extremidades

Factores de riesgo y desencadenantes

Factores de riesgo para el hormigueo en las extremidades

Algunas mujeres tienen más probabilidades que otras de sufrir de parestesia por diversas condiciones de salud. Estos factores de riesgo pueden afectar los niveles hormonales y aumentar las posibilidades de que una mujer experimente hormigueo en las extremidades a lo largo de su vida reproductiva.

Detonantes del hormigueo en las extremidades

Además de los factores de riesgo inherentes que predisponen a la parestesia en las mujeres, existen componentes ambientales y hábitos de comportamiento que también pueden desencadenar sensación de adormecimiento y cosquilleo en brazos y piernas, y que deben evitarse tanto como sea posible, a fin de prevenir la aparición de estos síntomas.

El hormigueo en las extremidades puede ser causado por desequilibrios hormonales, condiciones médicas, problemas físicos o hábitos de comportamiento. Los síntomas de parestesia deben ser evaluados por un médico para determinar su causa subyacente. Siga leyendo para aprender más sobre los indicadores de parestesia.

Factores de riesgo y detonantes del hormigueo en las extremidades

Signos y síntomas

Algunas mujeres pueden sufrir varios síntomas de parestesia, mientras que otras pueden sentirán solo uno o dos. Sin embargo, muchas mujeres que sufren de desequilibrio hormonal experimentarán una combinación de estos síntomas, aunque con diferente intensidad y frecuencia.

Síntomas comunes de hormigueo en las extremidades

  • Cambios en la sensación
  • Sensación de pinchazos o alfilerazos
  • Picazón o ardor
  • Reducción en la sensación al tacto o entumecimiento
  • Mayor sensibilidad
  • Sensación de que “algo” camina por la piel

Signos de hormigueo en las extremidades

A diferencia de los síntomas de parestesia más notorios, que generalmente son notados por la paciente, existen signos médicos específicos y medibles que pueden ser tomados en cuenta por un médico al diagnosticar el hormigueo en las extremidades y sus posibles causas subyacentes. Éstos incluyen:

  • Presión sanguínea
  • Ritmo cardiaco
  • Frecuencia respiratoria
  • Niveles de glucosa en sangre

Diagnóstico del hormigueo en las extremidades

Para llegar a un diagnóstico de parestesia, un médico deberá revisar varios aspectos de la salud de un paciente, como los antecedentes médicos y familiares, los síntomas físicos y, si es necesario, los niveles hormonales mediante análisis de sangre.

Complicaciones del hormigueo en las extremidades

En una minoría de casos, la sensación de hormigueo lleva a complicaciones que pueden ser riesgosas para la salud de la mujer. Sin embargo, es importante tener en cuenta que en la gran mayoría de los casos, el hormigueo en las extremidades puede ser un signo de desequilibrio hormonal o postura incorrecta y no requiere de intervención médica. Algunas de las posibles, pero raras, complicaciones del hormigueo en las extremidades pueden incluir la pérdida de sensibilidad en las extremidades y un mayor riesgo de caídas, lo que podría llevar a las mujeres a buscar tratamiento o formas de controlar la parestesia.

Las mujeres preocupadas por las posibles complicaciones del hormigueo en las extremidades deben considerar técnicas de prevención y manejo de esta condición. Siga leyendo para descubrir algunas de estas medidas.

Signos y síntomas del hormigueo en las extremidades

Prevención y manejo

Prevención del hormigueo en las extremidades

Si bien no hay una sola manera de prevenir completamente el hormigueo en las extremidades, tampoco hay forma de evitar que ocurran los procesos hormonales naturales. Sin embargo, se pueden tomar algunas medidas para disminuir las probabilidades de desarrollar síntomas severos o frecuentes de parestesia, o al menos minimizar la frecuencia de estos episodios.

Los cambios en el estilo de vida son extremadamente importantes para la prevención, especialmente en lo que respecta a dieta, ejercicio y hábitos saludables. Adicionalmente, las mujeres pueden buscar formas de complementar estos enfoques de estilo de vida con el uso de suplementos que promuevan la salud de su sistema endocrino y, por lo tanto, ayuden a prevenir o aliviar los síntomas del desequilibrio hormonal, incluyendo el hormigueo en las extremidades.

Aunque la prevención no es posible para aquellas mujeres que ya están experimentando síntomas de parestesia, afortunadamente existen muchas formas de controlarlos o disminuir su intensidad. Siga leyendo para conocer las diferentes maneras de controlar este trastorno.

Manejo del hormigueo en las extremidades

Es común que las mujeres descubran que la sensación de hormigueo y adormecimiento de piernas tiende a ocurrir en escenarios muy diversos. Afortunadamente, hay ciertos consejos y trucos disponibles que pueden ayudarte a tratar los síntomas de parestesia.

Tratamientos alternativos para el hormigueo en las extremidades

Los tratamientos alternativos, que incluyen masajes, acupuntura y biorretroalimentación, también son una excelente manera de manejar la parestesia. Si bien estos tratamientos no abordan la causa hormonal que subyace a la mayoría de episodios de hormigueo en las extremidades en las mujeres, son efectivos para reducir el estrés sobre los nervios a corto y mediano plazo.

Si bien estas medidas pueden ayudar a reducir la frecuencia e intensidad del hormigueo en las extremidades, particularmente en los casos de parestesia por ansiedad, no tratan la raíz del problema, que en la mayoría de los casos es un desequilibrio hormonal. La buena noticia es que existen varios tratamientos naturales capaces de tratar las causas hormonales de la parestesia. En la siguiente sección encontrará más información sobre el tratamiento del hormigueo en las extremidades.

