Aborto espontáneo

Por el Equipo Editorial de SheCares | Actualizado: 14 mayo, 2020

El aborto espontáneo, también conocido como aborto involuntario o aborto natural, afecta hasta una cuarta parte de todos los embarazos y puede provocar una tormenta emocional en las parejas, con sentimientos que van desde la tristeza y el arrepentimiento hasta los celos y la ira. Definitivamente, es una de las experiencias más difíciles por las que pueden pasar quienes aspiran a ser padres, aunque muchos de ellos nunca descubran exactamente por qué sucedió.

A continuación se ofrece información útil para comprender mejor el aborto espontáneo y sus posibles causas, así como para aprender cómo prevenirlo o tratarlo cuando está en curso, a fin de preservar la salud de la madre y mejorar las posibilidades de llevar el embarazo a término.

Aborto espontáneo

Sobre el aborto espontáneo

Un aborto espontáneo es la pérdida natural del feto dentro de las primeras 20 semanas de gestación, y se diferencia de la muerte fetal que ocurre después de ese periodo.

La mayoría de abortos involuntarios ocurren durante el primer trimestre, o 13 semanas, y un 50-75% de las pérdidas de embarazo ocurren poco después de la implantación. Como resultado, muchas mujeres pueden tener un aborto espontáneo antes de darse cuenta de que estaban embarazadas.

Algunos tipos de complicaciones de la gestación, como los embarazos molares (crecimiento anormal de la placenta con formación de quistes) y los embarazos ectópicos (el óvulo fertilizado se implanta fuera del útero), también terminan en aborto espontáneo.

Tipos de aborto espontáneo

Aunque, en general, la pérdida temprana en el embarazo se conoce como aborto espontáneo, existen cinco distintivos tipos de aborto espontáneo, como:

  • El aborto consumado ocurre cuando el tejido fetal se ha eliminado totalmente del cuerpo.

  • El aborto incompleto ocurre cuando se ha eliminado la mayor parte del tejido fetal, pero quedan restos en el útero y deben extirparse quirúrgicamente.

  • El aborto inevitable ocurre cuando el cuello uterino está dilatado y el proceso de expulsión del tejido fetal ha comenzado y no se puede detener.

  • El aborto retenido (también llamado "silencioso" o "retrasado") ocurre cuando se produce la muerte embrionaria, pero el tejido no es expulsado. A veces, el tejido fetal se elimina de forma natural, mientras que otras debe removerse quirúrgicamente.

  • El aborto infectado, o séptico, ocurre cuando, luego de la pérdida fetal, los restos de tejido que no se han eliminado se infectan.

  • La amenaza de aborto ocurre cuando hay síntomas de aborto espontáneo, tales como sangrado uterino temprano con dolor abdominal, calambres o dolor de espalda baja, pero el embarazo continúa ya que el cuello uterino permanece cerrado.

Tipos de aborto espontáneo

Causas y factores de riesgo

En la mayoría de los casos, un aborto espontáneo no tiene relación con algo que la mujer haya hecho o dejado de hacer. La mayoría de las pérdidas embrionarias ocurren debido a anomalías cromosómicas, que impiden el desarrollo normal del feto.

Sin embargo, existen posibles causas y factores que podrían contribuir a incrementar el riesgo de aborto espontáneo.

Factores de riesgo de aborto espontáneo

  • Desequilibrio hormonal y deficiencias nutricionales.
  • Trastornos no controlados, como lupus, síndrome de ovario poliquístico (SOP), enfermedad de la tiroides o diabetes, así como problemas uterinos o cervicales.
  • Infecciones, incluidas las enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • Embarazos múltiples.
  • Embarazo después de los 35 años.
  • Consumo de alcohol, tabaco o drogas ilícitas.
  • Peso materno anormal (bajo peso, trastornos alimenticios u obesidad).
  • Pruebas prenatales invasivas, como la amniocentesis.

Contrariamente a la creencia popular, tener relaciones sexuales durante el embarazo no causa un aborto espontáneo.

Causas y factores de riesgo de aborto espontáneo

Signos y síntomas de aborto espontáneo

Las mujeres pueden experimentar diversos síntomas de aborto espontáneo o ninguno,  y al punto que algunas descubren que su embarazo terminó al hacerse una ecografía de rutina.

Síntomas de aborto espontáneo

  • Sangrado vaginal o manchado, incluyendo presencia de coágulos.
  • Flujo vaginal inusual.
  • Cólicos intensos que se sienten como un período.
  • Dolor (sordo a intenso) en la parte inferior del abdomen.

Signos de aborto involuntario

  • Anomalías uterinas.
  • Ausencia de latidos cardíacos en una ecografía transvaginal después de 6 semanas.
  • Cromosomas extra o faltantes.
  • Altos niveles de anticuerpos antifosfolípidos (aFL) y anticoagulante lúpico en sangre.

Es importante tener en cuenta que el sangrado o las manchas en el embarazo, especialmente durante el primer trimestre, no siempre indican un aborto espontáneo.