Prevención y manejo del hormigueo en las extremidades

Tratamientos

El hormigueo en las extremidades, o parestesia, es una consecuencia común del desequilibrio hormonal y sus síntomas pueden ser frustrantes para cualquier mujer. Sin embargo, algunos casos son tan graves que llegan a interferir con la vida cotidiana. Afortunadamente, es que posible encontrar opciones eficaces de tratamiento para la parestesia.

Tres enfoques para tratar el hormigueo en las extremidades

Se pueden considerar tres niveles de abordaje para tratar los síntomas de parestesia: (1) Cambios en el estilo de vida, (2) Medicina alternativa y (3) Opciones farmacéuticas.

Al igual que con cualquier problema de salud, es mejor comenzar con la opción de tratamiento menos agresiva y luego pasar a la siguiente solo en caso de no obtener alivio. En la mayoría de los casos, una combinación de cambios en el estilo de vida y tratamientos alternativos es el enfoque más eficaz y seguro para tratar hormigueo en las extremidades, dejando abierta la posibilidad de considerar opciones farmacéuticas, de prescripción médica,  si lo anterior no llega a funcionar.

1

Cambios en el estilo de vida

Este nivel primario de tratamiento implica la menor cantidad de riesgo, aunque sí requiere de mayor autodisciplina. A menudo, los cambios simples en el estilo de vida pueden generar enormes beneficios, al mejorar el nivel general de la salud. Fundamentalmente, una dieta balanceada, ejercicio regular y hábitos saludables pueden hacer mucho para prevenir o reducir el hormigueo en las extremidades, particularmente en los casos de parestesia por ansiedad o problemas posturales.

Estos cambios, sin embargo, no abordan directamente el desequilibrio hormonal, que es la causa más común de sensación de hormigueo y entumecimiento en las mujeres. Por lo tanto, un tratamiento adicional puede ser necesario. La medicina alternativa ha demostrado ser una excelente manera de tratar los casos de parestesia relacionados con desequilibrios hormonales de una manera segura y natural.

2

Medicina alternativa

Los medicamentos naturales y los suplementos implican poco o ningún riesgo y pueden ser una forma extremadamente efectiva de tratar el hormigueo en las extremidades. En el caso de los suplementos de hierbas, existen dos tipos principales: los suplementos fitoestrogénicos y los reguladores de hormonas.

Suplementos herbales fitoestrógenos

Hierbas como el cohosh negro y el ginseng contienen componentes estrogénicos vegetales, llamados fitoestrógenos, que ayudan a restablecer los niveles de estrógeno en el cuerpo de la mujer, aliviandoasí la sensación de hormigueo, entumecimiento, ardor, picazón y alfilerazos, entre otros incómodos síntomas de parestesia.

Los suplementos fitoestrogénicos son particularmente eficaces en las mujeresque atraviesan la menopausia, ya que tienen más probabilidades de tenerniveles bajos de estrógeno, pero pueden no ser necesariamente efectivosen otras etapas de la vida femenina, como la pubertad, y algunas mujeres un pueden consumirlos por razones médicas.

Suplementos herbales reguladores de hormonas

Estos suplementos, incluyendo Macafem, carecen de fitoestrógenos pero sus componentes activos estimulan el sistema endocrino, incrementando así la eficiencia en la producción de hormonas naturales. En última instancia, esto resulta en el restablecimiento del equilibrio en los niveles de estrógeno y otras hormonas importantes, como la progesterona.

Lossuplementos reguladores de hormonas se consideran la forma más segura ynatural de tratar el desequilibrio endocrino, que es la causa principaldetrás del hormigueo en las extremidades, y pueden tomarse con seguridad a lo largo de la vida de una mujer, ya que promueven la producción natural de hormonas del cuerpo.

Otros suplementos que también pueden contribuir al alivio de los síntomas de parestesis, o al menos a hacerlos más manejables, incluyen multivitamínicos y complementos herbales ricos en nutrientes, que promueven la salud del sistema nervioso y reproductivo.

La ruta más efectiva para prevenir o tratar el hormigueo en las extremidades, sin exponer el cuerpo a efectos secundarios y riesgos innecesarios, es combinar cambios en el estilo de vida con medicina alternativa. Esto proporcionará un alivio más rápido de los síntomas y al mismo tiempo resolverá el desequilibrio hormonal subyacente. Sin embargo, para algunas mujeres los síntomas de parestesia pueden ser tan graves que requieren un tratamiento más drástico.

3

Opciones farmacéuticas

Las intervenciones en este tercer nivel implican el mayor riesgo y, a menudo, los costos más altos. No todos los tratamientos son adecuados para mujeres en cada etapa de la vida. Por lo tanto, se recomienda buscar el consejo de un médico especialista antes de iniciar cualquier tratamiento farmacéutico para el hormigueo en las extremidades.

Existen dos tipos de opciones farmacéuticas que se pueden prescribir para tratar la parestesia: terapia de reemplazo hormonal (TRH) y medicamentos anticonvulsivos.

Los tres enfoques arriba mencionados no son mutuamente excluyentes. Una mujer puede optar por el más apropiado para ella, o por una combinación, dependiendo de la etapa reproductiva que atraviesa, así como de la frecuencia, duración, y gravedad de los síntomas que experimenta. Sin embargo, hoy en día, cada vez más mujeres encuentran que la forma más efectiva de tratar los síntomas de desequilibrio hormonal es a través de una combinación de estilo de vida saludable y tratamientos alternativos.

Tratamientos del hormigueo en las extremidades

Fuentes