Signos y síntomas de aborto espontáneo

Efectos y complicaciones de un aborto espontáneo

Efectos sobre la fertilidad

Tener un aborto espontáneo generalmente no disminuye la fertilidad. Pocas semanas después, pasado al menos un ciclo menstrual, el médico autoriza a la mayoría de las mujeres a intentar la concepción nuevamente, si así lo desean.

Efectos sobre la mujer

La mayoría de mujeres se recuperan físicamente de un aborto espontáneo en un par de semanas. Sin embargo, en algunos casos, la pérdida embrionaria puede conducir a una hemorragia o un proceso infeccioso, especialmente si el cuerpo no ha expulsado completamente el tejido fetal.

Además, es posible que las mujeres desarrollen problemas de salud mental después de un aborto espontáneo, incluyendo depresión, estrés o trastornos de ansiedad.

Complicaciones del aborto espontáneo

Si el sangrado se extiende más allá de los 14 días o se vuelve muy intenso, o si ocurren mareos o dolorunilateral en el abdomen, la pelvis o el hombro, se recomienda buscar atención médica inmediata, ya que existe la posibilidad de estar sufriendo complicaciones potencialmente graves o un embarazo ectópico.

Cómo prevenir el aborto espontáneo

Aunque la completa prevención del aborto espontáneo es difícil, reemplazar hábitos nocivos por un estilo de vida más saludable puede reducir efectivamente la probabilidad de un aborto involuntario. Algunas recomendaciones incluyen:

  • Las vitaminas prenatales, como el ácido fólico o el hierro, tomadas antes de concebir y durante el embarazo, disminuyen el riesgo de un aborto espontáneo.

  • Una dieta equilibrada puede resolver posibles deficiencias nutricionales que podrían ser la causa subyacente del aborto involuntario.

  • Los suplementos reguladores de hormonas, como Macafem, contribuyen a equilibrar las hormonas y preparar el cuerpo para un embarazo saludable.

  • El ejercicio puede ayudar a alcanzar un peso saludable, previniendo el sobrepeso o la excesiva delgadez, ya que ambas condiciones se han relacionado con el aborto espontáneo.

  • Abandonar las adicciones antes de concebir contribuye a reducir el riesgo de un aborto espontáneo y ayuda a prevenir defectos congénitos en el feto.

  • Controlar el estrés a través de meditación o ejercicios de respiración puede aliviar con éxito la agitación emocional y sus efectos sobre la salud del embarazo.

Cómo prevenir el aborto espontáneo

Tratamiento para un aborto espontáneo

Cómo tratar una amenaza de aborto

Para tener en cuenta

El sangrado dura de siete a 10 días. Asegúrese de recibir apoyo de parte de su pareja, familiares o amigos. También necesitará toallas sanitarias de alta absorción y analgésicos para aliviar el dolor.

Si nota algún síntoma inusual, como sangrado o calambres, comuníquese con su ginecólogo-obstetra de inmediato o llame a una ambulancia. Estos síntomas no siempre indican un aborto espontáneo, pero deben evaluarse.

Si su médico confirma que está ocurriendo un aborto espontáneo, el enfoque de tratamiento recomendado dependerá de la etapa en la que se encuentra el embarazo. Los consejos pueden incluir:

  • En los casos de síntomas de amenaza de aborto o pérdida espontánea al comienzo del embarazo, generalmente se aconseja descanso en casa, a fin de que el cuerpo se recupere o expulse el tejido fetal de forma natural.

  • Se pueden recetar medicamentos para hacer que el útero se contraiga y expulse el tejido fetal más rápidamente.

  • El procedimiento de dilatación y legrado podría ser necesario cuando la pérdida espontánea ocurre en embarazos más avanzados, para eliminar el tejido fetal restante del útero y prevenir complicaciones.

Cuidados posteriores

La mayoría de las mujeres se recupera físicamente en unos pocos días o semanas, y su menstruación se reinicia de uno a dos meses después de un aborto espontáneo. Sin embargo, algunas mujeres necesitan más tiempo para recuperarse psicológicamente.

Cada mujer pasa por una pérdida espontánea de manera diferente y puede experimentar varias emociones, a menudo conflictivas, como parte del proceso natural de afrontamiento. Es importante recordar que tanto el médico, como terapeutas locales o numerosos grupos de apoyo pueden ayudar a mujeres con experiencias similares a superar este momento difícil.

Tratamiento para un aborto espontáneo

Claves para entender el aborto espontáneo

Aunque a menudo son desgarradoras y difíciles de aceptar, las pérdidas espontáneas son parte natural de la vida reproductiva. En la gran mayoría de los casos, la interrupción involuntaria del embarazo es un evento único en la vida de una mujer, y no impide su fertilidad. Con el tiempo, ella y su pareja pueden sentirse listos para aceptar la idea de concebir nuevamente después de un aborto espontáneo. Mediante la adopción de un estilo de vida saludable, que mantenga el equilibrio nutricional y hormonal, una mujer puede prepararse para volver a embarazarse y dar a luz bebés sanos.

Fuentes